Más artículos


Mañana viernes dará comienzo la temporada 2013/14 con el primer título de la temporada en juego, la Supercopa Endesa. Un torneo ‘menor’ por lo que acarrea tras de sí. Quién se alza con él alardea de llevarse a sus vitrinas el primer título en juego, y quien pierde o queda apeado en las ‘semis’ siempre le queda la apelación “aún estamos en pretemporada”.

En esta ocasión el sensacional Fernando Buesa Arena se vestirá de gala, como de costumbre, para acoger a los cuatro equipos participantes: Real Madrid, Barcelona, Bilbao Basket y Laboral Kutxa, este último como equipo anfitrión.


La última ocasión en la que Vitoria acogió la Supercopa fue en el año 2010 con el Valencia Basket, Caja Laboral, Barcelona y Real Madrid como teloneros de aquel comienzo de temporada. Aquel año el Barça arrasó en la ‘semis’ al Madrid por 89 a 55, y el Valencia Basket ganó por un ajustadísimo 66-67 al Caja Laboral. En la finalísima el Barcelona, al son del MVP Navarro, mostró a toda España que empezaba la temporada como una autentica moto y venció sin contemplaciones al equipo taronja por 83 a 63.

1ª Semifinal: Real Madrid vs Bilbao Basket 

El vigente campeón de la competición y también actual campeón de liga, el Real Madrid, querrá comenzar la temporada como acabó la pasada, es decir, revalidando la Supercopa de la mano del MVP de la pasada edición, Rudy Fernández. El pasado ejercicio el Madrid derrotó en ‘semis’ al CAI por 64-72 y en la finalísima a su archienemigo Barcelona por 84 a 95.

Pero no solo de Rudy vivirá este ‘nuevo’ Real Madrid ya que su artillería contempla muchísimo arsenal contenido en la magia de un Sergio Rodríguez que parece haber alcanzado su madurez como jugador, en el corazón y garra de Sergio Llull que una vez se contempla como uno de los pilares básicos en los esquemas de Laso, en la ‘muñequita de seda’ Carroll que saliendo desde el banco cumplirá el de desatascador, en la brega y entrega bajo aros de Felipe, en el talento de Nikola Mirotic que año a año muestra más repertorio en su juego… Pero si habrá dos jugadores que la parroquia querrá ver o medir serán Salah Mejri, la torre del equipo, que viene a intimidar y realizar una labor menos lucida bajo aros, y sobre todo al fichaje de campanillas de este equipo, Bourousis. El griego es el tan ansiado pívot que el Madrid llevaba años buscando o deseando, ese jugador que le de frescura ofensiva en el poste bajo pero nunca exento de dureza e intimidación en defensa.

El Bilbao Basket de Rafa Pueyo querrá demostrar que los viejos roqueros nunca mueren de la mano de ‘Harry Potter’ Raúl López, el ‘Cid Campeador’ Hervelle, el ‘multiusos’ Roger Grimau, el ‘boina verde’ Alex Mumbrú y ‘delicatessen’ Germán Gabriel, que ha sido el último el unirse al ‘Club Men In Black’ y cuyo fichaje ha generado muchísima ilusión en el seno de la afición.

Esa base de jugadores experimentos y curtidos en mil batallas es garantía más que suficiente para plantar cara, y porque no, ganar a todo un Real Madrid, ya que a los mencionados hay que sumarles jugadores como Fran Pilepic que cumple su segunda temporada en el equipo y que ya dejó en el pasado curso destellos de su calidad, Carmichael, Bertans, Kavaliauskas y Vrkic, que a buen seguro sorprenderán gratamente a aquellos que aún no hayan tenido la oportunidad de verlos en acción.

Si algún aficionado o seguidor quiere tirar de hemeroteca en busca de algún precedente en la Supercopa entre ambos equipos no existe, será la primera vez que se vean las caras en este torneo.

2ª Semifinal: Laboral Kutxa vs Barcelona 

Dos viejos conocidos frente a frente que han librado innumerables batallas épicas en el pasado y que por supuesto querrán de nuevo dejar en las retinas de todos nosotros un bellísimo espectáculo.

La última vez que ambos se vieron las caras en la Supercopa fue en el año 2011 en la final, con triunfo para los de Xavi Pascual por 73 a 82 con Juan Carlos Navarro como MVP incuestionable.

Si miramos más allá, en el cómputo global de enfrentamientos directos en esta competición, Laboral Kutxa aventaja al Barça por 2-1. Las dos victorias baskonistas se produjeron en Málaga 2006 (76-52 en ‘semis’) y Zaragoza 2008 (73-70 en ‘semis’ también).

Además tendremos el duelo de los ‘Reyes’ de la Supercopa con cinco entorchados para el Barcelona y cuatro para el Baskonia, estos de forma consecutiva entre las temporadas 2005/06 y 2008/09.

El club que preside Querejeta querrá llevar a sus vitrinas un nuevo título tras 3 años, 3 meses y 20 días sin darle a sus aficionados un antorchado que celebrar. De llegar a la final del próximo sábado serán 1208 días sin levantar un título, es decir, desde aquella mitológica canasta de Fernando San Emeterio precisamente ante el Barcelona en la dominada liga de la testiculina el Baskonia no conoce las mieles de la victoria. En caso de fracaso, la racha se alargaría hasta los cuatros años y sería la más larga travesía por desierto del club baskonista.

Pero a buen seguro que los jugadores de Scariolo tirarán más que nunca del ‘Espíritu Baskonia’, ese que le hace competir en cualquier situación y ante cualquier rival, para empezar con buen pie este nuevo proyecto liderado por el técnico italiano, y para ello tirarán de quien mejor puede representar ese espíritu competitivo, el Chapu Nocioni, y al que le acompañará el omnipresente Fernando San Emeterio como líderes del equipo. Pero ojito con los nuevos fichajes baskonista, ya conocemos del buen ojo de Querejeta, y habrá que tener muy en cuenta a Hodge, el tan ansiado artillero y a la vez director de juego necesitaba el equipo desde hace tiempo, Lamont Hamilton, que pondrá la fuerza e intimidación de la que adoleció el equipo bajo aros el pasado curso, Clark, que abrirá a las defensas rivales desde la posición del cuatro abierto y buscará reivindicarse tras su fichaje frustrado por el CAI, o el último en incorporarse, Kelati, jugador de intendencia cuya aportación de equilibrio siempre es necesaria en todo conjunto.

Y por el último el todopoderoso Barcelona que no necesitaría presentación alguna pues su nombre es sinónimo de uno de los mejores equipos del continente, y que querrá sentar las bases de este proyecto remozado levantando el primer título de la temporada para recordarles a todos y cada uno de sus rivales que nunca dejó de ser el rival a batir.

El nuevo proyecto blaugrana contará con más fondo de armario que el pasado ejercicio, uno de sus talones de Aquiles, y a la magia y oficio de los Navarro, Huertas, Tomic, Oleson y Lorbek ha sumado jugadores que le dotarán de mayor versatilidad, físico y talento en cada una de sus posiciones empezando por Jacob Pullen, un base que ha promediado 10,6 puntos en los seis encuentros de temporada. El todoterreno Papanikolau que ya sabe lo que es ganar dos Euroligas con el Olympiacos de manera consecutiva y que por tanto desconoce la palabra presión. La elegancia de Nachbar que alternará la posición de 3 y 4 para dotar de mayores recursos tácticos a Pascual, y por último Lampe & Dorsey. El primero se enfrentará por primera vez a su ex equipo y viene a Barcelona para aportar anotación interior, y el americano viene para cubrir un rol más secundario pero no por ello menos necesario: intimidación, rebote y fuerza física bajo aros.


El espectáculo está servido y ya solo queda que el balón sea lanzado al aire mañana viernes con un único destino, conocer el campeón del primer título de la temporada el sábado sobre las 21:00 horas… ¿Cuál de ellos se llevará la Supercopa Endesa para sus vitrinas? 

0 comentarios :

Publicar un comentario