Más artículos


La noticia ha corrido como pólvora desde que ‘Solobasket’ publicase: “Gustavo Ayón fichará por el Real Madrid tras llegar a un acuerdo con la entidad blanca”, una simple frase que ha entusiasmado al madridismo hasta límites insospechados. El mexicano es la clase de jugador que encandila a cualquier aficionado por motivos obvios: calidad a raudales, polivalencia colectiva e individual (es un cuatro que puede jugar de cinco en un momento dado) y garra.

El Mundial realizado por el ‘Titán de Nayarit’ ha sido sencillamente espectacular liderando a la selección de Mexico hasta los octavos de final, donde se toparon con un ‘coco’ llamado USA. Sus promedios (17.6 puntos, 7.6 rebotes y 1.4 asistencias para 19.2 de valoración) durante la Copa del Mundo han despejado todas las dudas sobre su estado físico (recordemos los problemas que últimamente ha tenido en un hombro), lo que finalmente ha hecho que el Madrid se decidiese por su fichaje.


Pero resultando un fichajazo en toda regla, no debemos olvidar que en su día el club blanco pecó de cicatero (tal como reconoció José Quintana para el blog ‘Área 18’) al no querer pagar al Fuenlabrada 60.000 euros para comprar sus derechos federativos en Europa, lo que acarreó que el Barça finalmente se hiciese con esos derechos. Aunque a esa cantidad irrisoria hay que añadirle entre 300.000 y 500.000 euros que el Barça prestó al jugador para que este comprase su libertad (1,1 millones de euros) para poder ir a la NBA. Es decir, el Madrid tendrá que indemnizar a su eterno rival con una cifra cercana a los 550.000 euros para poder oficializar el fichaje según publica ‘El Confidencial’, toda vez que el club blaugrana le comunicó al jugador el pasado mayo que no entraba dentro de sus planes.

Toda vez que el anuncio oficial es solo cuestión de tiempo, el fichaje genera unas cuantas dudas en el aspecto colectivo de como quedará finalmente confeccionada la plantilla.

Polivalencia. La llegada de Ayón multiplica muchísimo las combinaciones que Pablo Laso (está por ver si Katsikaris no le sustituye en los próximos días) tendrá a su disposición. Los quintetos son variados según de qué forma se quiera jugar: Llull, Rudy, Nocioni, Ayón y Bourousis, sería el cinco más lógico que a bote pronto y para no alargarme en demasía se le ocurre a casi todo el mundo. Después también estaría la posibilidad de hacer jugar al mexicano de 5 con Nocioni de 4 para dotar al equipo de mayor rapidez defensa-ataque… Las opciones son infinitas y para todos los gustos.

Mayor agresividad y espíritu de lucha. Su fichaje dotará al equipo de la garra y tesón del que adoleció el equipo el pasado ejercicio, sin olvidarse que Nocioni también es un jugador importantísimo en ese aspecto. Tanto el mexicano como el argentino son jugadores que nunca se arrugan, y su determinación puede llegar a intimidar en muchas ocasiones al rival.

Rebote. Fue un mal del que pecó el equipo el pasado ejercicio. Primero porque no había un tres que destacase especialmente en esa faceta (Maciulis y Nocioni palian ese aspecto) y porque de los interiores solo Felipe es un especialidad/fajador en la lucha por el rebote. Al capitán se sumará la brega de Ayón en ese apartado tan importante del juego.

¿Plantilla de 13? A estas horas esa es una de las grandes preguntas, que salvo filtración, parece que solo tiempo nos dará una respuesta. Todo hace indicar que así será y que el sacrificado en las convocatorias será Marcus Slaughter (renovado a precio de oro por dos años a razón de 800.000 euros por temporada, cuando quizás le llovían las ofertas de los grandes de Europa ¿no?) pues se me hace difícil digerir su rescisión y ‘enseñarle toda la pasta’ al estilo Jerry Maguire. La otra posibilidad que se me antoja es que Carroll (otra renovación sin sentido por la cantidad de años pactada) y gran damnificado ante la llegada de Rivers, sea el cabeza de turco, dando paso a que Nocioni actúe en su posición natural, alero.

Si hace unas semanas afirmaba que “a veces ‘peores’ jugadores hacen mejores equipos”, mi halo de optimismo en torno al nuevo Madrid se queda corto ante el salto de calidad que se producirá con el fichaje de Ayón.

2 comentarios :

  1. Si la noticia termina siendo verídica sería un fichajazo que haría mucho mejor al equipo porque se necesitaba algo así. Eso si no me cuadra nada... Ni el presupuesto ( suma todo y tiene que ser superior y no inferior al año pasado) ni lo de que ahora haya 4 extracomunitarios a falta que Campazzo consiga ser italiano y por lo que parece Ayon intenta ser español. Ni lo de las 13 fichas ni nada... Si tengo que elegir quien se va Marcus o Jaycee decir que prefiero se vaya Slaughter e incluso lo del finiquito recordar que a Carroll le restan mas años de contrato ya que renovó por 4 temporadas y no dos como supuestamente ha renovado Slaughter ( nunca se ha hecho oficial por esto del silencio de la sección). Y en serio yo creo que empezará na temporada Laso, me parecería deprimente hacer una pretemporada con el de entrenador y se vaya justo antes de empezar la liga. Muchos movimientos, muchos asuntos sin cerrar y mucho dinero para el que se especula esperemos que al final todo cuadre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La noticia es verídica al 95% (hay consenso de casi todas webs/periodistas que está hecho, y solo un empecinamiento -que no se dará- del Barça podría torpedear el fichaje).
      El presupuesto finalmente no baja, se mantiene con respecto al pasado ejercicio. El primer cobro de la clausula de Mirotic irá destinado al fichaje de Ayón. En este sentido ha habido volantazo final puesto que en principio el dinero de Niko no se iba a gastar.
      En cuanto a los cuatro extranjeros, Campazzo obtendrá pasaporte italiano antes de comenzar la temporada, ya está tramitado y solo queda pendiente el tema burocrático que ya se sabe que es lento, pero para octubre estará o al menos eso dicen.
      Tener tres extranjeros (Ayón, Slaughter y Rivers) hará que forzosamente haya convocatorias en ACB, no así en Euroliga que no hay limites de extracomunitarios.
      En cuanto Carroll/Slaughter en el caso de Jaycee me refería a ser descartado en convocatorias.
      Un saludo crack!!!

      Eliminar