Más artículos


David Robinson fue elegido como número uno del Draft por los San Antonio Spurs en 1987, sin embargo hasta 1989 no aterrizó en la NBA. Durante esos dos años Robinson cumplió con sus deberes militares con la Navy para finalmente graduarse en la Academia Naval como Teniente, nada que ver con su apodo del ‘Almirante’.

Debido a su altura (216 cm) la Marina le dispensó del servicio militar dos años, es decir, en lugar de cumplir los cinco años exigibles solo cumplió tres, puesto que era imposible asignarle a distintos cometidos como aviación, submarinistas… aunque siguió sirviendo en la reserva hasta que en mayo de 1989 la Marina le eximió del servicio.


Una vez llegó a la liga su impacto fue inmediato y soberano, como pueden afirmar sus promedios a lo largo de su carrera con 21,1 puntos y 10,6 rebotes por partido y el premio al rookie del año entre otros muchos.

Una de sus proezas, para demostrar la magnitud de su figura, la consiguió el 17 de febrero de 1994, día en el que consiguió el último cuádruple-doble de la NBA.

Inicialmente, tras capturar un rebote en los primeros minutos del último cuarto ante Detroit, casi ningún meticuloso de las estadísticas allí presentes cayó en la cuenta que Robinson había pasado a la historia de la NBA al conseguir su decimo rebote, que formaba la combinación perfecta junto con sus 27 puntos, 10 asistencias y 10 tapones. Resultaba extraño que viendo como dominaba ambas zonas, los rebotes fueran el apartado más tardío en alcanzar los dobles digitos. Pero ante 19.451 fans enloquecidos que llenaban el Alamodone de San Antonio, también pululaba un tal Dennis Rodman que tenía un apetito voraz e insaciable para los rebotes y no dejaba casi ninguno para nadie (en total se llevó 22 a su zurrón).

Y es que un cuádruple-doble es una rara avis dentro del mundo del baloncesto, e incluso para la NBA donde los sueños más impensables se hacen realidad. Desde que la mejor liga del mundo empezará a registrar en sus estadísticas los tapones allá por el año 1973 (lastima para jugadores como Chamberlain o Bill Russell), solo cuatro jugadores han sido capaces de sumar dobles dígitos en cuatro apartados estadísticos distintos: Nate Thurmond (1974 con los Bulls), Alvin Robertson (1986 con los Spurs), Hakeem Olajuwon (1990 con los Rockets) y el citado Robinson que finalizó el encuentro con 34 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias y 10 tapones, en la victoria de los Spurs sobre los Pistons por 115-96, en una gesta no igualada tras 21 años de mucho baloncesto.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada