Más artículos



La Euroliga ofreció este martes a la FIBA un acuerdo "estable y a largo plazo" de colaboración en la organización de las competiciones de clubes a cambio de, entre otros asuntos, la retirada de las sanciones que pesan sobre varias selecciones que podrían perderse el próximo Eurobasket de 2017 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
En una reunión celebrada hoy en Múnich entre la Euroliga, una comisión negociadora de clubes y la FIBA, la organización presidida por Jordi Bertomeu propuso una serie de medidas para intentar desatascar un conflicto que amenaza con la salida de, entre otras, la selección española de baloncesto, de las próximos torneos internacionales.
Entre las propuestas, figuran cerrar un acuerdo estable y a largo plazo de colaboración entre FIBA y Euroliga con la integración de la primera en la segunda a través de nuevas estructuras de gobernabilidad y de organización de las competiciones.
De este modo, la Euroliga se encargaría de dirigir a los principales clubes mientras que "el segundo escalafón" sería dirigido por la FIBA.

Además, se crearía un sistema de ascensos y descensos para la competición, se acordarían los calendarios en períodos de cuatro años teniendo en cuenta los huecos necesarios para las selecciones nacionales organizadas por FIBA, que se encargaría de dirigir los "transfers, el reglamento, la regulación de los controles de dopaje y la ejecución de las sanciones".
La Euroliga, mediante un comunicado, invitó a la FIBA a cerrar dicho acuerdo basado en la confianza mutua de las dos partes.
"Los principales puntos propuestos por la Euroliga:

1. Definición de un acuerdo de colaboración que establece un marco estable a largo plazo en el que la confianza mutua juegue un papel fundamental.

2.Eliminación de las sanciones a los clubes y equipos nacionales, respetando tanto la libertad de los clubes de decidir su futuro, así como la participación de los equipos nacionales en las competiciones para las que se han clasificado, y la modificación de las normas y reglamentos que permiten actualmente imponer esas sanciones.

3. Integración de la FIBA y la Euroliga de baloncesto en un nuevo gobierno y en las estructuras de competición:

A. Gobierno: FIBA se involucrará en la organización de la Euroliga.

B. Competiciones:

I. La Euroliga continuará administrando las competiciones europeas de primer nivel, actualmente con 40 clubes. El comité de la FIBA Basketball Champions League gestionará el segundo nivel de las competiciones europeas de clubes.

II. La aplicación de un sistema de acceso vertical desde la base hasta la élite en las competiciones europeas a través de un sistema de promoción para los respectivos campeones de cada competición y estudiar un incremento en el acceso de una competición a otra.

III. Acuerdo sobre los calendarios de competición en ciclos de cuatro años mientras que se estudia aceptar la inclusión de las ventanas para las selecciones nacionales de acuerdo al proyecto de la FIBA para 2017.

IV. FIBA gestionará en exclusiva las normas del baloncesto, las transferencias de jugadores internacionales, el control del dopaje, su regulación y su ejecución.

4. Definición de nuevas normas comunes para la participación de los jugadores en las competiciones de los equipos nacionales:

A. Normas mínimas de pólizas de seguros que se apliquen de forma coherente para todos los clubes.

B. Acordar compensaciones a los clubes por sus contribución a las competiciones de los equipos nacionales siguiendo el modelo de otros deportes profesionales.

La propuesta ha sido elaborada de acuerdo con los principales clubes de baloncesto profesional. Comprendemos que es importante crear una colaboración estable con la Federación Internacional con el fin de permitir una estrecha cooperación entre todas las organizaciones basado en el compromiso con el crecimiento del baloncesto profesional y aficionado.

A pesar del enfoque constructivo con el que todos los representantes de la Euroliga han acudido a la reunión, y ahí se incluye la aceptación de las solicitudes de la FIBA, y a pesar del acuerdo por el que la Euroliga se encargará de organizar el primer nivel del baloncesto de clubes, las partes, sin embargo, no pudieron llegar a un acuerdo sobre el número de clubes que participarán en ese primer nivel en las competiciones europeas. La FIBA ha rechazado retirar las sanciones y las amenazas de posibles sanciones alos clubes europeos y a los equipos nacionales.

La Euroliga continuará con sus esfuerzos para asegurar un mayor crecimiento del baloncesto profesional a través del diálogo, el consenso y el respeto de la libertad de elección para todos los clubes, sin dejar espacio para sanciones o castigos a los clubes ni otras instituciones. La Euroliga también ha expresado la esperanza de que haya una reunión de seguimiento para poder hablar sobre el único tema pendiente en un futuro próximo.

Estos fueron los directivos que representaron a la Euroliga en la reunión: Maurizio Gherardini (Fenerbahçe), David Federman (Maccabi Tel Aviv), Shimon Mizrahi (Maccabi Tel Aviv), George Skindilias (Olympiacos Pireo), Juan Carlos Sánchez (Real Madrid), Jordi Bertomeu (Euroliga) yEduard J. Scott (Euroliga)."

0 comentarios :

Publicar un comentario