Más artículos

Info Post


A menudo, en el deporte, se emplea la frase “con lo que nos ha/n dado”, siendo esta la peor enemiga a la hora de planificar el futuro de un proyecto deportivo. Y esto es precisamente lo que podría ocurrirle al Real Madrid de Baloncesto. Un Madrid, que con Laso, ha vuelto a la senda de los triunfos continuos, tanto en juego (su principal valedor) como de títulos.

El proyecto Laso se ha cimentado sobre un grupo de jugadores extraordinarios llamados Llull, Chacho, Rudy, Carroll, Reyes (como columna vertebral), Doncic, Ayón, Nocioni… Pero todo en la vida llega a su fin o se agota, y este es precisamente el aspecto que empieza a asomar en una plantilla excelsa, agotamiento. Amén de alguna que otra metedura de pata, con Felipe Reyes de protagonista, o filtraciones en forma de fichajes para dar un toque de atención a algún que otro jugador (Ayón).

Un agotamiento que es más físico que mental, me atrevería a decir, por aquello de la edad. Las piernas ya no responden igual con 25-30 años que pasada la treintena. Es pura física, la cabeza quiere ejecutar una cosa, pero las piernas te dicen otra. Así de cruel es el deporte y la vida en sí.

El Madrid llegó a Vitoria con la vitola de favorito, y tras el varapalo, los jugadores son sabedores de la oportunidad pérdida. Se dio el escenario perfecto para poder levantar otra Euroliga, pero el rival también juega y cuando dilapidas una ventaja bastante jugosa eres merecedor de perder, por mucho que se hable del doble rasero de medir de los árbitros.

A los chicos de Laso se les fundieron los plomos en el último cuarto contra el CSKA. El bloqueo mental y físico (sino que se lo digan a Llull) fue evidente. Faltó frescura en los momentos decisivos, y por más que Laso mirara el banquillo en busca de ella, no había ni una gota.

Y no la hubo por dos cuestiones, error en la planificación al no fichar un tercer base de garantías el pasado verano, y porque en la actual plantilla (los que cuentan para batallas de verdad) superan la treintena y con lesiones de mayor o menor medida a sus espaldas en estos últimos años.

El Madrid debería aparcar los sentimentalismos, y dar paso a introducir el bisturí a la hora de confeccionar la próxima plantilla en lugar de hacer arreglos cosméticos. No hace falta ser drásticos y echar a media plantilla, ojo, pero si dejar la tónica de los últimos años de fichar un par de jugadores solamente. Traer más jugadores no sería sinónimo de cargarte el proyecto, más bien de sentar las bases para continuar en la senda de los éxitos.

La rumorología sitúa a Brandon Davies en la órbita del Real Madrid, que vendría a sustituir a Gustavo Ayón. A buen seguro que el club no quiere verse envuelto en otro culebrón con el mexicano como hace un par de veranos, y hace bien en cubrirse las espaldas.

No debería ser la única operación. El club debería recordar que “no se debe morir de éxito, puesto que este podría durar más tiempo”.

3 comentarios :

  1. Bueno, pues antes de nada, lo dicho, me alegro de verte de nuevo por estos lares, que se te echa y mucho en falta (al Juanpe escritor, el otro ya se que está ahí). ¿Qué decir? estoy muy de acuerdo con lo que dices, supongo que igual que cualquier aficionado que no se deje llevar por el forofismo. No comulgo con la vitola de favoritos cuando te enfrentas a plantillas como CSKA o Fenerbahce, aunque les ganásemos el año pasado. ¿Son batibles? si, pero que les ganemos porque tenemos mejor roster me parece muy atrevido cuando ellos tienen más bolsillo y siempre se refuerzan con piezas inalcanzables. Si tengo la sensación que podríamos habernosla llevado porque mentalmente estabamos fuertes, pero caimos en varios errores habituales como los de algunos jugadores de no defender como si les fuese la vida u otros de pensar que debían ser los héroes del partido sin pensar a veces que hay más jugadores en la pista que pueden hacer tanto o más que tú. No voy a decir que perdimos por los árbitros, pero lo de los 42 tiros libres de ellos fue de traca y en tus peores sensaciones puedes pensar que eliminarían por falta a Tavares (puede ser), Rudy (con una técnica entre medias incomprensible) y Facu, pero sucedió así y en el otro lado de la canasta no se pitaba por igual... Te lo tienes que comer con patatas y seguir dando ese extra que necesitan estos partidos para ganar, creo que la cagamos en el minuto 6 del último cuarto tras los tres triples de Llull y esa técnica a Laso y esa voragine negativa, no la supimos afrontar a nuestro favor, los equipos campeones emergen cuando todo está en su contra y nos faltó eso en los minutos finales.
    A mí, y eso que amo a Felipe, me ha gustado lo que ha ocurrido, necesitaba esa cura de humildad y darse cuenta que es un gran jugador pero tiene 39 años y otra leyenda de su tiempo se retiró en su mismo equipo hace un par de años al ver que no iba a jugar tanto como desearía tras ganar una EL dos años antes y ser el propio MVP. A Felipe se le respeta por ser el capitán e incluso se le renueva para que juegue con 40 años en este equipo, pero ya era hora que Laso le pusiera el rol que debe tener en la actualidad y no el que ha venido teniendo hasta este año por ser el capitán y leyenda de este equipo, siendo uno de esos jugadores que parecía que le decía a su entrenador cuando debe jugar y cuando no... ¡Y no es el único en este equipo que parece por encima del entrenador, podría enumerar dos más y alguno que ya no está!, así que por ese lado me gustó el palito que le dio la afición al igual, siempre con respeto, al que se le dio a LLull contra el CSKA, que parece que a algunos jugadores hay que vitorearlos cuando las cosas salen bien y cuando les salen mal y tienen buena parte de culpa, mirar hacia otra gente o al entrenador, porque está mal visto decir algo malo de una persona que es una leyenda en tu club y una cosa, no quita la otra... por eso 100% de acuerdo con todo tu post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cambiar cositas, pero tampoco puedes pasarte, simple y llanamente porque la evolución tiene que ser progresiva y pasarte puede hacer destruir un equipo campeón que se lleve más títulos que la supercopa o no, va a estar peleando por todo y no siempre se puede ganar, pero no significan por ello que no sirvan.
      A Ayón por todo lo que he leído, si es verdad lo que dicen, puerta y gracias por los servicios prestados, si se quiere quedar no le haría un contrato largo, más bien de 1+1 y con una bajada salarial de esas que se te caen los pantalones, o ama al club y la acepta o muestra ese lado mercenario de hace un par de años y adiós, fichando a Davies o lo que se tercie que no sea lento, tenga su aportación ofensiva y no sea un descosido en defensa. Y lo del base, ¡ay, lo del base! primero no entiendo porque no se ha dado oportunidad a Pantzar, que se desligó de la cantera este verano, estuvo un mes sin equipo descansando en Suecia y le fichamos como tercer base (este dato no lo sabe la gente) y ¿qué hacemos? pues estropearle un año a un chaval que podía haber tenido rodaje en ACB y no tirar de Prepelic como tercer base en las lesiones, al igual que hemos defenestrado a Kuzmic, o al propio Kremen dándole muchos minutos menos de lo que esperábamos (y eso es mucho descanso para jugadores pasados de la treintena que, a veces, no paraban con dos partido de EL entre semana y uno de ACB el finde). Es importante acetrtar con el tercer base el año que viene, renovar a Causeur y Jeff y el morbo de ver que va a pasar con los pívots de momento espero que el capi, acepte su rol

      Eliminar
    2. El Madrid por segunda vez esta temporada dejó escapar una diferencia de puntos jugosa. Tendrían que hacérselo mirar. En cuanto a Felipe, a mi personalmente no le valen las disculpas posteriores. Un tío de su experiencia y edad, no puede decir eso a viva voz. Mejor lavar los trapos sucios en casa. Además debió mirar quienes se quedaron sin jugar ese día o durante la temporada. Debe comprender que su papel es hacer de nexo entre la plantilla y la directiva, por ejemplo, y hacer que los nuevos se acoplen más rápido.
      Ayón no merece una renovación al alza, si a la baja... El problema es que Felipe sigue, sino me valdría Ayón para ser el quinto pívot y asi tenerlo fresco para los momentos algidos de la temporada.

      Eliminar