Más artículos


Para los muchos que no lo vieron jugar y ojean su ‘hoja de servicios’: triples campeón de la NBA (1981, 1984 y 1986), tres veces MVP de la NBA y dos de las finales, 12 veces All-Star, 9 veces en el mejor quinteto de la liga…pensarán en un Larry Bird únicamente anotador, cuando realmente no era así.

Tras trece temporadas vistiendo la camiseta de ‘sus’ Celtics promedió 24 puntos por partido, y no se llegó a ensalzar tanto otra de sus grandes virtudes sobre la cancha, el pase/asistencia, por ‘culpa’ de coincidir en la misma época con el rey del pase, Magic Johnson.

Durante ese periplo en la NBA Bird promedió la friolera de 6,3 asistencias por partido. Una estadística, que unida a su media de anotación, está al alcance de muy pocos jugadores. En una demostración más de lo completo que llegó a ser Larry Bird sobre la cancha.

Si no tuviste la suerte de verle en acción y para aquellos que si le disfrutaron durante aquella maravillosa década de los 80, deléitense con este vídeo de 15 minutos en el que los pases por la espalda, sin mirar, picados, entre las piernas, por encima de la cabeza… son muestra inequívoca del gran repertorio de uno de los mejores pasadores de todos los tiempos.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada