Más artículos


El 20 de diciembre de 1988 el Chicago Stadium acogía uno de los mejores duelos que se podían vivir por aquella época, los emergentes Bulls de Jordan contra el equipo que mecía la cuna de la NBA de la mano de Magic Johnson, y como no podía ser de otra forma ninguna de las dos estrellas defraudaron.

Como era lógico, todas las miradas estaban fijadas en los dos mejores jugadores de todos los tiempos, y que a día de hoy generan innumerables debates en torno a cuál de ellos es el ‘number one’.

Chicago, o más bien Jordan, querían lo que los Lakers y Magic tenían, títulos y el reconocimiento de todos, y la mejor forma de ir a por ello era ofrecer una gran actuación individual junto con una victoria a los ojos de la NBA y del planeta basket. Y, lógicamente, Magic no iba a ceder su cetro así como así.

Los Lakers llegaron con un balance 16 victorias y 8 derrotas, y los Bulls con un 13-10, y como cabía de esperar el choque no iba a dejar a nadie indiferente puesto que ambos cracks iban a brindar todo su repertorio de magia y espectáculo a los 18.676 fans que abarrotaban el viejo coliseo de Chicago.

Los Bulls dominaron la primera mitad de cabo a rabo y el marcador fue una prueba irrefutable (49-59). Pero en el tercer cuarto la maquinaria angelina se puso manos a la obra con Magic al mando de las operaciones para estrechar el marcador (82-83), y dejar que el último cuarto dictara sentencia.

Sin embargo, y a pesar del empuje y experiencia de los angelinos en esas lindes, Chicago no se amedrentó en los minutos decisivos y tiró de una grandísima defensa junto con un gran ataque liderado por Jordan para llevarse el gato al agua por 103-116.

Ambos 'reyes' habían puesto toda la carne en el asador para guiar a sus respectivos equipos al triunfo, pero solo podía quedar uno y ese fue Michael Jordan, aunque solo ganó una batalla y no guerra momentáneamente.

Magic finalizó con 31 puntos (11/18 TC), 4 rebotes, 12 asistencias y 3 robos en 41 minutos de juego. Y Jordan con 42 puntos (11/23 TC), 7 rebotes, 8 asistencias y 4 robos en 39 minutos.

0 comentarios :

Publicar un comentario