Más artículos


¡Chapeau! Para la persona que se curró este vídeo, seguro que le llevó muchas horas
El vídeo habla por sí sólo. El ‘niño’ mimado de los Lakers, desde tu aterrizaje en la NBA, siempre estuvo obsesionado por superar las gestas de Michael Jordan. Pero no solo sus gestas, incluso me atrevería a decir que también con ser reconocido como el mejor de todos los tiempos y desbancar a Jordan. Ha vivido y jugado para ello toda su carrera, pero, ¿por qué no ser él mismo? ¿por qué imitar a Michael Jordan hasta la saciedad?. Solo hay que echar un vistazo al vídeo para ver que Kobe quiere ser una replica de Jordan... O lo que es lo mismo, Kobe es un Jordan 2.0.

Si los comparamos estadísticamente, podemos comprobar que las diferencias son mínimas entre ambos. Pero hay dos aspectos fundamentales que separan a Kobe de Michael, el primero: El cariño y reconocimiento popular”. Por mucho que Bryant se esfuerce ó haga, ningún mortal se atrevería a cuestionar a Jordan “como el mejor que ha habido y habrá”.

Y el segundo aspecto fundamental es el mental. Michael era capaz de procesar el partido o la jugada en su cerebro antes incluso de que llegará a suceder, el ejemplo más claro lo tenemos en el sexto partido de las finales de 1997 entre Utah y Chicago, con 85-86 todos sabemos lo que ocurrió... no hace falta contarlo.
Un par de preguntas para finalizar, ¿por qué tras ocho años de la última retirada de Jordan, a día de hoy se le sigue buscando un sucesor? Y ¿por qué todo el mundo quiere ser como ‘Mike’?...


¿Cuanto tiempo duró la ovación a Jordan en su último partido?

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada