Más artículos


El que para muchos es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, Michael Jordan, ingresará en el Salón de la Fama de la FIBA el próximo 19 de septiembre.  Junto al ‘23’, otras ocho leyendas del baloncesto mundial pasarán a formar parte de tan selecto club entre los que se encuentran dos ex NBA, el francés Antoine Rigaudeau y el lituano Sarunas Marciulionis, ambos con trayectorias bien distintas en la liga estadounidense.

Mientras Marciulionis jugó siete temporadas en la mejor liga del mundo en franquicias como Golden State, Seattle, Sacramento y Denver, promediando 12,8 puntos en sus 363 partidos, el pasó de Rigaudeau por la NBA fue efímero con tan solo 11 encuentros jugados con Dallas Mavericks.

Otros mitos que tendrán el privilegio y honor de compartir acto con Michael Jordan, el gran protagonista sin duda de la ceremonia que se celebrará en Lille (Francia), serán el internacional ruso de 2,21 Vladimir Tkachenko, el cubano Ruperto Herrera Tabio, que disputó cuatro Juegos Olímpicos con Cuba siendo medalla de bronce en Munich 1972, la ex-jugadora y entrenadora de baloncesto Anne Donovan que consiguió seis medallas entre Mundiales y Juegos Olímpicos para EEUU, el entrenador australiano Jan Stirling, el israelí Noah Klieger y el ex-árbitro francés Robert Blanchard. 

0 comentarios :

Publicar un comentario