Más artículos


Despiporre, despelote, desbarajuste, desaguisado… elijan ustedes el calificativo con el que mejor definir en el lio que nos han metido este año la FIBA principalmente, ACB y la Euroleague al no unificar criterios a la hora de aplicar el reglamento sobre una cancha de juego. Y decía lio y no me refería solo a nosotros los espectadores, sino también a los jugadores, colectivo arbitral, entrenadores y demás personas que rodean este maravilloso deporte llamado baloncesto, pues dependiendo de la competición que presenciemos el reglamento será uno u otro, el mismo pero con ciertos matices que no harán sino confundir al personal en ciertos momentos. ¿Cómo? lo que están leyendo señoras y señores, así de sencillo y de confuso a la vez. ¿Se imaginan cualquier otro deporte con diversificación de reglamento dependiendo de la competición que se dispute? ¡Una autentica locura!

Vayamos al meollo de la cuestión. Hace algo menos de una semana la ACB anunciaba cambios en su reglamento para esta temporada que apenas ha empezado a rodar. Esos cambios son los siguientes:

 Cambio de la definición de jugador dentro de semicírculo. Se considera que un jugador está dentro del semicírculo de no carga si se encuentra dentro del mismo o pisando la línea, que forma parte del semicírculo. 

 Rebote ofensivo. En una situación de rebote, tras tocar el balón con el aro, si el equipo atacante consigue el control de balón contará con 14 segundos de posesión. 

 Falta técnica. Será sancionada con un tiro libre más un saque de banda. 

 Descalificación. Un jugador sancionado con dos faltas técnicas será descalificado. 
Hasta ahí todo más o menos bien, con la salvedad que la FIBA no aprobaba reinstaurar en nuestra liga el tan solicitado salto entre dos y el instant replay, también tan demandado por todo el entorno del mundo baloncestístico para jugadas que el ojo humano es incapaz de apreciar.

Y ahora es cuando viene lo verdaderamente ‘gracioso’ o ‘divertido’ de toda esta historia, cuando ayer lunes la Euroleague anunciaba sus propios cambios de reglamento, totalmente independientes en algunos aspectos del reglamento ACB y/o FIBA, y no por ello echo tierra a unos u otros, ACB o Euroleague o la inversa, sino más bien a la FIBA que debería imponer un único criterio para todas las competiciones y países en este año baloncestístico en adelante, como así hará el uno de octubre de 2014.

Estas cuestiones me hacen plantearme un par de preguntas: ¿Por qué no se espera a esa fecha y se continúa con el reglamento tal como estaba? ¿Por qué confundir o enredar tanto a falta de un año? Y es que la Euroleague va  recuperar el salto entre dos y seguir con la posesión de 24 segundos cuando haya un rebote ofensivo en lugar de 14 como será aplicable en la ACB, es decir, nuestros representantes españoles en la Euroliga (Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja) y en la Eurocup (Bilbao, CAI y Valencia) tendrán que lidiar con el cambio de chip dependiendo de cuando jueguen, si un día entre semana o sábado/domingo.

Otros cambios, menos traumáticos y diferenciantes con respecto a nuestra competición serán:

Cada equipo dispondrá de un tiempo muerto de 60 segundos y otro de 30 en la primera mitad. En la segunda parte tendrán dos de 60 segundos y uno de 30, y dentro de los últimos dos minutos del último cuarto solo podrán utilizar uno de cada tipo.

Los descansos entre cuartos, excepto el descanso de la primera mitad, se reducirán a 90 segundos en lugar de los dos minutos que venía siendo habitual. 

Con estos dos últimos cambios la Euroleague pretende dinamizar y agilizar mucho más el juego, pero vuelvo a finalizar con otras preguntas ¿Ayuda al mundo del baloncesto y sobre todo al consumidor final y futuros fans de este deporte el despiporre o despelote que se han montado entre todos esta temporada? ¿Ese es el camino que pretenden seguir los grandes estamentos para ‘vender’ el producto llamado basket?... Y luego nos hablan del modelo NBA y que es el camino a seguir, ¡ver para creer!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada