Más artículos


Real Madrid vs Barcelona o Barça vs Madrid, el orden de los factores no altera el producto. He ahí los dos grandes dominadores de nuestro baloncesto del último lustro sin que ningún otro equipo haya podido entrometerse en su hegemonía autoritaria, y todo por culpa de la maldita crisis económica que ha dejado a clubes como Baskonia o Unicaja un par de pasos por detrás a la hora de construir plantillas a la altura de los dos clubes futboleros.

El binomio Madrid & Barça parece que empieza a cansar o aburrir a casi todo el mundo por la previsibilidad a la hora de acometer los títulos nacionales, y ya no solo por el reparto entre ambos (cinco Supercopas, cuatro Copas del Rey y cuatro ligas, con balance 7-6 para los de Pascual) sino porque salvo la Copa del Rey de 2013 donde ambos se vieron abogados a enfrentarse en cuartos de final (aquel año la final la jugaron Valencia y Barça), los dos siempre han disputado todas las finales nacionales habidas y por haber desde el año 2011, temporada en la que aterrizó Pablo Laso en el Real Madrid.

Estamos ante el cuarto enfrentamiento de la temporada entre ambos (y los que nos quedan) y a día de hoy el balance es favorable a los blancos por 2-1. Los de Laso vencieron en la Supercopa por 99-78 y en Euroliga por 97-73, y de los Pascual ganaron en ACB en el Palau por 76-68, aunque a buen seguro los blaugranas clamaran venganza por la pasada Copa del Rey cuando ya acariciaban el título y solo una canasta in extremis de Sergio Llull les apartó de la gloria.

Pero no solo hablamos de rencillas presentes, también de pasadas o más bien de futuras en busca de la hegemonía o de proclamarse el Rey de Copa. Hasta la fecha el Madrid ha logrado 24 Copas y el Barça 23, por lo que lógicamente (aunque durante el partido no piensen en ello) los jugadores blaugranas no querrán que esa distancia se convierta en dos y por tanto el objetivo será igualar a los blancos en el ranking copero.

Y como la historia no tiene más que un camino y parece que solo hasta ahora la supremacía Barça & Madrid ha existido, un dato que revela que hasta la ‘intromisión’ de los Unicaja, y sobre todo Baskonia, que estos dos grandes trasatlánticos ya ejercían su dominio en nuestro país al ser el partido copero más repetido (19, ocho de ellos en la final) con un claro y contundente marcador a favor del Barça, 15-4 en el computo global y 5-3 en las finales.

Pero más allá de la historia o de los pasados enfrentamientos hoy sobre el parquet del Gran Canaria Arena tendremos el privilegio de disfrutar de mucha calidad: desde el descaro y juventud de Hezonja & Abrines, pasando por los movimientos de bailarín al poste de Tomic o la samba desde la dirección de Huertas, hasta la garra y corazón del indomable Llull, la magia de Sergio Rodríguez o la versatilidad de Rudy Fernández para aportar en todas las facetas del juego.

¿Qué quién será el MVP de esta Copa? Si echamos un vistazo a los partidos de cuartos y semifinales tenemos tres candidatos que sobresalen por encima del resto: Ante Tomic (21 y 19 de valoración ante Valencia y Unicaja respectivamente), Rudy Fernández (25 y 15 de valoración ante CAI y Penya respectivamente) y Sergio Llull (19 y 23 de valoración ante los rivales citados en el caso de Rudy). ¿Pero quien dice que no puede ser otro el MVP? ¿Quién dice que no puede ser otro el protagonista de la final ante tanta calidad? ¿Hezonja para asentarse definitivamente en la elite, Abrines para dar un golpe en la mesa, Ayón para demostrar el porqué de su fichaje por el Madrid y de paso dar a Pascual un dolor de cabeza u Oleson por aquello de su no pasado madridista…?

Ambos han llegado de una forma muy bien distinta a la final. Mientras que los blaugranas casi siempre han jugado a la misma velocidad de crucero en sus dos partidos, jugando al desgaste del rival y sabiendo que tarde o temprano su calidad acabaría imponiéndose así como su profundidad de banquillo, los blancos se han dejado llevar en las primeras partes para luego en los terceros cuartos ahogar a sus rivales con unas grandes defensas. Por tanto el Madrid no podrá plantear esta tarde esa estrategia porque si no estará muerto cuando quiera darse cuenta y los de Pascual tendrán que emplear su velocidad de crucero pero con ciertos matices, como dejar correr a los blancos y castigar una y otra vez la infrautilización del juego interior merengue.

Para no cansar al personal, y obviando números y estadísticas (estos partidos suelen salirse de ese guión como regla general), algunas curiosidades para terminar:

En las dos últimas décadas solo el Barcelona ha sido capaz de revalidar el título (temporadas 2010 y 2011) y los de Laso están ante la oportunidad de conseguirlo en caso de ganar de hoy, puesto que el pasado ejercicio se hicieron con la Copa.

El Barça disputará su sexta final consecutiva, récord absoluto de la competición.

Pablo Laso podría igualar a su colega Pascual con tres antorchados coperos en caso de que su equipo ganase hoy la Copa.

Felipe Reyes y Juan Carlos Navarro son los dos jugadores en activo con más presencias en la fase final de la Copa del Rey.

Y por último un dato más que curioso: en las últimas tres temporadas el equipo que ganó la Copa del Rey perdió la final ACB. Real Madrid en 2012 y 2014, y Barcelona en 2013, por tanto, tú como seguidor de uno de los dos equipos ¿Qué prefieres que pase hoy, ganar la Copa e intentar romper esa maldición o no tentar a la suerte?

¡¡¡Que ambos equipos nos ofrezcan un bonito espectáculo, que es de lo que se trata!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada