Más artículos


¿Qué sería de un superhéroe sin su archienemigo? Sencillamente nada, es más, no existiría como héroe propiamente dicho. En el caso del Barça y el Madrid o Madrid y Barça podríamos encontrar ciertas similitudes en esa primera frase, si alguno de los dos no existiese ¿con quién se picarían los aficionados de uno de los equipos o los propios clubes? Y ese pique a las primeras de cambio se volverá a dar esta tarde a las 19:00 horas por La1, cuando el balón sea lanzado al aire y el Real Madrid y FC Barcelona vuelvan a verse las caras para disputar el primer torneo de la temporada, Supercopa Endesa.

Una Supercopa que en el día de ayer resultó algo descafeinada por las palizas que ambos endosaron a Bilbao Basket y Laboral Kutxa. Habrá quien dirá que no fue descafeinada ya que su respectivo equipo, Barça o Madrid, le ofreció un grandioso espectáculo pero para el aficionado o buen amante del basket el regustillo amargo que le dejo estas ‘semis’ fue enorme, ya que el espectáculo maravilloso hubiese estado en dos partidos igualados y luchados hasta el minuto cuarenta.

Hablaba de pique y la mejor prueba de ello fue que el Barça no quiso ser menos que su enemigo, el Madrid, y despachó al Baskonia siguiendo casi el mismo guión que los blancos, es decir, en plan apisonadora o martillo pilón de la mano de Nachbar, el cual se ‘cascó’ un partido majestuoso. El Barça, aunque es solo un partido y no se pueden sacar conclusiones precipitadas, mostró que puede o jugará a mayor puntuación que el curso pasado, al estilo del Madrid, salvaguardando las distancias por no ser estilos al 100% calcados.

El equipo de Pascual dejó claro unos aspectos que ya intuíamos cuando conformaron su actual plantilla: fondo de armario enorme (lunar del pasado curso), muchísima polivalencia no exenta de talento y calidad a raudales (la pareja Nachbar & Papanikolau hará mucho daño intercambiando la posición de 3-4) y mucho físico para aplicar hasta la extenuación en uno de los dogmas de Pascual, la defensa. A nada que el técnico blaugrana termine de ensamblar todas sus piezas, este Barça sería muy muy difícil de batir, hecho con el que no descubro la pólvora.

Luego está el Real Madrid, el actual campeón, que querrá mantenerse en la cima de la colina hondeando de nuevo esa bandera llamada Supercopa Endesa, y para ello volverá a tirar de su estilo más que definido, su grandísimo talento exterior apoyado en el acierto desde más allá de la línea de 6,75. Carroll, Rudy, Llull, Rodríguez, Mirotic… son garantías más que suficiente para que, a priori, la pólvora desde la línea de tres no se moje, aunque algunos apuntarán a la final de la ACB de la pasada temporada.

El conjunto de Laso querrá mostrar una carta que no sabemos si ayer fue fruto del rival o de la casualidad y que este Madrid no fue capaz de mantener durante los cuarenta minutos la pasada campaña, la defensa. Salvando el primer cuarto, los blancos ahogaron durante 30 minutos a los bilbaínos. Además otra arma en la que parecen haber mejorado, al igual que decía con el Barça es solo un partido y por ello hay que ponerlo todo en cuarentena, es el juego interior. Bouroussis aportó esos intangibles que tanto valoran los compañeros y entrenador y tan poco apreciados por nosotros los aficionados, y por otro lado Salah Mejri, al que vimos cuando todo pescado estaba vendido pero que dejó cuatro soberanas chapas en apenas diez minutos de juego, mostrando que él dotará a los suyos de la intimidación necesaria en este curso.

¿Qué podremos ver hoy sobre el parquet del Buesa Arena? Seguramente habrá muchas claves, analizadas por los grandes expertos y que no me atreveré a analizar, porque sobre todo los pequeños detalles que en muchas ocasiones se le escapan a los entrenadores y a esos expertos cuando equipos de este nivel se enfrentan entre sí, son los que en el 90% de las ocasiones deciden los duelos entre estos grandes ‘monstruos’. Lo que si espero y/o deseo es que ambos hagan la misma apuesta de ayer, es decir, la apuesta por el baloncesto ofensivo y que se dediquen a construir y no destruir… ¡¡¡Que empiece el pique!!! Pero antes y para abrir boca Abrines, Carroll, Corbacho, Eriksson, Rafa Martínez, Nocioni, Ruggles (el hombre récord) y Wood se medirán en el concurso de triples a las 18:15 horas.

0 comentarios :

Publicar un comentario