Más artículos


El martes se presentaba la temporada 2015/16 de la Liga Endesa con el nuevo eslogan: “Liga Endesa, una liga de oro”. Un lema que años atrás hubiese sido perfecto, ya que éramos la mejor liga de Europa y no precisamente por organización o estructura sino por disfrutar de los mejores jugadores del continente y de aquellos que la NBA descartaba y que aquí marcaban diferencias. Mientras en la pista todo era espectáculo, algarabía, fantasía y competitividad (recordemos aquel TAU o Unicaja que le disputaban de tú a tú la liga al Barça o Madrid) el resto de fallos en el engranaje organizativo de nuestra liga pasaban inadvertidos.

Pero desgraciadamente el amigo Don Dinero se evaporó, la burbuja irreal en la que vivíamos inmersos explotó y eso conllevó que casi todos los equipos, a excepción de los futboleros Madrid y Barça, se vieran poco a poco ahogados y abocados a ir recortando sus presupuestos al faltarles el balón de oxigeno que patrocinadores, Diputaciones, Ayuntamientos u otras administraciones publicas suministraban a los clubes. Esa crisis acarreó que los clubes tuviesen y tengan graves problemas económicos de los que a día de hoy aún no saben cómo salir. No supieron sembrar en los tiempos de bonanza y ahora recojan tempestades por culpa del despilfarro que supuso gastar más de lo que tenían.

Sin embargo el debate a día de hoy sigue abierto, ¿sigue siendo la Liga Endesa la mejor liga del mundo tras la NBA? Para mi rotundamente no. Pero hay quienes se resiste a ello y mientras eso suceda seguiremos viendo como otras ligas nos superan en cuanto a organización, estructura, economía, competitividad, jugadores de calidad, venta del producto… Es decir, el quitarnos el vanaglorio de ser la segunda mejor liga del mundo.

Mientras los dirigentes de nuestra competición se han dormido en los laureles, han mirado para otro lado o no han podido/sabido cómo arreglar el desaguisado en el que se ha convertido nuestra competición, otra liga nos ha superado en status y solo es cuestión de tiempo que otras más lo hagan de seguir en la dirección que vamos. Es el caso de la liga turca, que según publica el portal ‘Eurohoops’ nos ha revelado al segundo puesto como mejor liga de Europa tal como publica en su artículo “ranking de las mejores ligas domésticas de Europa”.

Las razones son más que evidentes. Todo aficionado que se precie las conoce al dedillo, salvo desgraciadamente nuestros dirigentes, porque aún no entiendo como no derriban esta casa en ruinas como es la ACB y se modernizan de una santa vez con una normativa y estructura acorde con los tiempos que corren.

La liga turca nos supera en asistencia a los pabellones, prueba del creciente interés del baloncesto en ese país. En solvencia y superioridad económica, lo que se traduce en que buena parte de los mejores jugadores del continente prefieran jugar en Turquía (fuga de talentos). Incluso entrenadores de renombre también están poco a poco emigrando al país otomano, como es el caso de Obradovic e Ivkovic.

Otro factor a tener muy en cuenta es la competitividad. La ACB se ha convertido en los últimos años en un binomio Madrid & Barça en el que ningún equipo ha sido capaz de entrometerse por no saber reinventarse en tiempos de crisis, o más bien adelantarse a ellos cuidando la cantera, mirando por cada euro ingresado, presionando a la propia liga para cambiar las reglas del juego de los despachos… Sin embargo en Turquía saltó la sorpresa (¡ojala ocurriese aquí más pronto que tarde!) al ganar la liga el Karsikaya, rompiendo de esa manera la hegemonía que Fenerbahçe Ulker y Anadolu Efes mantenían años atrás.

Por último el tema de los ascensos y descensos le ha hecho un flaco favor a la Liga Endesa. El despropósito vivido este verano con Burgos y Ourense ha llegado hasta el infinito y más allá de los ridículos, y seguramente hemos sido la comidilla baloncestística fuera de nuestras fronteras por este grotesco asunto.

Precisamente hace unos días Misko Raznatovic concedía una entrevista para la web ‘El Juego de Naismith’ y venía confirmar la teoría de Eurohoops: “La liga turca es más fuerte. El baloncesto ACB es más bonito y atractivo y su organización es mejor, pero la liga turca es más fuerte porque los equipos que van del séptimo puesto al último tienen mucho más presupuesto y mejores jugadores que los equipos ACB de esas mismas posiciones”. Se puede decir más alto pero no más claro.

Con tal avalancha de problemas nuestra liga no puede autodenominarse o calificarse de oro, en todo caso es de plata. En el pódium ya hay un país que nos supera y el resto de ligas, según ese ranking, se acercan peligrosamente a la ACB y dentro de muy pocas temporadas podrían relegarnos a posiciones más bajas en caso de poner remedio a la salud de la Liga Endesa.

Señores dirigentes saquen sus libretas y tomen nota por favor del resto de ligas, es muy fácil, solo hay que coger lo mejor de cada una y enriquecerlo un poco. Ellos están haciendo todo lo posible por mejorar sus competiciones, nosotros no.

Ranking
1. Liga turca (BSL).
2. Liga Endesa (ACB).
3. Rusia (VTB League).
4. Alemania (BBL).
5. Grecia (HEBA)
6. Francia (LNB).
7. Italia (LEGA).
8. Balcanes (ABA).
9. Israel (Super League).
10. Lituania (LKL).

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada