Más artículos


Una vez más quienes dirigen el cotarro de nuestro baloncesto han conseguido que un gran evento de nuestra ACB, como es el sorteo de la Copa del Rey, pasé desapercibido, tenga poco brillo y se emita de forma semiclandestina, haciendo bueno el dicho de entre todos la mataron y ella sola se murió. Y es que es inconcebible que un acto de la altura que se le presupone roce la cutrez sin que casi nadie alce la voz en pro de realizar un acto que al menos roce la dignidad que merece nuestro baloncesto.

Para empezar el acto se ofreció de forma furtiva por el canal de youtube de la Liga Endesa habilitado para la ocasión dejando escapar la oportunidad de emitirlo a bombo y platillo por Teledeporte (era más importante volver a retransmitir Estudio Estadio), dando muestras inequívocas de lo poco que le importa a los dirigentes de TVE el baloncesto, porque a fin de cuentas es un producto que les sale gratis y mientras siga enterrado en el fango en el que se encuentra seguirá saliéndole a coste cero, es decir, fabuloso para sus intereses económicos/partidistas.

Luego, una vez metidos en faena, el acto estuvo impregnado de poca brillantez, nulo espectáculo y frialdad extrema. No es posible que a un torneo de tanto prestigio como es nuestra Copa, no acudan al sorteo los entrenadores y jugadores de los equipos implicados como primeros damnificados que son. Son ellos quienes tienen que dar las primeras impresiones, quienes tienen que dar juego a la prensa con sus declaraciones… Pero no, no les molestemos mucho con un viaje innecesario para decir cuatro chorradas y salir en la foto de rigor. No merece la pena vender bien la copa canaria, total, se vende sola ¿no?

Para más inri ni una cara conocida en el escenario, ni una sola personalidad ilustre de baloncesto, sobre todo ex jugadores y así aprovechar la ocasión de que los más jóvenes los conozcan. Esos héroes (llámense Epi, Solozábal, Corbalán, Cabrera, Arlauckas, etc etc etc) que han hecho grande nuestro deporte y que de una manera u otra han aportado su granito de arena para que el deporte de la canasta en nuestro país sea seguido por miles de aficionados. En lugar de eso un presentador que se sabía de memoria el nombre de las chicas que extraían las bolas (¿quería ganar puntos con ellas para después del sorteo?) y no el de los ocho equipos implicados. Para mear y no echar gota, señoras y señores.

Decía que el acto me resultó frío y desangelado por la poca presencia de personas al mismo, y es que resulta lógico viendo su organización y el horario elegido para ello. Aunque viendo como está montado el chiringuito daría igual ponerlo a las seis que a las nueve de la noche. Si el basket se nutre de nosotros, los aficionados, ¿Por qué no elegir un horario más permisivo para los aficionados y de esta manera hacerles participes del mismo? Daría mucho más colorido y espectáculo al sorteo el tener las gradas repletas de aficionados y que a su vez fueran algunos de estos los elegidos para extraer las bolas… En definitiva darle más vidilla al evento y hacer un show del mismo al más puro estilo NBA.

Pero para que engañarnos, visto lo visto hoy en Canarias, es comprensible que el basket esté donde esté, nadie o casi mueve un dedo por auparlo donde se merece porque a fin de cuentas sería muy molesto y engorroso trabajar en ello y buscar nuevas formulas que saquen a este paciente de la UCI.

0 comentarios :

Publicar un comentario