Más artículos


Quizás no haya habido en nuestro baloncesto un jugador con tanto talento, al margen de Pau Gasol, como Raül López. Con Raül sobre la pista el baloncesto cobra vida en todos los sentidos gracias a su exquisita calidad y talento innato. Siempre fue el JUGÓN con mayúsculas y quienes les conocen bien aseguran que nunca llegamos a ver ni el 50% de su magia por exigencias del guion, es decir, porque en este maravilloso deporte se trata de ganar a toda costa y ello lleva intrínseco el dejar al lado el divertirse en exceso sobre la pista y aparcar el juego de globetrotter que fluye por sus venas.

El verdadero Raül, la verdadera magia de su juego, la han podido disfrutar la infinidad de compañeros que ha tenido allá donde jugó y los aficionados, periodistas y gente cercana al baloncesto que han asistido a sus entrenamientos. Ese era Raül en estado puro, el que muchos chavales de la Penya se quedaban anonadados al ver de lo que era capaz de hacer sobre el parquet. Sin lugar a dudas hubiese pagado, no una, sino diez entradas para ver al ‘Genio de Vic’ entrenar, por verle tirar a canasta una y otra vez, porque nunca he visto una ejecución del tiro tan exquisita y perfecta como la de Raül.

Siempre fue un base diferente al resto, nada que ver con el pasado ni con el futuro, más bien una ‘rara avis’ porque sencillamente aunar en un solo base una cabeza prodigiosa, manos de artesano, tantísimo talento técnico, infinidad de fundamentos… Es y será prácticamente imposible. Sencillamente en el diccionario la palabra ‘base’ debería ir asociada a una imagen de Raül López.

El heredero de John Stockton, palabra mayores de las que estoy convencido que no lo eran tanto si no hubiese sido por las malditas lesiones de rodilla, estaba llamado a comandar durante todos estos años a los Juniors de Oro a los éxitos cosechados, estaba llamado a ser el BASE de nuestra selección sin discusión alguna, a formar junto a Pau Gasol y Navarro un triunvirato temible, una leyenda sobre la que escribir durante generaciones venideras, pero que la mala fortuna nos la birló sin previo aviso.

Sus rodillas nos dejaron huérfanos de ese Raül que “tenía una velocidad de ejecución, y sobre todo de lectura e intuición de lo que pasaba sobre la cancha absolutamente superior”, en palabras de Sergio Scariolo, un entrenador que ha tenido en el Mago de Vic a su jugador fetiche.

El baloncesto tiene varias deudas pendientes con ‘Harry Potter’, como así me gusta llamarle, en forma de títulos y una carrera más dilatada en la NBA, y solo espero y deseo que algún día nuestro deporte le devuelva de una forma u otra lo que un día le arrebató, el ser considerado el mejor base y ¿Por qué no? El mejor jugador exterior de todos los tiempos de nuestro país.


4 comentarios :

  1. El mejor jugador exterior de la historia de nuestro país es Navarro... mal que me pese como madridista... pero si Raul no hubiera sufrido lesiones quizás ese reinado de la Bomba no hubiera sido tan claro... creo que no he visto a ningún jugador botar el balón con la elegancia que lo hacia este crack de visión única. Jugon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, te dejo las siguientes declaraciones de un entrenador que conoce al dedillo a todos los integrantes de los Juniors de Oro
      Sainz de Aja, sobre Raúl López: “Sin lesiones y sin Pau, el mejor español de la historia”
      Para mi gusto no le falta ni una coma

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo que con el tema Navarro no creo que se pueda discutir, pero que este hombre, pese a sus rodillas ha realizado una carrera de basket estupenda, me hubiera gustado saber que hubiera pasado si estas no hubieran tenido lesiones... ha sido y hasta que se retire es uno de mis jugadores favoritos y por supuesto, aunque me linchen por mi opinión prefiero a un Raül López que a un Chacho, por mucho que ambos tengan "magia" uno es mucho mas inteligente en pista que el otro y potencia mejor a quienes le rodean y al equipo en si...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Raude coincidimos en el tema de ser uno de nuestros jugadores favorito. Y también estoy de acuerdo contigo, si me dan a elegir me quedo con Raül sin dudarlo. Me dolió que el Sr. Messina prescindiera de él para su proyecto en el RM, siempre pensé y viendo los diferentes bases que han pasado desde entonces por el Madrid que tenía sitio de sobra en el club blanco. Me hubiese encantado que la pasada temporada hubiese sido integrante de la plantilla del RM y haber obtenido la Euroliga

      Eliminar