Más artículos


En esta ocasión mi buen amigo Edu y un servidor decidimos hacer el debate en torno a la continuidad o no de Pau Gasol en los Lakers. Si sería más conveniente que buscará nuevos aires en verano, o si debería seguir ligado a la franquicia angelina renovando su contrato. Como siempre esperamos vuestra participación aquí con comentarios o bien en twitter a través del hashtag ‘#debatejypcom’. 
Sin más preámbulos, el debate…
Edu Martínez: ¡SEGUIR EN LAKERS! 

Me alegra que utilices la palabra romanticismo porque en eso me baso para defender el hecho de que Pau Gasol siga el próximo verano con Lakers. Apelo a él, tanto para aquellos que son fans incondicionales de Pau, como aquellos que son fieles seguidores del equipo, y no de sus dirigentes, para defender mi postura. No hay peor sensación que cuando se va tu jugador de tu equipo favorito, o cuando ves que el siguiente paso que pueda dar en su carrera, es recesivo y no hacia delante.
Siempre voy a echar la culpa, llegados a esta situación, a dos personas que por desgracia tienen las riendas de un equipo que sigo desde la época del showtime con Magic a la cabeza: Mitch Kupchak y Jim Buss. Ambos no han sabido gestionar el equipo desde la consecución de los dos anillos, más si cabe tras la marcha de Phil Jackson y la retirada y posteriormente muerte del gran Jerry Buss. Porque, amigo Juanpe, te aseguro que con estos en el equipo a Pau se le hubiese tratado de forma muy diferente.
Es verdad que por culpa de estos dos,  nos han vendido a un Pau de “usar y tirar” y gran moneda de cambio para reforzar el equipo. La gran tontería empezó cuando quisieron cambiarle a él y a Odom a cambio de Chris Paul, y desde entonces, le han metido en mil fregados y, curiosamente, de todos ha salido indemne y ahora tiene la decisión en sus manos.
Llegados a este punto, y que nadie le va a ofrecer el contrato que tiene en la actualidad, habiendo un gran recorte en el mismo… ¿qué opina Pau y qué opinan los Lakers?
Pau quiere estar en un equipo que aspire al título en los próximos años, no quiere ni en pintura a Mike D’Antoni de entrenador, y quiere sentirse útil y pieza clave en el equipo que esté. Pienso que Lakers, uno de los equipos más millonarios de la NBA, amén del número de títulos de la franquicia, apostará por hacer algo grande la campaña que viene, con un fichaje estrella, una gran elección en el Draft, la vuelta de Kobe y una remodelación de la plantilla, en la que se especula no descartar a Pau, aunque  tendrá un buen recorte en sus emolumentos. Cada vez parece más claro que D’Antoni será despedido, si no lo han hecho ya, es porque su despido sale caro y nunca olvidemos que Pau está encantado de vivir en Los Ángeles y nunca ha querido marcharse del equipo y ahora elige él y no ellos…
Los Lakers por su parte, siguen viendo a Pau como una pieza útil en estos años, más si cabe como un comodín en caso que ninguna estrella recaiga en la plantilla el año que viene y como tú mismo dices, un jugador con unas características que en la NBA difícilmente van a encontrar y, si viene un nuevo entrenador, seguramente no le hará ningún asco tener a alguien como Gasol en el vestuario, además de contentar con ello a Kobe Bryant.
Creo que es la oportunidad de oro para Kupchak de hacer las cosas “bien” y devolver de alguna manera a Pau, todos los días de mal gusto que le ha hecho pasar. También pienso que cuando la temporada termine y Gasol vea como transcurre todo y los movimientos que se van a dar en la franquicia mientras dispute el Mundial, le aclaren las ideas, ya que el que piense que Pau ya tiene la decisión tomada ahora mismo, simplemente no cree en el romanticismo.
Dejadme soñar, una vez más, pues si la carrera de Pau en Lakers en los últimos tres años ha estado llena de imposibles y de días en blanco y negro, superándolos  todos, ¿por qué ahora no puede haber color? Pau no es Dwight Howard… siente los colores.
                          J .Pedro Núñez: ¡OTRA FRANQUICIA! 

La relación amor/odio de Pau con los Lakers es vieja y conocida. La franquicia, salvo la época de los dos anillos, siempre le ha maltratado e incluso repudiado, y ahí está la hemeroteca para tirar de ella con pruebas irrefutables. Han tensado la cuerda en multitud de ocasiones, para luego bajarse los pantalones, y sin pedir disculpas (¿Quién lo hace en los tiempos que corren?), darle un poco, solo una pizca, de afecto al comprobar que el cambio de cromos no es tan sencillo cuando se habla de Pau. No es fácil encontrar en la NBA un jugador de su calibre y por tanto los Lakers han reculado en más de una ocasión.
Amigo Edu te agarras a mi apunte, difícil encontrar un jugador como Pau, a sabiendas que en actual panorama baloncestístico es muy complicado encontrar jugadores interiores de calidad. Loable por tu parte aferrarte a ello y más aún sabiendo que te tira el color purpura y amarillo de la franquicia angelina, pero lo mejor para ambas partes es que separen sus caminos.
Soy de la opinión que es mejor irte cuando no te quieren en un sitio, y los Lakers, por activa y por pasiva, han dejado un reguero de sangre en ese sentido. Para ser un estorbo o no sentirte valorado es mejor buscar otros lugares donde deseen tu presencia y se te aprecie. Todo ser humano, por muy ermitaño que sea tiene su corazoncito, y necesita ser valorado a nivel profesional, que es la mejor inyección para elevar tu rendimiento.
Quizás esa última afirmación sea un tanto romántica en un mundo dónde en la mayoría de las veces el “enséñame la pasta” es suficiente para rendir tributo o pleitesía a unos colores o escudo, pero soy de la vieja escuela amigo mío, y es mejor el sentirte importante dentro de un proyecto que un puñado de dólares más.
En torno a ello deberían de ir las reflexiones de Pau, en mirar su futuro fuera de los Lakers. El otear el horizonte más allá de la ciudad del glamour, en buscar una franquicia que colme sus aspiraciones deportivas, dónde siga siendo un jugador importante y a la vez tenga aspiraciones de conseguir un anillo, su tercero en el caso de lograr ser campeón. Porque no creo que vaya muy desencaminada mi postura de lo que pueda pesar Pau: “Por fin este verano seré dueño de mi destino”.
Sintomáticas palabras para un Pau que debe estar harto de todo lo que rodea los Lakers, desde Kobe hasta Phil Jackson, porque todos absolutamente todos los que tienen o tuvieron peso dentro de la franquicia despotricaron de él de una manera u otra, y ya es hora que Pau pueda decidir por sí mismo, sin ataduras, eligiendo la franquicia y el entrenador que le miren a los ojos y le digan: “Pau te queremos con nosotros, apreciamos tu valía como jugador y eres precisamente lo que necesitamos para ser campeones”.
El tiempo da y quita razones, y cuando los Lakers echen la vista atrás verán que tuvieron a uno de los mejores jugadores del planeta en sus filas, y que solo se dedicaron a culparle de muchos de sus males, cuando precisamente esos males se atajaban por otras vías o simplemente la misma franquicia era culpable de casi todos ellos.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada