Más artículos


Tras algunas temporadas deportivas discordantes con el nivel deportivo que se le presuponía, Unicaja siempre estuvo presente en la máxima competición europea gracias a las polémicas Licencias A. Sin embargo, y ahora que Unicaja vuelve a recuperar el caché y prestigio perdidos en ACB de la mano de Joan Plaza, la Euroliga ha desheredado al club malagueño de dicha Licencia en la reunión mantenida el pasado 7 de mayo.

De esta forma el máximo organismo europeo pretende que nuestro país solo cuente con tres representantes fijos en lugar de cuatro como venía siendo habitual, siendo Unicaja el mayor damnificado toda vez que Barcelona, Real Madrid y Baskonia mantendrán ese privilegio. La razón para excluir al club malagueño de ese selecto club es bien sencilla, se hace un baremo (a expensas de que finalice esta temporada) teniendo en cuenta meritos deportivos, ingresos televisivos y ocupación de su pista, y Unicaja será el cuarto tras darse a conocer la puntuación final.

Cuando se celebre la Asamblea de la Euroliga en julio, Unicaja perderá de manera oficial su Licencia A, un pasaporte que le permitido codearse con los 24 mejores equipos del continente a pesar de no haber disputado los playoffs de la Liga Endesa durante dos temporadas. Así que al club malagueño no le queda otra que recurrir a la vía deportiva para jugar la Euroliga 2015/16, y eso pasa por clasificarse para semifinales de la ACB y competir contra Bilbao Basket o Valencia Basket (equipos que jugarán el todo por todo en su duelo directo de cuartos ACB). Yendo más allá, Unicaja podría permitirse el lujo de quedar apeado en semis si Bilbao o Valencia también lo hicieran, ya que sus méritos deportivos son mayores que los dos equipos mencionados.

Pero, ¿Qué ocurriría si Unicaja cayese ante Baskonia en cuartos? En ese caso sería Bilbao o Valencia quienes jugarían la Euroliga junto al Real Madrid, Barcelona y Baskonia (propietarios de Licencias A), y los malagueños se verían obligados a jugar la Eurocup. Sin embargo, y tal como informa ‘La Opinión de Málaga’, el club tiene previsto un plan B por si ocurriese la tragedia de caer en cuartos y este pasa por hacerse con una ‘wild card’, la cual es una invitación para poder disputar la Euroliga.

El club lleva trabajando ese asunto desde hace un mes, por si ocurriese lo peor, y las noticias son alentadoras. La Euroliga tiene reservadas cuatro ‘wild cards’ para países cuyo crecimiento baloncestístico está en auge: Turquía, Alemania, Francia y Reino Unido. Sin embargo, Bertomeu ha explicado públicamente, que aún teniendo mucha fe en el basket de Inglaterra, no les ve con nivel como para que un equipo de aquel país juegue la Euroliga la próxima temporada y es ahí donde Unicaja entra en escena. El club tiene contactos muy avanzados para hacerse con esa invitación en caso de caer ante Baskonia y quedar eliminado.

0 comentarios :

Publicar un comentario