Más artículos



Todos hemos alabado el buen hacer de Chichi Creus al mando de la secretaría técnica del Barça durante estos años atrás. Todos recordamos los fichajes de Mickeal, Ricky, N´Dong, Andersen... y los dos últimos en mitad de la pasada temporada: Ingles y Anderson.

Ese buen hacer en forma de fichajes deslumbrantes no tiene ningún secreto, todos los sabemos, simplemente se le dio un cheque en blanco para fichar a su antojo. En todas las temporadas que lleva al frente de la secretaría técnica blaugrana, no ha arriesgado con ningún jugador desconocido, ¿no?, todos eran caballos ganadores. Ricky el fichaje ‘galáctico’ del momento (que bien supo desde Barcelona quitarle ese fichaje a Florentino), Mickeal uno de los mejores 3 de Europa, Andersen uno de los mejores pívots de Europa... Es la fórmula perfecta, dinero más grandes jugadores igual a títulos. Aunque afortunadamente no siempre es así, ¿verdad Baskonia?. Esa forma de trabajar es la mejor, dime que quieres y te lo compro.

Lo que yo vengo a decir es ¿por qué tanta alabanza a Creus? ¿Tiene algún merito fichar así? ¿Ha demostrado ser un gran scouting sacando jugadores semidesconocidos?... Las respuestas son obvias. Mérito para los scoutings de Gran Canarias, Fuenlabrada, Blancos de Rueda, etc... equipos que año tras año ven como les ‘arrebatan’ a sus mejores jugadores (la ley de la selva) y tienen que reconstruir sus plantillas prácticamente de cero.

Ahora cuando parecen que llegan las vacas flacas en forma de recorte presupuestario, Creus parece un poco perdido, sin tener ese cheque en blanco para ‘sus’ fichajes tan alabados. Su plan A falló, su plan B también falló y parece que el castillo de naipes empieza a derrumbarse. ¿Por qué no es capaz Creus de sacar algún jugador poco conocido de su chistera mágica?, Porque simplemente no lo tiene, siempre apuesta a caballo ganador y parece que no hay tan buen trabajo de scouting, sino más bien trabajo de comprar lo mejor del mercado.

Su maniobra de ‘robarle’ Eidson al Madrid a última hora (pagando un pastizal, que esta fuera del mercado actual), parece que puede salirle muy caro al club de Rosell. ¿Por qué? Pues por el simple hecho de que ha dejado las arcas blaugranas en un estado precario para acometer otros fichajes, que se me antojan más prioritarios que el del propio Eidson.

Bajo mi punto de vista, era más necesario apuntalar el puesto de base y el de ala-pívot (incluso pagando pastizales) que reforzar el puesto 3, ya que para ese puesto contaba y cuenta con Ingles, Mickeal e incluso Rabaseda.

Siguiendo con la agenda de Creus, se fue a Grecia a intentar fichar a Teodosic (gran desconocido por cierto) pero el precio era muy desorbitado y la pasta se había gastado en Eidson. Se fijó también en otro jugador que militaba en Grecia, Fotsis, pero por una diferencia de 300.000 euros (en otros tiempos esa diferencia se hubiera salvado desde la Ciudad Condal), Fotsis cogió rumbo a Italia junto a Scariolo. También se intentó Velickovic y Cook, pero las ansias del primero de triunfar en Madrid y el dinero en el caso del segundo dieron de bruces con los planes de la secretaría técnica barcelonista.

Ahora cuando los principales ‘candidatos’ a vestir la elástica blaugrana, han volado con rumbo a otros destinos, el BarÇa intenta fichar a Huertas, pero ha topado con un duro hueso de roer llamado Querejeta. Todo hace presagiar que Huertas se aleja del BarÇa, y que Creus tendrá que pensar en un nuevo plan más ‘baratito’, después de las noticias aparecidas en el día de hoy en twitter y en marca. Aunque un nuevo crédito al club, puede dar un giro inesperado al caso ‘Huertas’.

Y para el puesto de 4 se filtra el acuerdo con Wallace, a expensas de que obtenga pasaporte italiano. Un jugador con todos mis respetos hacia él, mediocre para lo que Creus tiene acostumbrado a la parroquia blaugrana.

A día de hoy, esta por ver si Creus es tan buen scouting como dicen o la pasta ha hecho el trabajo por él.

0 comentarios :

Publicar un comentario