Más artículos


“Sweet Lou”, el dulce Lou, no fue un escolta más, fue un referente europeo desde sus 185 centímetros que escondían a un verdadero killer. Tras la sonrisa del jugón, ¿por qué todos los jugones sonríen igual?, se escondía uno de los mejores anotadores de Europa. Un jugador que cautivó con su exquisita y depurada técnica, así como por su mortífero tiro, a todas las aficiones para las que jugó. Su carisma y canastas decisivas fueron siempre su sello personal, que unidos a un inmenso talento le convirtieron en un jugador diferente y especial que se crecía en los momentos de la verdad.

Criado en la Universidad de Michigan, dónde permaneció cuatro años, fue elegido en la segunda ronda del draft de 1999 con el número 42 por los Minnesota Timberwolves, para posteriormente ser traspasado a Orlando Magic. Sin embargo, y a pesar de su inmensa calidad, nunca llegó a jugar en la NBA y emigró a Europa en diciembre de ese mismo año para fichar por el Muller Verona italiano. Allí permanecería dos temporadas hasta recalar en el Adecco Milán en 2001/02.

Sus 23,8 puntos y 2,7 asistencias de media en su periplo italiano hicieron que Boza Maljkovic se fijará en él para que abandonase la LEGA y fichase por Unicaja para disputar los playoffs de 2002. En la Costa del Sol empezó a forjarse un nombre dentro de la ACB gracias a sus 16,3 puntos y 2,2 asistencias en las dos temporadas en las que jugó para el club malagueño desde la posición base, porque hay que recordar que hasta que Scariolo no llegó al banquillo malagueño Louis jugó casi siempre de uno y el técnico italiano fue quien decidió que pasase a jugar como escolta para que tuviese más libertad y así explotar todo su potencial ofensivo.

De nuevo y tras dos temporadas, tocaba hacer las maletas para fichar por el Real Madrid de la mano de Maljkovic para que abanderada, junto a Felipe Reyes, el proyecto madridista de 2004. A tal extremo llegó su liderazgo e implicación en el club blanco que se convirtió en el  jugador extranjero que más partidos ha disputado con el Madrid, 234.

En agosto de 2010 se despedía de la afición madridista con una carta en la que calificaba esas temporadas como inolvidables:

"Han sido seis temporadas inolvidables. No sabéis lo orgulloso que estoy de haber vestido esta camiseta. Desde el primer día he sentido el peso de su historia y a lo largo de estos seis años me he esforzado por estar a la altura en cada entrenamiento, en cada partido", ha confesado Bullock.
El baloncestista extranjero que más veces ha vestido la camiseta del Real Madrid se ha sincerado diciendo que siempre estará "inmensamente agradecido" al club, con el que le quedaba un año de contrato. "Me siento parte del Real Madrid, de su historia y de su grandeza", dice en la carta.
"Para finalizar, quería deciros que sea donde sea que el destino me lleve, volveré a implicarme a tope con mi nuevo equipo y volveré a luchar en la cancha por estar en lo más alto. A vosotros, madridistas, os llevaré siempre en el corazón"
Joan Plaza copió la idea de Maljkovic, y a sabiendas de lo que podía ofrecerle Louis sobre la cancha, le reclutó por una temporada para reflotar a Cajasol, aportando su granito para asentar las bases de un proyecto que se convirtió en más que sólido de la mano del entrenador catalán.

Después de esa corta pero intensa temporada en Sevilla, ningún club llamó a su puerta hasta que Estudiantes, acuciado por el descenso, se acordó de él en la jornada 32 para que hiciese de salvador del club colegial, pero desgraciadamente llegó demasiado tarde para obrar el milagro.

En la actualidad, y con 39 primaveras a su espalda, Louis sigue impartiendo clases de baloncesto en EEUU en un equipo local de Washington, el Jugganot, al promediar 23 puntos partido. Gracias a ellos su equipo llegó a la final del campeonato con un ‘Sweet Lou’ que destapó el tarro de las esencias con 30 puntos (con seis triples), 4 rebotes y 5 robos, convirtiendo a los suyos en campeones.

Homenaje fotográfico...

Durante sus cuatro temporadas con la Universidad de Michigan
promedió 16.8 puntos, 3,3 rebotes y 2,2 asistencias

Robert Traylor, Willie Mitchell, Ron Oliver...
y por supuesto Louis Bullock.

Consiguió la medalla de oro con EEUU
en 1996 en el campeonato Panamericano sub-22

En la temporada 2003/04 fue el máximo triplista
de la ACB con Unicaja (95 triples, 2.8 por partido)

Con 170 partidos superó a otro leyenda del Real Madrid, Arlauckas,
como el extranjero con más partidos en el club blanco

'Dulce' tirador como demuestra el hecho de sus excelentes
porcentajes ACB a lo largo de su carrera: 47% T2, 40% T3 y 88% T1

En sus dos participaciones en la ULEB (RM y Cajasol)
promedió 12.4 puntos (43.9% T2, 32.8% T3 y 91.6% T1),
1.7 rebotes y 1.1 asistencias.

Ganó el concurso de triples ACB en 2004/05, 
2006/07 y 2008/09

Jugó con tres equipos la Euroliga (Muller Verona,
Unicaja y Real Madrid) promediando 14.1 puntos 
(48.3% T2, 40% T3, 87.2% T1) en ocho temporadas

Campeón ACB 2006/07 ante el Barcelona

14.7 puntos, 1.8 rebotes, 2.2 asistencias y 13.2 de valoración
son sus promedios durante su dilatada carrera ACB

Campeón ACB 2004/05 en la "Liga del
triple de Herreros". Nominado MVP de aquella
final con 19.2 puntos, 3 rebotes, 3 rebotes 
y 19 de valoración

La espectacularidad siempre estaba presente 
en todas su acciones

Compartió capitanía y liderazgo con Felipe Reyes
en el Real Madrid

El Madrid le rindió un merecidísimo homenaje cuando regreso
a la que fue su casa con Cajasol

Felipe Reyes hizo de maestro de ceremonias para entregarle
una camiseta conmemorativa por sus 234 partidos con el RM

Subcampeón de la ULEB con Cajasol en 2010/11

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada