Más artículos


Montas un circo y te crecen los enanos, podría ser una de las frases aplicadas al Real Madrid tras la plaga de bajas que asola al equipo. Primero fue la lesión de Llull en verano con la selección española, luego la marcha de Trey Thompkins a USA por la enfermedad de su madre, y ahora llegó el turno para Randolph y Kuzmic, llevándose el serbio la peor parte al perderse lo que resta de temporada.

De ahí que todas las alarmas se hayan encendido en el club madridista al quedar en cuadro el roster interior del equipo. Pablo Laso solo puede disponer a día de hoy de Ayón y Felipe Reyes, más el “parche” de Maciulis como cuatro, y durante las próximas tres/cuatro semanas será así mientras Randolph se recupera de su luxación del hombro derecho. Así que al Madrid no le queda otra que acudir al mercado para afrontar con garantías las exigencias del calendario (Euroliga y ACB).

Los nombres como sustituto de Kuzmic (que puedan jugar Euroliga y comunitarios) no se han hecho esperar, a veces por intereses de los representantes y otras por conseguir el clic fácil y esperar que suene la flauta. Fuera como fuese, estos son los nombres "factibles" que se están barajando tras descartar “prácticamente” a Walter Tavares:

Gasper Vidmar (2,08 – 31 años - esloveno). Una virtud: Su eficacia sobre la pista. Un defecto: Limitado repertorio ofensivo.
A nadie se le escapa su gran Eurobasket. Le tocó en muchas ocasiones bailar con las más “feas” (por ejemplo contra los Gasols) y siempre salió airoso. Es un jugador rocoso que no se arruga nunca, un fajador incansable. Posiblemente el prototipo de pívot que calce como un guante con el estilo Laso. En su contra, es más bien un 4,5 y no es precisamente un jugador de las características de Kuzmic, sin obviar que renovó el pasado verano por dos temporadas con el Banvit. Como curiosidad, este que escribe lanzó un tweet con su nombre ayer y con el paso de las horas parece que es el objetivo número uno.



Moustapha Fall (2,18 – 25 años - francés). Una virtud: gran presencia bajo los aros, especialmente en el aspecto defensivo, gracias a sus 2,28 de envergadura. Un defecto: Suele cargarse de faltas con facilidad.
Tras Tavares, es el prototipo de jugador que mejor encaje como sustituto de Kuzmic. El pasado verano el Barça quiso ficharlo pero el jugador declinó la oferta en busca de más minutos y más protagonismo en el Sakarya turco: Me sentí muy honrado cuando mi agente me dijo que había una oferta del Barcelona y tardé varios días en decidirme, pero en el Sakarya tengo una gran oportunidad para seguir progresando deportivamente con más minutos y más responsabilidad”. Resulta un tanto extraño que un jugador de su envergadura y movilidad no sea ya carne NBA. También resulta curioso que no quisiese ir al Barça puesto que es un mejor escaparate para marcharse a USA, que es su objetivo final.


Arturas Gudaitis (2,08 – 24 años – lituano). Una virtud: Gran efectividad jugando el Pick and Roll. Un defecto: Mejorar técnicamente su mano izquierda. Uno de los posibles tapados puesto que aún ha sonado en muy poco en los mentideros madridistas. Alterna la posición de 4 y 5 sin problemas. En la Eurocup 2016/17 promedió 13.2 puntos, 8.3 rebotes y 19 de valoración con el Lietuvos Rytas, lo que hizo que firmara dos años por Olimpia Milano. Es una de las grandes “promesas” lituanas.


Mouhammadou Jaiteh (2,11 – 22 años – francés). Una virtud: Gran reboteador. Un defecto: Defensivamente, poca movilidad lateral. Este espigado pívot del Limoges podría ser el gran tapado. Sería la apuesta más arriesgada de todas si nos fijamos en su DNI. Quizás su desembarco en el Madrid fuese un poco precitado por aquello de no poder darle todos los minutos que necesitaría para terminar de explotar definitivamente, pero sin duda sería una gran apuesta de futuro.


Hay más nombres como Joel Freeland, cuyo historial de lesiones es largo desgraciadamente y el Madrid no puede fiar toda su suerte a tal curriculum, el retorno de Sebas Saiz ¿? e incluso repescar a Augusto Lima… Está última opción sería la más barata y la que quizás al club guste más (forzosamente) por aquello de no tener que pagar cláusula... Confiemos en el buen hacer de la dirección deportiva. 
Anterior
Este es el artículo más reciente
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario