Más artículos


El desastre asoló de nuevo el baloncesto en Grecia. Tercer partido de la final de liga entre Olympiacos y Panathinaikos, y estos últimos tuvieron que celebrar el título en pleno vestuario por el aluvión de lanzamientos de bengalas y demás objetos que cayeron sobre la pista.

De tal dimensión fue el bochornoso espectáculo, que el encuentro se suspendió a falta de 1:26 para conclusión ante la magnitud que estaban tomando los acontecimientos. Todo ello derivo en las siguientes palabras: “Puto Deporte”, pronunciadas por Vassilis Spanoulis avergonzado por todo lo que estaba ocurriendo y que son recogidas por Gazzetta’.

La estrella del Olympiacos y de la pasada edición de la Final Four continuó expresando su rabia y a la vez desconsuelo: “Estamos viviendo tiempos muy difíciles en nuestro país y en lugar de ser un buen ejemplo, somos todo lo contrario. Sabéis que amo y estoy orgulloso de mi país, pero me avergüenza decir somos un mal ejemplo constante… Lo que ha ocurrido traspasa los límites del deporte”.

Pero su enfado iba más allá de lo sucedido y mostraba también su frustración por las insinuaciones de dopaje de su equipo desde diferentes sectores: “¿Cómo es posible que digan que ganamos la Euroliga porque nos dopamos?, es una vergüenza para nuestro país. No nos dopamos, cada mes pasamos controles”.

Y para concluir quiso mandar otro recadito para todos aquellos que se han olvidado de la noche a la mañana de los dos entorchados de Euroliga consecutivos: “La frustración es grande, no por haber perdido la liga, sino por la manera y por todo lo que ha ocurrido. Es como si no hubiésemos hecho nada en dos días. Hemos conquistado dos Euroligas, llegamos aquí y se nos trata como si fuésemos nada, es como si fuera un deporte totalmente diferente. En Grecia jugamos a un deporte y en Europa a otro”.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada