Más artículos


Hoy se pasa por esta humilde casa Nacho Romero, el que fuera jugador del Real Madrid y Caja San Fernando entre otros. Juan para los amigos, Juanillo en su pueblo y Nacho para el resto, colgará las botas al termino del presente curso tras nueve temporadas defendiendo los colores del Melilla de la Leb Oro, con el que se siente completamente identificado, siendo ese ‘amor’ plenamente correspondido tal como demuestra el hecho de que el club melillense retirara su dorsal número 14, en un acto que prácticamente es inusual aquí en España…

1.- ¿Que significa y ha significado para ti el baloncesto?
Un estilo de vida y un sueño cumplido.

2.- “Hay veces que es muy difícil decir adiós. Cuando acabe la temporada me retiraré”. Así anunciaste tu adiós en twitter. ¿Cuánto de difícil llegar a ser el tomar una decisión así después de unas vida dedicada al basket?, ¿muchas noches sin dormir?
Creí que iba a ser más fácil, pero cuando lo hice oficial estuve 3 días muy triste. Por ahora lo llevo bien porque sigo compitiendo hasta el final de liga pero cuando juegue el último partido me imagino que volveré a pasarlo mal. Poner fin a toda una vida dedicada al deporte es la decisión más complicada y triste de mi vida.

"Que un tío de 2,14 se saliera para tirar triples nadie lo entendía... tu trabajo era pegarte" 
3.- Después de nueve temporadas en el Melilla Baloncesto, eres el jugador que más veces se ha enfundado su camiseta, ¿Orgulloso de que así sea?.
 Siempre me ha gustado defender los colores de cada equipo e involucrarme mucho en las ciudades que he estado. No estoy muy atento a este tipo de estadísticas. Si las consigo será por algo y entonces creo que he hecho bien mi trabajo.

4.- Además tu dorsal, el 14, será retirado por el club en un gesto que no es muy dado aquí en España y que demuestra de tu importancia en Melilla. ¿Vellos de punta con tal decisión por parte del club?, ¿Es un gesto que debería darse mucho más entre los clubes españoles a imagen y semejanza de la NBA?.
En el baloncesto actual muy pocos jugadores tienen la oportunidad de jugar tantos años en un mismo equipo. Sin duda este reconocimiento del club me hace pensar que tanto esfuerzo ha merecido la pena y seguro que me emocionare.

5.- ¿Cuánto ha crecido Melilla desde tu llegada hace nueve años?
Melilla es una ciudad en permanente evolución, es una ciudad infravalorada y tienen la necesidad de ofrecer una buena imagen a toda España. En el baloncesto es lo mismo, el equipo ha hecho grandes esfuerzos para ser más profesional y dar una buena imagen porque estamos representando la ciudad por toda España.


6.- ¿Cuál ha sido el ‘hechizo’ para que Melilla y tú hayáis estado unidos durante nueve temporadas?, ¿Por qué en los tiempos que corren es tan difícil que un jugador permanezca tanto tiempo en un club?
Con la crisis hay cada día menos jugadores nacionales, los contratos son bajos, los entrenadores y clubs están cada día mas presionados… esto hace que el jugador este en constante movimiento buscando contratos. Aquí por ejemplo en Melilla valoran mucho el que te sientas bien en la ciudad y por eso creo que hemos estado tanto tiempo juntos.

7.- Antes de que rescatase Melilla estabas pasando uno de tus peores momentos como profesional. Siendo amargo recordarlo, ¿Qué te ocurrió para que lo catalogases así en la rueda de prensa de tu despedida?
Cuando empecé a jugar en LEB mi objetivo era intentar subir a ACB otra vez pero no me salió bien y entonces me desanime y pensaba en dejarlo. Me di como última oportunidad de volver a disfrutar del baloncesto jugar en melilla y bueno no me fue tan mal.

8.- Un recuerdo para cada uno de los clubes de los que formaste parte
-Villalba: Mi dieron la oportunidad de empezar una carrera
-Real Madrid: Años de esfuerzo y emociones. Me formaron como jugador.
-Caja San Fernando: Mis mejores años como jugador, en una ciudad formidable.
-Lleida: Año para recordarlo bien en todos los aspectos.
-Tarragona: Mi adaptación a la LEB
-Algeciras: Buen año en lo personal no tanto en lo deportivo.
-Y por último Melilla Baloncesto: Es un lugar donde nunca creí que iba a disfrutar tanto del baloncesto y sentirme tan querido.

"Deseaba jugar al basket y el asma no me lo iba a estropear"
9.- Con tan solo 16 años, lees en Marca que Villalba va realizar pruebas para su equipo de basket y decides dejar atrás familiares, amigos, Pedroche… ¿Fue una decisión difícil para la época que era?.
 No, yo tenía muy claro lo que quería ser y me marche feliz a Madrid. Evidentemente echaba de menos a la familia y amigos pero era la oportunidad para cumplir mi sueño.

10.- De Villalba al Real Madrid, y nada más y nada menos que compartiendo vestuario con figuras de la talla Arvydas Sabonis o Arlauckas, ¿Impresionaban jugadores de tal calibre?, ¿Quién te ayudó más en aquel vestuario?
En mi caso puedo decir que todos se portaron muy bien conmigo. Compartir vestuario, entrenamientos, hoteles etc. con ellos era una autentica gozada, esos años disfrute del baloncesto cada día.

11.- No muchos recuerdan que formaste parte del último título de Euroliga conquistado por el Real Madrid, ¿Cómo lo viviste?
Aunque en la final no fui convocado el poder conseguir una Euroliga no está al alcance de todos los jugadores, el partido lo viví con más nervios que si estuviese en el banquillo y después cuando ganamos pues muy contento y a celebrarlo.

12.- Finalmente y por falta de oportunidades decidiste hacer las maletas y fichar por el Caja San Fernando, ¿Por qué el equipo sevillano?, ¿tenías más ofertas?
En un principio quería minutos y aunque tenía la oferta del Caja San Fernando decidí jugar en el Cajasur Córdoba, pero el entrenador dijo que no era el jugador que estaba buscando y me fui entonces a Sevilla. No sé si darle las gracias a aquel entrenador.

13.- Casualidades de la vida o no, pero con un melillense, Javier Imbroda, alcanzaste grandes cotas en Sevilla, ¿Cuánto de importante fue en tu progresión como jugador?, ¿y Alexander Petrovic?
Alexander Petrovic fue el que me dio los minutos y confianza mi primer año y le estoy muy agradecido. Y Javier Imbroda me hizo jugar bien al baloncesto y lo más importante me dio da oportunidad de jugar con la selección.

14.- ¿Es cierto que renunciaste a ofertas muy suculentas para permanecer en el Caja San Fernando?, ¿se pueden saber que equipos te ‘tentaron’?
Sí. Después del gran año con el Caja San Fernando me llamaron de Olympiacos  para ir de pareja con De Miguel. También el Tau y alguno más pero mi ilusión era conseguir algo por Sevilla y por eso las rechace.

15.- Tu gran rendimiento en Sevilla te hizo merecedor de acudir a la selección y ser partícipe de la gran gesta del Eurobasket´99, ¿Como sabían en aquella época las medallas sin grandes nombres como Gasol, Navarro…?
No teníamos tanta calidad como la selección actual, pero era un equipo con un gran ambiente y con muchísima hambre de medallas. Esa plata sabe a gloria cuando se consigue a base de sacrifico y fe.

16.- La transformación de aquella selección fue brutal, de estar prácticamente eliminada a conseguir la plata, ¿Cómo puede experimentar un equipo tal transformación?
Hay veces que cuando tienes un golpe de suerte la dinámica del equipo cambia, te vienes arriba y todas las dudas que tenías antes desaparecen. Empiezas a jugar con mayor confianza y ves que puedes conseguir lo que te propongas. El equipo era bueno pero solo necesitamos ese empujoncito para conseguir medalla.

17.- Abandonas Sevilla y recalas en Lleida, y en su primera temporada en la ACB el equipo ilerdense llegó a la playoffs, ¿Qué ocurrió después de aquella temporada?, ¿Por qué decidieron prescindir de tus servicios?
Fue una buena temporada a nivel personal y de equipo pero quisieron reforzar unos cuantos puestos y me toco a mí.

18.- Ahora no se concibe casi ningún equipo sin un cuatro tirador, pero cuando tú empezaste a salirte de la zona para tirar triples aquello iba ‘contra natura’, ¿recibiste muchas críticas por ello?, ¿tu muñeca para lanzamiento exterior es algo innato o lo entrenaste muy mucho?
En aquella época se jugaba con un 4 y medio y un 5, pero no se tiraba casi de tres, que un pívot de 2,14 se saliera de la zona para lanzar triples eso la gente no lo entendía porque tu trabajo era pegarte. Ahora sin embargo los equipos tienen uno o dos 4 tiradores.
Lo del tiro es innato, tuve que entrenar un poco la técnica sobre todo para tirar más rápido, pero poco más.

19.- Asmático y 24 años jugando al basket de forma profesional ¿Cómo se ‘come’ eso?
Yo tampoco me lo explico. Lo que si te puedo decir que yo deseaba jugar al baloncesto y el asma no me lo iba a estropear.

20.- Los que te conocen te consideran un tío ‘cachondo’ como decimos por Andalucía, ¿alguna anécdota/s que puedas contarnos de tu dilatada carrera?
Pues celebrando la copa príncipe Melilla me dio por hacer un baile, con la mala suerte que me resbale y me di con la ceja en el suelo. Resultado 12 puntos, el pelo rapado (a medias) y a la mañana siguiente recepción en el ayuntamiento.

21.- En la emotiva rueda prensa que diste para anunciar tu retirada, comentaste que querías seguir ligado al basket pero no habías decidido cómo. Aún así, ¿De qué forma te ves ligado al baloncesto dentro de unos años?.
Por ahora voy a descansar y a disfrutar de la familia. Con el tiempo veremos qué pasa, lo que más me llama la atención del baloncesto ahora mismo es entrenar a niños. Pero nunca se sabe.

22.- Hablando de futuro, ¿te ha llegado ya alguna proposición para seguir ligado al deporte de la canasta?
Algo me han dicho pero no es seguro y prefiero dejarlo para cuando acabe la liga. Y sepa dónde voy a vivir.

23.- Por último, alguna cosa de la que no hayamos charlado o que te gustaría transmitir a los lectores…
Poco más. Que disfruten de este deporte y que ha sido un placer.

Agradecer la amabilidad y predisposición absoluta de Nacho para la concesión de esta entrevista y desearle que su futuro ligado al basket, no tengo dudas de que así será, sea lo más halagüeño y fructífero posible… ¡¡¡Gracias Juan!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario