Más artículos


Con el título ACB todavía en juego, la maquinaria del Barcelona no descansa a la hora de confeccionar el nuevo equipo de la próxima temporada. Son varias las piezas que se moverán en cuanto a altas y bajas se refiere, y el primer nombre que ha salido a la palestra para abandonar el Palau es Tibor Pleiss.

El pasado mes de febrero el club blaugrana ya intentó desprenderse del pívot alemán a través de un trueque con Brose Baskets. La idea era cambiar ‘cromos’, Pleiss se iba Bamberg y aterrizaba en el Barça el pívot Mbakwe, jugador que reunía precisamente el perfil interior del que no disponía el equipo, intimidación y capacidad atlética. Sin embargo la operación no cristalizó porque el club alemán se negó a negociar.

A día de hoy el pensamiento del Barça sigue siendo el mismo, deshacerse de Pleiss toda vez que Ante Tomic tiene apalabraba su continuidad y ambos tienen un perfil muy similar. Y es ahí donde aparece en escena el Bayern de Múnich, tal como informa ‘Eurohoops’, informando que ambos clubes han mantenido conversaciones para que Pleiss regrese a Múnich.

A Pleiss le resta una temporada de contrato con el Barça a razón de un millón de euros, y ambos clubes han llegado al acuerdo para pagar esa cantidad a medias, es decir, 500.000 euros cada uno.

El rendimiento de Tibor Pleiss en el Barça no ha sido el esperado, y podríamos encontrar varias explicaciones para ello. Pascual nunca le encomendó el rol adecuado, más bien le hizo un flaco favor pretendiendo que hiciera de Ante Tomic y en otras de Dorsey, olvidando lo más simple, no le hizo jugar de Pleiss. Eso sumado a la falta de minutos, que han ido mermando la confianza del alemán, hace que nos encontremos con un juguete roto e inservible para el nuevo proyecto blaugrana.


Otro nombre propio en la actualidad blaugrana es Joan Creus. El secretario técnico podría estar meditando muy seriamente la posibilidad de dejar su cargo este verano y poner de esa manera punto final a una trayectoria de siete años en el Barça. Creus piensa que su puesto está pesando demasiado en su vida debido al estrés y la presión a la que se ve sometido a diario, tal como informa ‘Mundo Deportivo’.

Desde el club se está haciendo todo lo posible por renovarle (su contrato expira en junio), y el Barça ya le ha presentado una propuesta de renovación porque considera que su labor durante estos siete años ha sido muy buena.

A la espera de la decisión final, Creus sigue trabajando en la confección de la próxima plantilla del Barça con el reto de construir una que recupere la hegemonía de antaño y de paso volver a ver al Real Madrid por el espejo retrovisor.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada