Más artículos


La llegada de Laso, no nos engañemos, a nadie le entusiasmó, el 99% de los aficionados estábamos en contra (dejo un 1% de margen para que nadie diga que lo incluyo en el mismo saco). Después de sonar grandes nombres tales como Pesic ó Pianigiani, entre otros, la llegada de Laso supuso una gran desilusión para todos nosotros.

Laso es consciente de ello, y por eso desde su llegada tanto sus declaraciones como sus decisiones van encaminadas a apaciguar las aguas, que bajaban muy revueltas.

Hay varios aspectos que considero fundamentales para poder sacarle el máximo rendimiento a la plantilla y parece que Laso los va aplicar:

Confianza. Lo es todo en la vida y más en este deporte, en el que un jugador sin confianza la canasta se le convierte en un dedal. Rodríguez, Velickovic y Begic, son jugadores con una mentalidad frágil, que si al menor fallo los sientas, se hunden psicológicamente. Necesitan otro trato para rendir al máximo nivel y parece que con la confianza de Laso, pueden ser fundamentales en el devenir de la temporada.

Posición natural de cada jugador. Otra declaración de intenciones por parte del entrenador vasco. En la pasada temporada hubo jugadores que no rindieron al nivel esperado por la ‘tozudez’ de cambiarlos de posición, el ejemplo más claro está en Nole Velickovic. El serbio volverá a sentirse jugador en su posición natural de ‘4‘. Otro ejemplo lo tenemos en Llull obligado a jugar de escolta (aunque aquí hay multitud de opiniones y todas muy respetables).

Rol adecuado a cada jugador. Laso sabía y sabe, que hay jugadores que no han rayado al nivel esperado, debido entre otras razones a no tener un rol bien definido desde el principio.

Ser consciente de las cualidades y defectos de tu plantilla y en base a ello, desarrollar el juego que más ventajas puede generarte. Me explico este Madrid, tiene jugadores para correr y no jugar al “tran tran”. Llull, Sergio Rodríguez, Carroll, Pocius, Velickovic, etc, son jugadores de transiciones rápidas... Parece que con Laso se volverá a jugar transiciones rápidas. Pasaré a analizar la plantilla, puesto que solo falta por fichar un alero y este asunto parece que se prolongará hasta bien finalizado el verano:

Sergio Llull: Con Laso el menorquín volverá a sus orígenes, base. La posición de Llull está generando multitud de debates en webs y foros, opiniones diversas: escolta, base, combo-guard... Yo lo tengo claro “base”, es la posición para la que lo fichó el Madrid hace cinco temporadas, pero por necesidades primero y por planificación después (durante la etapa Messina), Sergio ha acabado jugando dos años de escolta. Bajo mi punto de vista, dos años perdidos en su progresión como base al lado de Prigioni. Como escolta parece que no podrá llegar a marcar diferencias. En cambio como base puede ser diferencial, lo tiene todo para conseguirlo: superioridad física sobre el 90% de los bases rivales, tiro exterior, uno contra uno imparable... Sus detractores en esa posición dicen que no será capaz de hacer jugar a su equipo en estático y quizá sea cierto, pero también es cierto que Llull es un base distinto, al igual que lo es por ejemplo Pargo. Hay que recordar que Pargo no hacía jugar a su equipo en 5x5, sino que eran Eidson o Perkins los que lo hacían, y sin embargo nadie menciona ese pequeño lunar en el juego del norteamericano.

Sergio Rodríguez: Está tiene que ser su temporada sí o sí. No hay marcha atrás, si la próxima temporada vuelve a dar un rendimiento igual o parecido al de la pasada temporada, no habrá excusa posible. La filosofía “Messina” no calzaba con su juego, pero con Laso, vuelvo a reiterar: no habrá excusa. Puesto que el entrenador vasco ha manifestado que quiere jugar con transiciones rápidas y con esa forma de jugar, Sergio debe sentirse a gusto en la cancha, es el tipo de juego que le va.

Jaycce Carroll: Llega para ser la primera referencia ofensiva del equipo, la ametralladora del equipo. Más que un tirador, bueno en carrera, su tiro de 2 y 3 tras bote es difícil de defender, atlético para su altura y rapidísimo... Así lo definía el propio Laso en su twitter, al ser confirmado como el primer fichaje del equipo. Pero no se tiene la misma presión jugando en Canarias que en Madrid...

Martynas Pocius: Jugador polivalente que no es destaca especialmente en nada, pero hace de todo: rebotea, asiste, defiende, anota, etc... En principio parece el complemento perfecto para Carroll, suple las carencias principales del estadounidense: defensa y físico. El handicap será su adaptación a la “Liga Endesa” y al nivel de exigencia de jugar dos partidos de máximo nivel a la semana.


Carlos Suárez: "Prefiero al del Estu, que jugaba más cerca de canasta, que posteaba y que no sólo tiraba". Toda una declaración de intenciones por parte de Laso. En su segunda temporada, Suárez parece que puede subir un peldaño más en su juego. Puesto que alternará su demoledor juego al poste, con su nueva arma mostrada el año anterior: el tiro de 3. Su rendimiento no me genera ningún tipo de dudas.

Nole Velickovic: Una de las mejores noticias para el Real Madrid, es la recuperación para la causa de Velickovic. Laso: "Es un cuatro. Para mí esto es impepinable. Le veo de cuatro en Serbia y le recuerdo en sus primeros meses en la ACB y no puedo decir que no le quiero". ¿Quién no recuerda los primeros meses de Nole en Madrid? Simplemente impresionantes. Nadie discute la calidad del serbio, pero... ¿será Laso capaz de mostrarnos la mejor versión de Velickovic?, O por el contrario, ¿volveremos a ver la otra cara de la moneda?

Nikola Mirotic: Llamado a ser el referente del equipo en un futuro no muy lejano. Su crecimiento en los últimos seis meses ha sido increíble, pero de ahí a pensar que es ya la estrella del equipo o el jugador franquicia queda un mundo. Y no por falta de calidad, porque de eso anda sobrado, sino simplemente se trata de que no podemos añadirle una presión extra para la que puede que no este preparado y también debe de ir madurando poco a poco. Lo que sería imperdonable es que no disfrutase de muchos minutos.

Ante Tomic: Pivots como él están en vía de extinción en Europa, su uno contra uno es demoledor, nadie discute su calidad. Lo que sí es muy discutible es su sangre de horchata y su defensa. Mucho trabajo tendrá el bueno de Joe Arlauckas (a día de hoy no se ha confirmado su fichaje), intentado inculcar al croata “mala leche”. Si Tomic termina de creerse lo bueno que es y absorbe todas la enseñanzas de Arlauckas, simplemente se convertiría en un pívot imparable.

Mirza Begic: Muchas son las criticas vertidas hacia el pívot esloveno, pero ¿realmente son justas? ¿Lo hemos visto jugar lo suficiente para verter una opinión en un sentido u otro? Las respuestas son obvias. Begic llegó a mitad de temporada, fuera de forma y sin la confianza de Messina y Molin por unas circunstancias u otras. Begic aportará intimidación, corpulencia y determinación a la hora de buscar el aro, aspectos de los que carece Tomic. El juicio sobre su calidad o rendimiento deberíamos dejarlo en stand-by hasta que no disfrute de minutos en abundancia.

Felipe Reyes: La inmensa mayoría opinamos que debería de abandonar el barco, pero gracias a una renovación a precio de oro, eso no es posible. ¿Por qué le cuesta tanto a los dirigentes madridistas deshacerse de jugadores que han sido estandartes tiempos atrás?. Felipe tiene un físico que le hace quedarse en tierra de nadie, su mentalidad es la de pívot, pero con 2,03 ya me dirás y si le alejas de aro sufre demasiado. Esperemos que Laso le dé un rol secundario y no solo eso, sino lo más importante, que sepa aceptarlo.

La ficha número doce será ocupada por un canterano, la duda radica en saber cual de estos dos nombres será el elegido: Jorge Sanz o Dani Díez.

Jorge Sanz: En principio la plantilla solo dispondrá de dos bases y una lesión inoportuna puede dejar esa posición al descubierto.  Las principales virtudes de Sanz son el tiro exterior, gran manejo de balón y buena visión de juego.

Dani Diez: Algunos medios apuestan por él aludiendo a que ya está preparado para dar el salto al primer equipo y que sería el complemento perfecto de Suárez. Gran reboteador, trabajador incansable en ambos aros y excelente tiro exterior.

Mi opinión es que si no van a disponer de minutos para crecer, es mejor cederlos y ocupar la ficha número doce con un veterano que aporte esos intangibles que los aficionados no vemos y no solemos apreciar. Y por contra, son tan bien vistos por los entrenadores. También hay que tener en cuenta el salto cuantitativo que supone jugar la liga ACB y lo normal es que aún no estén preparados.

En resumidas cuentas, a priori se ha conformado mejor plantilla que la pasada temporada, puesto que se han mejorado las principales lagunas que tenía la plantilla: tiro exterior, profundidad banquillo y capacidad física, pero el próximo curso dictará sentencia en cuanto a las dudas que a día de hoy se generan en torno al Madrid:
  • La adaptación de Laso a la presión de dirigir a un grande.
  • El puesto de base, con la dupla Llull & Rodríguez.
  • El rendimiento de Carroll en un equipo de la máxima exigencia.
  • Y el agujero que se le queda al equipo defensivamente en el puesto de pívot, con la marcha de Fischer al Bizkaia Bilbao Basket.

0 comentarios :

Publicar un comentario