Más artículos


Durante la pasada edición de la Copa del Rey Antonio Martín comentaba en la retransmisión del Joventut vs Real Madrid de semifinales que el Rudy Fernández de la Penya le gustaba más, y de ahí que haya decidido darle de nuevo vidilla a “El Debate” con mi gran amigo y partener Eduardo, que siempre está dispuesto a ‘discutir’ conmigo en este tipo de debates como el que hoy nos atañe: ¿A quién preferís, al Rudy del Madrid o al de la Penya?

Os invitamos a participar en twitter bajo el hashtag #rudyfernandez…

RUDY MADRID
@Raude44


No seré yo quien descubra que el Rudy de la Penya (sobre todo los dos últimos años con los títulos del equipo y personales) ha sido uno de los mejores jugadores nacionales que he visto en mi vida, para mí, el mejor jugador de la historia de los verdinegros, que me disculpen Margall, Villacampa, Montero, los hermanos Jofresa o donde llegue Ricky...
Anotador excelso, no sabías desde donde, pero sabías que esa bola iba a entrar, gran mejora de la defensa gracias a Aíto, llegó a ser el mejor recuperador de alguna liga y líder de un equipo que en la 2007/08 consiguió la ULEB y la Copa del Rey junto con Ricky, Mallet, Barton, Moiso, Jagla o Sonseca. ¿Qué hubiera marcado "una época de renacimiento en su club"? No lo creo, pues el equipo se desintegró por falta de dinero, cosa que Villacampa ha reconocido muchas veces. Ricky al año siguiente se fue al Barcelona por poner un ejemplo... Su última etapa simplemente coincidió con los años dorados del club, pero un equipo no lo hace un solo jugador.
También se puede decir que tras dos operaciones muy duras de espalda, ya nunca le vimos igual de acrobático o tan volador a la hora de encarar al aro, pero ese Rudy no ha parado nunca de evolucionar. Antes era mucho más fresco y ahora mucho más cerebral y determinante en las etapas del partido cuando su equipo más lo necesita.
Soy de los que piensa que podría haber seguido varios años más en la NBA, que después de la época sufrida con McMillan en Portland, llegó a disfrutar en los Nuggets, pero gracias a Dios, sopesó la idea de volver a la ACB y jugar en el Real Madrid.
Desde entonces ha ganado 3 Supercopas de España, 1 Liga ACB, 2 Copas del Rey (en la 2011-12 ya no estaba en el equipo) y ha llegado a dos finales de la Final Four y a otras dos ACB.
Aún y todo, siendo la principal referencia del equipo, el líder entre tanta vaca sagrada y elegido el año pasado por la NBA como el mejor jugador que no juega en su liga, la gente tiene el valor de criticarle. ¿Qué abusa del triple me dices? mírate las estadísticas y verás que tiraba mucho más de 3 cuando estaba en la Penya y por cierto, el "Lasosistema" abusa del triple en general y muchos en particular, salvo Slaughter jejeje.
Me dirás que ya no anota tanto o que no destaca de forma espectacular sobre el resto como lo hacía con el Joventut, pero no puedo comparar los nombres escritos anteriormente con los de Llull, Chacho, Felipe (básicos en la selección que tantos títulos nos ha dado), Carroll (2 veces máximo anotador de la ACB), Chapu y Ayón (con pasado NBA) o Maciulis y Bourousis (contrastados en Europa y en sus equipos). Lo digo también por el reparto de minutos, nadie juega en este Real Madrid o Barça, las minutadas de un Rudy en Badalona y las habichuelas te las ganas en pista porque si la cosa va bien no juegan exclusivamente para ti.
Pese a ello, Rudy siempre es el que suele aparecer en los momentos difíciles del encuentro, de los máximos anotadores del mismo, de los que más se faja en defensa y de los que completa el partido con asistencias, rebotes, robos y demás intangibles. Es el jugador por donde pasan la mayoría de las patatas calientes que deciden el partido, y en el que los compañeros se escudan cuando vienen mal dadas. Cuando los equipos rivales se enfrentan al Madrid, es el jugador más nombrado por sus entrenadores y jugadores. Sin duda es el faro del equipo, el jugador que necesitaba el equipo como buque insignia para conseguir llegar lejos en todo y competir por títulos, el chaval que se fue a la NBA, seguramente hubiera sido un Carroll, un tirador del equipo.
El único defecto que le veo con respecto a su etapa en el Joventut es que le pierde la boca o gestos que puede evitarse pues solo provocan cismas innecesarios. Pero hay que dejar claro, que sin él, esta época plagada de títulos, no sería igual, porque los blancos e incluso la selección española, deben mucho a Rudy y soy de los que piensa que, cuando se retire, es cuando le empezaran a valorar por sus gestas en su justa medida, mientras yo lo disfruto y muchos otros lo sufren o le critican.
RUDY PENYA
@23Juanpe33


Me lo pones realmente fácil amigo Edu, tus dos primeros párrafos bien podrían ser mi argumento inicial. Denoto también de tus líneas más predilección por el Rudy de la Penya que por el del Madrid, y aunque lo negarás, te delatas tú mismo. Y a mi me tendrá que disculpar Rudy y compañía, pero el mejor jugador de la historia del Joventut es Jordi Villacampa por razones más que evidentes y palpables.
El Rudy que vimos en la Penya simplemente me enamoró por su frescura, desparpajo, capacidad física y sobre todo por su gran talento ofensivo, un talento que le llevaba a anotar en cualquier situación y ante cualquier rival. Ese Rudy me recordó por momentos al grandísimo Drazen Petrovic (ojo no comparo, para mí el Genio de Sibenik es uno de mis dos Dioses baloncestísticos) por su forma para inventarse las canastas, por su forma de sacar de quicio a sus rivales, por su forma de resolver los partidos en los instantes finales… Ese Rudy, desgraciadamente, ya no volverá y todo por culpa de la NBA que le encasilló como tirador y poco más.
El Rudy del Madrid es más completo. Tiene un registro más amplio en sus prestaciones sobre la cancha que el verdinegro, pero insisto, a día de hoy no he llegado a ver a ese Rudy incisivo en ataque, ese Rudy que veía un hueco en la defensa y penetraba hasta la cocina una y otra vez. Te recuerdo aquella serie ante el Real Madrid en la que el Joventut puso contra las cuerdas a los Plaza con un 1-2 en semis y todo gracias a un Rudy excelso que hizo que los verdinegros forzarán el quinto partido.
Que Rudy esté rodeado de mejores compañeros hoy en día que en el pasado verdinegro no tiene nada que ver para que aquel chaval que emigró a la NBA era el diablo baloncestísticamente hablando, un diablo ofensivo que rozó el Olimpo de los Dioses y que de no haber escuchado cantos de sirena americanos podría haber marcado una época de renacimiento para su Joventut aunque tú lo niegues tirando del aspecto monetario. La sola presencia de Rodolfo hubiese sido reclamo suficiente para atraer patrocinadores y que por ejemplo Aíto y Ricky no se hubiesen marchado.
Se habla de Rudy hoy en día como un jugador dominante por aquello de cubrir casi todas las parcelas de juego, por aportar en ambos lados de la pista, no lo negaré, pero su registro ofensivo está algo acotado, ya no le veo tantos como en la Penya y si te fijas en ocasiones abusa mucho del triple en lugar de intentar penetrar hasta la canasta como antaño o forzar la personal cuando el partido está en el momento de la verdad. ¿Qué abusaba en la Penya del triple? Aquel Joventut de Aíto practicaba un juego similar al del Madrid de hoy en día, era puro espectáculo con Rudy como Capitán General y nadie, absolutamente nadie, ha sabido sacarle todo el jugo a Rodolfo como Aíto García Reneses, y su abuso en el triple como verdinegro venía más acompañado de variedad ofensiva y del otro baloncesto, ese que tu apuntas que hace en el Madrid y que ya practicaba en la Penya.
Amigo mío, Rudy Fernández es un jugadorazo hoy en día pero todo se resume a cuestión de fidelidad, y hubo un día en el que un niño vestido de verdinegro y con el cinco en la espalda me sedujo en aquella Copa del Rey de Sevilla de 2004 y terminó de enamorarme en la de 2008, por lo que comprenderás que no se puede estar enamorado dos veces ni ser infiel a un sentimiento tan profundo como aquellos que me produjo Rudy Fernández al verle en acción y recordarme que el basket es precisamente eso: talento y descaro ofensivo a raudales.

0 comentarios :

Publicar un comentario