Más artículos


El Real Madrid llevaba 20 años sin ganar la Euroliga y la presión era máxima tras haber caído en las dos últimas finales de manera consecutiva, agravando las urgencias históricas del club. Por tanto, tras la conquista de la novena la directiva quiso recompensar con 100.000 euros y un Rolex de oro a cada miembro de la plantilla, tal como informa ‘Eurohoops’.

En su día la obtención del título copero en Las Palmas de Gran Canaria también tuvo recompensa económica, 60.000 euros por cabeza. Y si se ganase la Liga Endesa cada jugador se embolsaría otros 100.000 euros, ahí es nada. 

Las primas por un hipotético triplete ascenderían a 260.000 euros para cada uno de los componentes del equipo. Es decir, el club llegaría a desembolsar una cantidad superior a cuatro millones de euros en concepto de primas.

0 comentarios :

Publicar un comentario