Más artículos


Esta semana el portal Eurohoops ha hecho público uno de los grandes secretos de la Euroliga, los premios económicos que reciben los equipos que juegan la Euroliga, y son realmente sorprendentes. En efecto, al contrario que la UEFA que tiene los premios que reparte en la Champions League bien anunciados en su web, la Euroliga hasta el momento ha sido muy reacia a hacer públicos estas cifras, algo incomprensible pues no debería haber nada que ocultar en una competición deportiva de máximo nivel, ya que sí tiene publicada las reglas de la competición, unas reglas que parecen “leoninas”, pero que excluyen las recompensas económicas.

Si bien la UEFA apostó por grandes cantidades económicas para evitar una liga propia por parte de los equipos históricos del fútbol europeo, en el baloncesto los clubes sí se embarcaron en mejorar la copa de Europa creando la Euroliga, convertida ahora en un “ente” con entidad propia y unas reglas en muchos casos polémicas, como las licencias A que permiten participar en ella a algunos clubes pese a tener unos resultados deportivos irregulares.

Una vez vistas las cifras que abona la Euroliga, cualquier comparación con el fútbol es imposible. Mientras que en la Champions por ganar un partido se obtiene nada menos que un millón de euros, en la Euroliga se obtienen 7.000 euros. Asimismo, el ganador del torneo baloncestístico obtiene 250.000 euros, recibiendo los otros participantes de la Final Four 125.000, 75.000 y 50.000 € en función del puesto final, mientras que al ganador de la Champions obtiene 10’5 millones de euros, el finalista 6’5, los semifinalistas 4’9 millones, etc. Es más, por jugar la Champions tienes un fijo de 8’6 millones de euros, mientras que en la Euroliga debes abonar un cheque a modo de garantía de que no abandonarás la competición (algo absurdo) de 300.000 € si tienes licencia A o 100.000 € si tienes licencia B, que te devuelven al final de tu licencia, descontando las posibles multas que te hayan puesto. Peor aún lo tienen los equipos que quieran acceder jugando la fase previa o por una invitación, en cuyo caso deben abonar 300.000 euros no reembolsables, y hacerse cargo de los gastos de la fase previa (los árbitros cuestan 1000 euros…). En las reglas puede verse que los clubes hacen muchas más concesiones como por ejemplo la imagen de sus jugadores, de su escudo, etc. para labores de merchandising o para la web de la Euroliga.

Al igual que en el fútbol, es la Euroliga la que gestiona los derechos de televisión de los equipos, si bien en el baloncesto estos reciben el 80% de dichos contratos mientras que en el fútbol es el 75% (única y pírrica diferencia que mejora al fútbol), derechos que ahora van muy a la baja. Por tanto al club le queda este importe de los derechos televisivos y la venta de entradas. Como bien calculan en Eurohoops, el ganador de este año, si venciera en todos los partidos de la competición necesarios para llegar a la Final Four, ganaría 27 partidos y obtendría un premio final de 439.000 euros, menos de la mitad que ganar un partido cualquiera de la Champions. Y esto si no recibes ninguna multa, que no es de extrañar en la Euroliga. Y en su normativa deja claro que por una sanción leve te puede costar hasta 30.000 euros, y por algo grave, puede llegar hasta los 280.000 euros.

Pero, ¿podría dar la Euroliga más beneficio a los clubes? La Euroliga anunció recientemente que la pasada temporada obtuvo un beneficio bruto de 1’4 millones de euros, por lo que esto indica que no tiene mucho margen de maniobra para mejorar estas cantidades…Y con estos datos es muy difícil pensar que un club de primera línea del baloncesto europeo pueda hacer positivo un presupuesto cargado de altos sueldos y que rondan los 25-30 millones de euros. Algo no funciona en el baloncesto europeo, cuando cualquier comparación con el fútbol o con la NBA deja en mal lugar a la rentabilidad y viabilidad actual de los clubes europeos. Pero siempre quedará el prestigio de jugar y ganar la primera competición continental, y que es el espíritu que mueve el deporte.

0 comentarios :

Publicar un comentario