Más artículos



Cuando empezó la temporada el comisionado de la NBA lo tenía muy claro, quería evitar a toda costa el teatro por parte de los jugadores y para ello iba a sancionar todos y cada uno de los ‘floppings’ que se produjesen.

Algunos se preguntaran que es un flopping, es fácil y sencillo, consiste en simular un contacto inexistente por parte del defensor para obtener una falta en ataque por parte del atacante o la inversa.

Durante los dos primeros meses de competición la NBA sancionó en catorce ocasiones esa acción, en el tercer mes la cifra bajó considerablemente con solo tres sanciones, y en el último mes no se ha producido en ninguna ocasión esta acción. Resulta sintomático, ¿no?.

“Las sanciones han producido los efectos deseados y los jugadores se lo piensan más a la hora de realizar teatro”, tal como afirma Stu Jackson vicepresidente de operaciones de la liga. Y es que no hay nada mejor que tocar el bolsillo de los jugadores para que esta acción no haya tenido que ser sancionada desde el pasado 24 de enero. JJ Barea (Minnesota), Evans & Wallace (Brooklyn) y Kevin Martin (Oklahoma), han sido multados dos veces con 5.000 dólares y en caso de reincidir por tercera vez la multa ascendería a 10.000 dólares.

Todavía no está decidido el tipo de sanción o multa cuando lleguen los playoffs si se produjese esta acción y así lo expresaba Jackson: “Lo que más me preocupa de aquí en adelante son los playoffs. ¿Cómo reaccionaran los jugadores?, será importante como controlemos el asunto en las eliminatorias por el título”.

Sin lugar a dudas el espectáculo y el trabajo de los árbitros salen ganando con este tipo de medidas... El 'teatro' no beneficia para nada el deporte de la canasta.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada