Más artículos


Hijo - Papá, ¿por qué me inculcaste ser del Madrid de Basket, y no me dejaste elegir libremente mi propio equipo?
Padre – La respuesta es obvia hijo, porque somos el mejor equipo de Europa.

Hijo - ¿Somos?, Querrás decir fuimos, porque para ser el mejor de Europa hay que ganar títulos a nivel internacional, o al menos jugar asiduamente la Final Four para ser catalogado de los mejores de Europa.
Padre – Bueno, es cierto... pero es cuestión de mala suerte o mala racha...

Hijo - ¿Mala suerte?, ¿Mala racha?, Yo no llamaría estar sin jugar la Final Four durante 15 años mala suerte o mala racha... Mala suerte diría yo si en un quinto partido de los cruces de cuartos a vida o muerte, pierdes en los instantes finales. O mala racha, a breves periodos de ausencia en las Final Four... Pero para tantos y tantos años de ausencia prolongada, tiene que haber algunos problemas de trasfondo.

Padre – Mmmmm... bueno, es cierto, pero no me dirás que no somos el mejor equipo de España.
Campeones de Copa 2012
Hijo – ¡¡¡Ufff, Papá!!! ¿Los mejores de España? Tengo que recordarte que llevamos también cinco años sin ganar la liga ACB y otros tantos sin ni tan siquiera llegar a la final. Y también recordarte que llevábamos 19 años sin ganar la Copa del Rey.
Padre – Es cierto, pero insisto, simplemente son cuestiones de ciclos o mala racha. Porque si por algo se distingue el club es por los proyectos que construye y esos mismos proyectos son lo que te llevan al éxito.

Hijo - ¡Jo¡ Papá no hay por donde coger esa afirmación. No sé que concepto tendrás tú de la palabra ‘proyecto’... yo tengo otro concepto totalmente distinto de esa palabra, y a los nombres me remito para afirmar que no ha habido proyectos en los últimos años: Scariolo, Imbroda, Lamas, Maljkovic, Plaza, Messina y ahora Pablo Laso. A ninguno de ellos se le dieron los mimbres suficientes para realizar un verdadero proyecto, por no hablar de darles el suficiente respaldo y confianza para trabajar.
Padre – Bueno, bueno, ¡para el carro!. Algunos de los citados son de los mejores entrenadores de Europa y de ellos es precisamente el fracaso, de no habernos hecho campeones.

Hijo – No papá, ese es el error. Creer que con solo fichar a un gran entrenador está todo hecho. ¡Que él solito nos llevaría a la gloria!. 
Padre – Hombre, ¡pues claro!, ¡Por eso somos el Real Madrid!.

Hijo – Otro error de cálculo grandísimo. Camiseta más historia más entrenador no son solo los ingredientes perfectos para volver a ser grandes. Tiene que haber muchísimo más trabajo detrás. Y ahí todos o casi todos nuestros dirigentes, desde que Jaquotot dejó desgraciadamente la sección, han creído que solo con el escudo, el entrenador con renombre y la historia se podía ganar. Y no es así, hay que trabajar desde dentro del club para sentar las bases sólidas sobre las que se deben construir un proyecto deportivo de cara al futuro, independientemente de quien sea el entrenador, y esas bases empiezan por ser importantes otra vez institucionalmente hablando, porque últimamente no pintamos nada en ese ámbito... El peor enemigo de todo ello han sido de las urgencias históricas.
Padre - ¿Urgencias históricas?

Hijo – Si papá, si. Tirar a la basura muchos jugadores y entrenadores por el simple hecho de no ganar. No tener la suficiente paciencia y dar tiempo a los posibles proyectos para emerger lenta pero paulatinamente. Y esa es la razón por la que hemos dejado de ser los más grandes, o mejor dicho, dejar de ser ‘grandes’. Y tenemos que encontrar las personas idóneas y cualificadas tanto institucionalmente como deportivamente para volver a ser grandes en todos los ámbitos.
Padre - ¿Volver a ser grandes?, Por favor, ¡si ya lo somos!

Hijo – No papá, lo fuimos en antaño, y mientras tú y muchísima gente no se de cuenta de ello, volveremos a cometer los mismos errores una y otra vez...
Padre - ¿Qué errores?, ¿Deportivos por ejemplo?... si sólo hay que mirar los grandes jugadores que siempre han vestido nuestra camiseta. Ellos son el principal factor, o uno de ellos, para conseguir los títulos y siempre los hemos tenido.

El gran Arvydas Sabonis
Hijo - ¿Te refieres a Sabonis, Arlauckas, Petrovic o Bodiroga?... por citar algunos
Padre - ¡Exacto! No me negarás que no son grandes jugadores, lo más grandes de Europa.

Hijo – Si grandísimos jugadores, los más grandes de sus épocas respectivas diría yo. Pero desde la época de Bodiroga a día de hoy, ¿podrías decirme alguno más?
Padre – Mmmm... ¡Rudy Fernández!

Hijo – ¡Por supuesto!, Pero entre Bodiroga y Rudy, han transcurrido un gran espacio de tiempo. Así que no me vale como ejemplo, tendrías que darme otro...  además, Rudy no está con nosotros.
Padre – Ahora mismo a bote pronto no sabría decirte, pero seguro que alguno habrá... ¡Ah! Sasha Djordjevic.

Hijo – Te has buscado la excepción que rompe la regla, pero para mi gusto ya llegó tarde a nuestro Madrid.
Padre - ¿y que me dices de Alberto Herreros?

Bullock y Reyes los 2
 últimos estandartes
Hijo – Gran jugador por supuesto, faltaría más. No lo discuto, pero te haré yo una pregunta, ¿se supo rodear a Herreros de los jugadores idóneos para realmente aspirar a títulos o al menos jugar finales?, y casos similares son los de Bullock y Felipe Reyes.
Padre – ¡Claro que si!, Seguro que ahora no recordamos los nombres de esos jugadores que conformaron plantilla con Herreros, pero a buen seguro eran de gran calidad. Los dirigentes del club siempre han apostado por la sección, y en aquella época o cualquier otra, a buen seguro que se apostó decididamente por fichajes de categoría.

Hijo – Hosley, Pepe Sánchez, Massey, Jennings, Digbeu, Attruia, etc etc etc... ¿quieres que siga?
Padre – ¡No hace falta!. Esos jugadores llegaron porque nuestra cantera no producía jugadores para el primer equipo. Sino nunca hubiesen venido

Hijo - ¿Cantera?. ¿Cuándo ha existido cantera en nuestro club? Habría que remontarse a tiempos inmemorables para recordarlo. ¿Isma Santos? Por ejemplo.... Desde Isma a Mirotic (si es que me lo ibas a mencionar), media un mundo. Entre ellos dos solo ha habido ‘vacío de cantera’. Para nuestros dirigentes el concepto cantera era ir al vecino (Estudiantes) y fichar sus jugadores.
Padre – Es que no siempre ni todos los años se pueden sacar jugadores validos para el primer equipo.

Isma Santos ejemplo lejano de cantera
Hijo – No es cuestión de eso. Está claro que no siempre se pueden sacar jugadores ‘aprovechables’ para tu primer equipo, pero es que nuestro club no ha trabajado en ello lo más mínimo. Los directivos se preocuparon más por ganar inmediatamente, que de construir un proyecto de cantera que diera sus frutos a largo plazo. Era mejor ganar ya, debido a las urgencias históricas, pagando en ocasiones traspasos desorbitados y grandes fichas, en lugar de invertir ese pastizal en la cantera con jugadores de futuro y grandes profesionales que supieran guiarlos.

Padre – La verdad que no se que más decirte para darte una razón por la que te inculqué ser del Madrid. Me has dejado sin argumentos de peso para ello. Quizás todavía vivo en la época de los Corbalán, Fernando Martín, Delibasic, Sabonis, Petrovic... por nombrar algunos y de ahí que yo fuera del Madrid y quisiera transmitirte esos valores.
Hijo – No vayamos a empezar con el tema de los ‘valores’, porque sería un tema muy peliagudo y que no habría por donde cogerlo.
Padre – No en absoluto, era una simple expresión. Y después de todo lo argumentado esa palabra desgraciadamente en nuestro club está llena de vacío en los últimos años.

¿Se seguirá trabajando en la misma línea en el futuro?
Hijo – Mira papá, aunque desgraciadamente te hayas quedado sin argumentos, tengo que reconocer que este año la palabra 'proyecto' parece cobrar sentido en el club. Este verano se trabajó bien el tema de los fichajes, e incluso se buscó el sustituto ideal de Rudy, Kyle Singler. Ahora tras el título copero, la calma y la paciencia deberían reinar en el seno del club y dejar atrás las urgencias históricas, la base del equipo es muy buena y solo le hacen falta un par de pinceladas para volver a aspirar seriamente a todo. Esperemos que sigan trabajando en esa dirección deportivamente hablando, el trabajo en ese sentido está casi hecho. Pero la asignatura pendiente a día de hoy es la institucional, ahí hay mucha tela por cortar.
Padre - ¿Que puedo decirte?... llevas toda la razón. Ojalá esta sea de una vez por todas, la temporada en la que enderecemos el rumbo en todos los ámbitos... Y creo haber encontrado la razón principal por la que eres del Madrid...

Hijo - ¿De verdad?
Padre – Si. Ser del Madrid es un sentimiento que no se puede explicar, es un sentimiento arraigado en lo más profundo del corazón. Creo que se nace con el ‘ADN Merengue’ en la sangre, y de ahí que no hiciera falta que te inculcase que fueras del Madrid, ya lo llevabas en la sangre al nacer... y aunque yo no te hubiese empujado a ello, finalmente hubieses escogido ser del Real Madrid. Hijo - Cierto papá, muy cierto. Pero ese 'ADN Merengue' te lo debo a ti... ¡¡¡Gracias Papá!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario