Más artículos


El baloncesto es uno de los deportes más completos que existen. A diferencia de otros, en el basket hay que utilizar todo el cuerpo y hay que estar en constante alerta como demuestra de hecho de tener que defender y atacar cada 24 segundos.

Es por eso que nuestro querido deporte es muy beneficioso para nuestros hijos y si no es la mejor, es una de las mejores elecciones si estamos ante de la duda de que actividad física deberían escoger nuestros pequeños.

La práctica de ejercicio físico, sea de la forma que sea, beneficia a los peques y les garantiza una buena calidad de vida, sin olvidar el factor diversión como precisa principal. Los niños deben divertirse siempre, ¿hay algo mejor que sonrisa de nuestros hijos?, y es por ello que cualquier actividad que practiquen deben venir de la mano de la alegría, desahogo emocional y gusto por practicarla. Nunca debe ser una obligación o una imposición, puesto que son los mayores enemigos de la diversión.

El baloncesto es un deporte dinámico y divertido que se puede practicar desde edades muy tempranas. Una simple canasta de juguete es suficiente para aportar a nuestros hijos beneficios físicos como mayor coordinación y concentración, mejora ostensible de sus reflejos, desarrollo de agilidad y habilidades locomotrices, aporte de resistencia física, mejora de la resistencia muscular y sistema cardiovascular…

La gran cantidad de beneficios físicos son una parte importante pero no forman el ‘todo’. Hay otra parte importante, beneficios emocionales, que son incluso más significativos que los corporales al aportar al niño sociabilidad (si tiene un carácter introvertido), actuar con rapidez por la propia dinámica del juego y a resolver situaciones problemáticas, como es el caso de un final de partido apretado.

Es por tanto que el basket fomenta la autonomía y la autoestima del pequeño, y le ayuda a sentirse parte importante de un grupo enseñándole a trabajar en equipo, palabra muy importante para el mañana. Sin obviar que uno de los mayores aprendizajes en un deporte de equipo es la cooperación y el compañerismo, y que la competitividad tan inculcada hoy en día en todos los ámbitos de la vida hay que dejarla a un lado, puesto que contaminan a nuestros hijos.

En definitiva, el baloncesto es un deporte ideal para los niños, alejándolos del senderismo que nos ha tocado vivir en estos tiempos de PlayStation, ordenadores y demás distracciones nocivas.

0 comentarios :

Publicar un comentario