Más artículos


Está noticia fue la escogida por esta casa para este día tan especial...

Ni Doellman ni Vesely, el elegido por Pablo Laso, en acuerdo total con Alberto Herreros y Juan Carlos Sánchez para sustituir a Nikola Mirotic ante la marcha de este a los Bulls en 2014 es Víctor Claver. El jugador valenciano no está a gusto con su situación en Portland donde no cuenta en absoluto para la franquicia. Al contrario de lo que hizo Rudy (airear su malestar), tanto Claver como su representante se han reunido con los dirigentes de los Blazers para transmitirles su inquietud o malestar ante su situación y la franquicia le ha prometido el ‘buyout’ de su contrato al termino de la presente temporada, dándole la opción de regresar a Europa, la prioridad absoluta de Claver.


El Madrid que seguía muy de cerca de las evoluciones de Doellman aparcó desde el minuto cero su interés por el ala-pívot taronja al conocer del propio Claver su gran predisposición por desembarcar en la capital de España, dejando a un lado la otra oferta que tenía sobre la mesa, la de Joan Creus y el Barça. A día de hoy la propuesta de juego de Laso es una tentación muy grande a la que casi ningún jugador se puede resistir, y más aún cuando el pasado verano Llull, Rudy y Sergio Rodríguez le hablaron de todos los entresijos del club, así como de Pablo Laso.

Laso ya ha charlado por teléfono en dos ocasiones con Claver, hecho que el jugador ha valorado muchísimo, y Víctor ya sabe que es lo que esperaría o querría el entrenador blanco de él. Alternaría la posición de 3 y 4 dependiendo de las necesidades del equipo, aunque siempre la prioridad sería la posición de ala-pívot, ya que Laso quedó muy satisfecho de su rendimiento con España el pasado verano cuando Orenga apostó por él como cuatro titular de la selección. Pablo está convencido que dándole mucho más protagonismo desde esa posición, así como la confianza necesaria e ilimitada, su rendimiento estaría acorde con lo que todos estos años siempre se ha esperado de él, y que por "h" o por "b" nunca se llegó a ver en su totalidad o con cierta regularidad. Es más, Laso ve ciertas similitudes entre Claver y el Chacho, y su gran reto es sacar al gran jugador que lleva dentro Víctor al igual que ha hecho con Sergio Rodríguez.

El acuerdo entre el Real Madrid y Claver es total. Tres temporadas a razón de un millón de euros netos por cada una de ellas, con opción de renovar la relación una temporada más por parte del club.

La única pega en toda esta historia es saber si los Blazers cumplirán su palabra y ejercerán el ‘buyout’ sobre Claver, al que le restarían dos temporadas de contrato con Portland, a razón de 1,3 millones de dólares por cada una de ellas. Incluso si llegase a producirse tal hecho, el Madrid que tendría esperar 48 horas para oficializar el fichaje, plazo en el que cualquier franquicia podría reclamar sus servicios.  Si transcurrido ese plazo ningún equipo lo quisiese, Claver se convertiría en agente libre restringido siendo dueño absoluto de su destino, un destino que se teñirá de color blanco.

El último fleco sería Valencia Basket, que es poseedor de los derechos del jugador al incluirlo en el derecho de tanteo cuando emigró a EEUU. El Real Madrid tendría que negociar con los taronjas, aunque este último aspecto no preocupa en exceso a la secretaría técnica blanca al tener el sí rotundo de Claver y además emplearía el dinero obtenido por Mirotic en su totalidad para convencer a los dirigentes valencianos si hiciese falta.

0 comentarios :

Publicar un comentario