Más artículos


Hoy a las 20:00 horas el Real Madrid tiene una cita con la historia, una historia tildada de soledad y huerfanidad durante veinte años larguísimos donde no solo no se consiguió ganar otra Euroliga, sino que en la mayoría de ellos ni siquiera se pisó la Final Four.

Afortunadamente con la llegada de Pablo Laso el Madrid puede presumir de alcanzar tres finales de Final Four consecutivas y volver a ser considerado por meritos propios como uno de los mejores equipos del continente. Sin embargo, el círculo no termina de cerrarse al haber tropezado en las dos últimas temporadas en la gran final. La última Euroliga del Real Madrid data de la temporada 1994/95 en la que un tal Arvydas Sabonis vestía la camiseta blanca y era el amo y señor de la pintura allá por donde iba. 

En esa temporada la fase inicial de la Euroliga estaba compuesta por dos grupos de ocho equipos cada uno en el que se clasificaban los cuatro primeros para los cuartos de final, que se jugaban al mejor de tres partidos.

El Real Madrid quedó encuadrado en el Grupo A y ‘Sabas’ firmó siete doble-dobles en esa primera fase, incluyendo 30 puntos y 20 rebotes contra el Olimpija en una actuación sencillamente apoteósica…

Rivales / Fecha / Resultado
Puntos
%
Rebotes
Asistencias

Union Olimpija – 26 octubre 1994 (Victoria 66-61)
14
4/10
5
0
Scavolini Basket – 3 noviembre 1994 (victoria 88-75)
22
8/15
8
0
Maccabi – 24 noviembre 1994 (derrota 93-85)
28
10/14
9
3
CSKA – 1 diciembre 1994
(victoria 97-81)
28
10/13
11
4
Benfica  – 8 diciembre 1994 (victoria 70-54)
18
8/15
14
4
PAOK – 14 diciembre 1994 (victoria 73-57)
14
7/16
10
3
Panathinaikos – 5 enero 1995 (derrota 77-64)
21
8/16
13
0
Union Olimpija – 11 enero 1995 (victoria 74-72)
30
12/21
20
4
Scavolini Basket – 18 enero 1995 (derrota 89-76)
26
9/13
13
1
Maccabi – 26 enero 1995
 (victoria 76-64)
23
9/15
15
2
CSKA – 2 febrero 1995
 (derrota 84-82)
17
7/14
8
5
Benfica – 9 febrero 1995
 (victoria 66-62)
No jugó
---
---
---
PAOK – 16 febrero 1995
 (victoria 69-52)
24
8/15
13
4
Panathinaikos – 23 febrero 1995 (derrota 68-66)
14
5/15
8
5

Con nueve victorias y cinco derrotas, el Madrid acabó segundo de su grupo por detrás de Panathinaikos y la Cibona fue su rival en el cruce de cuartos al acabar los de Zagreb terceros del grupo B.

El 9 de marzo de 1995, en Zagreb, se jugó el primer partido de cuartos en el que Sabonis lideró a los suyos hacia la victoria (82-78) con 26 puntos (7/9 T2  y 2/3 T3), 10 rebotes y 3 asistencias. Y cinco días más tarde, el 14 de marzo de 1995, se jugó el segundo partido en Madrid en el que los blancos no sufrieron tanto para acabar imponiéndose (82-70)  y conseguir así su pase la Final Four. Ese día Sabonis firmó un doble-doble con 22 puntos (7/11 TC) y 17 rebotes.

Ya en la Final Four y en semifinales ante el Limoges, el Zar dejó una tarjeta de presentación de 21 puntos (7/12 TC) y 9 rebotes para catapultar al Madrid a la final al imponerse por 62-49. Y en la finalísima, ante Olympiakos (precisamente el mismo rival de hoy), Sabonis volvió a guiar a sus compañeros hacia la victoria (73-61) con sus 23 puntos (8/11 T2 y 2/2 T3), 7 rebotes y 1 asistencia.

Lógicamente el gigante lituano recibió el MVP de aquel título al promediar 22 puntos y 8 rebotes, y durante la temporada europea promedió en los 17 partidos que disputó 21.8 puntos (117/203 T2 – 57.6% / 18/33 T3 – 54.5%), 11.2 rebotes y 2.6 asistencias en casi 34 minutos de juego.

Tras aquel título Sabonis dejó estas declaraciones años más tarde:

Sobre la victoria: "Gracias a Dios lo conseguimos. No sé cómo me hubiera tomado si hubiéramos perdido de nuevo en la final. Hasta el momento, había ganado muchos títulos con el Zalgiris, la URSS, más tarde con la selección lituana y luego con el Real Madrid. Pero todavía me faltaba el más importante a nivel de club".

Nivel de compromiso:"Tuvimos un buen equipo. Nuestro entrenador, Obradovic, sabía cómo utilizar las cualidades individuales de cada jugador y eso nos hizo un equipo compacto. Nuestro objetivo principal era la Euroliga. Y prácticamente todos nuestros esfuerzos se concentraron en el hecho de ganarla. Admito que apenas me acuerdo de esta temporada y cómo hemos llegado a Zaragoza. Pero tengo el recuerdo de la Final Four".

Sobre sus rivales en la Final Four: "Le ganamos fácil a Limoges. Creo que aún no había anotado sólo 50 puntos. Era nuestra venganza por las semifinales de hace dos años. En la final, frente al Olympiakos, recuerdo que yo no estaba en las mejores condiciones para jugar. Sufrí molestias en el  hombro, pero me las arreglé para hacer mi trabajo”.

Sobre sus compañeros: "Tuvimos un buen equipo. Arlauckas era un gran jugador ofensivo. Antonio Martín me ayudó mucho en la pintura. Antúnez fue un buen líder. García Coll y Santos eran defensores increíbles. Biriukov era un gran tirador. Y sobre todo buenos amigos”.

A día de hoy, el Madrid y todos sus seguidores, siguen esperando con gran anhelo la consecución de la novena Copa de Europa y precisamente en su vigésimo cumpleaños podría romperse el maleficio que acompaña al club blanco durante esas dos largas décadas bajo el tutelaje de otro gran pívot, Gustavo Ayón… Espero que así sea.




Fuentes consultadas: Euroleague, ACB y Basket Retro.

0 comentarios :

Publicar un comentario