Más artículos


Antes de que existiera Michael Jordan, Julius Erving era el mítico ‘23’. Con esa frase podríamos definir lo que supuso el ‘Dr. J’ para la NBA y para el mundo del baloncesto. Fue el primer hombre, o uno de los primeros, que hizo que los aficionados se preguntasen si el hombre podía volar.


































































































































0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada