Más artículos


Continuando con los análisis de las plantillas ACB 2014/15 esta humilde casa ha tenido la suerte y el privilegio de contar con la opinión de dos grandes firmas. Hablo de César Méndez y Mariano Raskin, periodistas sobradamente conocidos por todos los obradoiristas y en general por todos los amantes del basket...

César Méndez

1.- De nuevo tocó reinventarse con hasta nueve fichajes, ¿Qué podemos esperar de este nuevo Obradoiro?

Ilusión, ambición y compromiso. Seguro. El Obradoiro, además de fichar jugadores, ficha buenas personas. El perfil humano siempre ha tenido una importancia vital a la hora de estudiar el mercado y diseñar el proyecto. En cuanto a la reinvención, no le queda otra, es la película de siempre. La secretaría técnica y la masa social son conscientes de que no queda otra verano tras verano. Es el peaje que han de pagar los más modestos de la competición. El club no puede pelear con más de la mitad de los equipos de la Liga Endesa a la hora de ofrecer contratos, pero como entidad y filosofía de club ofrece otras oportunidades: crecer en la Liga y labrar un nombre en el baloncesto profesional. El Obradoiro es un escaparate.

2.- ¿Qué fichajes te ilusionan más y cuál podría ser la aportación de cada uno?

Me gustan todos, aunque los veteranos tirarán de galones: Pavel Pumprla, Rafa Luz, y Alberto Corbacho son de la casa. En cuanto a los nuevos, me gusta esa mezcla de juventud y veteranía. Quizá estemos ante el proyecto más joven de la historia del club, y esta “inexperiencia”, entre comillas, abre el apetito y las ganas de triunfar. Fran Cárdenas ha sido uno de los mejores directores de juego de la pasada edición de la LEB Oro y ayudará al equipo a ser mejor cada día; Pepe Pozas aportará personalidad y madurez pese a su juventud (en Valladolid ha demostrado estar capacitado para competir en la Liga Endesa); Haris Giannopoulos ya conoce la liga y es un alero muy completo (lanza, postea y juega en equipo); Adam Waczynski será una nueva amenaza desde el perímetro; Keaton Nankivil tiene un excelente tiro de media-larga distancia, es muy intenso y goza de una capacidad de salto importante; Maxi Kleber es otro de los jóvenes, con potencial, capacidad atlética, tiene buena mano desde fuera y usa el bote para atacar el aro; a Triguero no lo vamos a descubrir ahora; lo mismo ocurre con Jesús Chagoyen, hombre de confianza de Moncho Fernández; y Daniel Miller es un rookie con ganas de comerse el mundo. No tiene las cualidades técnicas de Mike Muscala, pero es un jugador con físico NBA.

3.- ¿Cuál es el secreto para que los nuevos se integren tan fácilmente a la filosofía del club?

La ilusión y la ambición con la que llegan los jugadores a Santiago. Todos han mostrado una gran voluntad desde el primer día por incorporarse al proyecto. También es fundamental el buen ambiente que se respira en el vestuario desde el primer día. Por eso el club da tanta importancia al perfil humano de los jugadores a la hora de fichar.

4.- Echando la vista atrás, ¿En que ha mejorado y empeorado a priori el ‘Obra’ con respecto a la pasada temporada?

Conforme avance la temporada se podrán ir sacando conclusiones, pero este nuevo proyecto es ilusionante y el discurso del vestuario después de los primeros días de entrenamiento es claro: “El de esta temporada tiene que ser el mejor Obradoiro de la historia”.

5.- Partiendo de la defensa y la colectividad impregnada siempre por Moncho ¿Qué novedades tácticas y técnicas intuyes o crees que puede introducir?

Creo que veremos a un Obradoiro más físico que otros años por la cualidad de los jugadores que han fichado. El perímetro es uno de los más completos que recuerdo por la versatilidad de los jugadores que han llegado y por dentro se mantiene esa mezcla entre juventud y veteranía que tan bien ha funcionado durante los últimos años. En cuanto a la dirección también llama mucho la atención la juventud de los bases, pero no hay que olvidar que Rafa Luz ha dado un paso adelante la pasada temporada y conoce la liga, Pepe Pozas juega con una madurez impropia para su edad y Fran Cárdenas es, sin duda, el “teórico” tercer mejor base que ha fichado el club en las últimas temporadas.

6.- ¿Puede acusar el equipo la falta de integración y juventud en las primeras jornadas? ¿Es ventajoso o contraproducente jugar en las primeras jornadas contra rivales directos?

Para eso están las pretemporadas. Bien es cierto que los equipos de Moncho no alcanzan su mejor nivel hasta el mes de enero, más o menos. Las piezas del puzzle han de ir encajando poco a poco. El año pasado, por ejemplo, el equipo arrancó mal y después firmó seis victorias consecutivas. Luego se marchó Muscala.

7.- ¿Es un hándicap que ningún interior de la pasada temporada continúe en el equipo?

Sinceramente creo que no. No es ninguna novedad que los interiores sean caras nuevas temporada tras temporada. No hay más que echar un vistazo a las plantillas de las últimas campañas. El único que continuaba en el equipo era Oriol Junyent.

8.- A nivel de liderazgo y espiritualidad, ¿Quién suplirá a Junyent? ¿Qué valor tiene un jugador como Oriol?

Oriol es insustituible. Oriol es Oriol y punto. Es el capitán, el líder del grupo, la experiencia, el saber estar, la veteranía, un padre para los más jóvenes. En los equipos de Moncho Fernández siempre existió esa figura. Cuando se lesionó Oriol llegó otro hombre de su confianza como Richi Guillén y este año Jesús Chagoyen.

9.- ¿Cuál es el secreto para que año tras año el ‘Miudiño’ suene con fuerza en la ACB?

La comunión entre la grada y los jugadores. El Obradoiro es una familia, con mayúsculas. Santiago siempre ha sido una ciudad volcada con el baloncesto y los valores que transmite el club son universales.

10.-  Hablando de Miudiño y para finalizar ¿Cuál sería el ‘Miudiñazo’ soñado por la afición?

Que se sienta orgullosa del trabajo del equipo. No hay más.


Mariano Raskin
1.- De nuevo tocó reinventarse con hasta nueve fichajes, ¿Qué podemos esperar de este nuevo Obradoiro?

A tenor de lo visto creo que el Obradoiro recuperará esa seña de identidad que la pasada temporada, sobre todo en el tramo final, se difuminó un poco debido a la cantidad de fichajes y de cambios de nombres importantes que sufrió. Apunta a que será un equipo poco anotador, pero al que hacerle una canasta, en especial en la pintura, será muy complicado. Eso sí, me da la sensación de que será un equipo muy solidario, en el que los puntos estarán en pocas manos, y en el que el trabajo, el sacrificio, el sufrimiento y, sobre todo la ilusión, estarán a flor de piel.

2.- ¿Qué fichajes te ilusionan más y cuál podría ser la aportación de cada uno?

La verdad que, como todos los años, hay unos cuantos melones por abrir a los que hubo que recurrir a los vídeos para saber de qué tipo de jugadores se habla. En cuanto a mí, creo que la renovación de Pavel Pumprla, y la llegada de Maxi Kleber y de Adam Waczynski pueden ser fundamentales por sus respectivas características. En el caso de Pavel, además, por el ascendiente que tiene en la afición y que tendrá en el vestuario. Pepe Pozas ya estuvo en la órbita del Obradoiro el año pasado, por lo que me queda claro que es un jugador que encaja con el perfil, algo en lo que se incide mucho para vincularse con el Río Natura Monbús. Fran Cárdenas ha dado un salto importante y tendrá en sus manos la posibilidad de demostrar que vale para más que la Adecco Oro, en la que ha exhibido su capacidad y fuerza. En los aleros, creo que la llegada de Haris Giannopoulos ha convertido la línea exterior en el punto más sólido y equilibrado de este equipo. Por dentro, Triguero aportará experiencia y rebote, Daniel Miller, contundencia y Keaton Nankivil cierta versatilidad para complementarse con el alemán, Kleber. Por último Jesús Chagoyen llega con una dosis importante de experiencia, y dispuesto a obligar a sus compañeros a que no se relajen si no quieren perder minutos.

3.- ¿Cuál es el secreto para que los nuevos se integren tan fácilmente a la filosofía del club?

El alquimista, Moncho Fernández, y José Luis Mateo. Me consta que antes de cada fichaje se hace un perfil de cada uno de los jugadores que pueden venir al Obradoiro. Se fichan personas y luego jugadores, para que, como se vio en la primera sesión, el “buen rollito” reine en medio del trabajo. La buena sintonía da alguna victoria, y en el Obradoiro se cuenta con ello.

4.- Echando la vista atrás, ¿En que ha mejorado y empeorado a priori el ‘Obra’ con respecto a la pasada temporada?

Es difícil apuntarlo antes de que el equipo esté rodado, ya que los equipos de Moncho Fernández comienzan a funcionar de manera aceitada a partir del cuarto mes (aproximadamente) de trabajo. Evidentemente el equipo del año pasado tenía muchos puntos fuera de la pintura de sus hombres altos, y la sombra de Junyent y Muscala aún sigue siendo alargada. Pero está claro que el rendimiento que se les ha sacado a los pívots augura un año sólido en defensa y, quizás, con algunos puntos menos.

5.- Partiendo de la defensa y la colectividad impregnada siempre por Moncho ¿Qué novedades tácticas y técnicas intuyes o crees que puede introducir?

Para contestarte eso, tendría que estar en la cabeza de Moncho Fernández, ser capaz de entrar y, sobre todo, hallar la salida, que ha de ser lo más complicado. Hay buen equilibrio en el perímetro y creo que la pintura se vislumbrará un poco más en el ataque estático. Con relación al equipo que terminó la pasada temporada, y por las características de los jugadores que han llegado, habrá muchas resoluciones a partir del pick&roll, y debido a la juventud de los bases, y su altísima capacidad atlética, éste Obradoiro correrá mucho.

6.- ¿Puede acusar el equipo la falta de integración y juventud en las primeras jornadas? ¿Es ventajoso o contraproducente jugar en las primeras jornadas contra rivales directos?

Creo que todos equipos que pueden considerarse rivales directos del Obradoiro llegarán en una condición similar de adaptación (o falta de ella), por lo que decidirá la calidad, tanto ofensiva como defensiva. No puedo ver ni ventaja ni desventaja en ese aspecto. Quizás, en esas situaciones, la experiencia en la categoría sea más decisiva, pero creo que todos están parejos en este aspecto.

7.- ¿Es un hándicap que ningún interior de la pasada temporada continúe en el equipo?

Sí, sin dudas. Sobre todo por la complejidad de los sistemas de ataque y defensa que propone Moncho Fernández. Los jugadores tardan un buen rato en asimilar al detalle lo que les pide el técnico y lo que reclaman los compañeros. Por ejemplo, un bloqueo para Alberto Corbacho debe tener unas características determinadas para que pueda tirar solo, y cualquier detalle (ángulo, continuación o no según la ventaja que pueda sacar, etc.) puede jugarle en contra. Está claro que, si no hay modificaciones, el mejor rendimiento del Obradoiro se verá a partir de enero.

8.- A nivel de liderazgo y espiritualidad, ¿Quién suplirá a Junyent? ¿Qué valor tiene un jugador como Oriol?

Junyent será irreemplazable y rápidamente se han propuesto en aclararlo todos los jugadores. Triguero aportará mucho en el juego interior, en especial en cuanto a la adaptación y asimilación de los jugadores jóvenes, al igual que Chagoyen. Aunque por carácter creo que será Rafa Luz el que ejerza de “huevo para la tortilla”, y el que más contribuya en cuanto a liderazgo en la plantilla, a pesar de su juventud.

9.- ¿Cuál es el secreto para que año tras año el ‘Miudiño’ suene con fuerza en la ACB?

La afición. Sin lugar a dudas. La ilusión que se vive en Santiago con el baloncesto, con lo que puede dar el Obradoiro, con las ganas que se respira de que empiece la Liga Endesa. La calle enseguida decide levantar o bajar el pulgar en cuanto se conoce un fichaje, aunque a la hora de los entrenamientos todos vuelven con esperanzas renovadas. De hecho, unos cincuenta aficionados acompañaron al equipo en la primera sesión, y en todas suele haber algún “infiltrado” en la grada.

10.-  Hablando de Miudiño y para finalizar ¿Cuál sería el ‘Miudiñazo’ soñado por la afición?


La gente lo tiene claro. A pesar de que hace dos años el equipo alcanzó el playoff, el gran título del Obradoiro pasa por la permanencia. Las cuentas no suelen fallar, y hay muchos equipos que prácticamente son fijos para Copa y playoff. Real Madrid, Barcelona, Valencia, Unicaja, Baskonia, Zaragoza. Al golpe de vista salen seis más alguno que se escape. Queda muy poco espacio para apuntarle a algo más. Está claro que mientras antes se consiga la permanencia, más grande habrá sido el título. Pero quedar 16º será un éxito. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada