Más artículos


El pasado lunes nos llegaban los datos de las audiencias televisivas de los dos primeros partidos ofrecidos por Teledeporte, correspondiente a la primera jornada de la Liga Endesa, y sinceramente los datos son preocupantes. Nuestro baloncesto atraviesa una crisis televisiva de órdago, porque tanto la ACB como Teledeporte no sabe como explotar el producto que tiene entre las manos. Por unanimidad somos la segunda mejor liga del mundo, tenemos a la mejor selección del mundo (si exceptuamos a EEUU)… Entonces, ¿cuáles son los motivos para esos ‘horribles’ niveles de audiencia?. Son muchos:
Baloncesto a la carta: Si tengo la posibilidad de ver a mi equipo a través de la red, ¿para qué voy a ver otro?. Con este sistema, baloncesto a la carta, ya no se tiene tanto deseo de ver un partido como antaño, en que solo retransmitían un único partido y del resto tenías que leer las crónicas o ver algún resumen, si que había algún programa dedicado a ello, con una duración decente. Y con ello, no quiero decir que el baloncesto a la carta sea malo, sino todo lo contrario, pero habría que buscar otra fórmula.

Horarios: Un sábado o domingo a las 18:00 horas, es una hora “complicada” para poder ver un partido. No hace falta entrar con detenimiento en este punto, puesto que por todos es sabido que los fines de semana a esa hora, casi nadie está en casa.

La calidad del juego. Cuando empiezas a ver los partidos deja bastante que desear, a pesar de ser la segunda mejor liga del mundo. Los equipos no juegan un baloncesto alegre y vistoso, sino todo lo contrario, con lo cual al espectador medio no le llena ver un partido.

El ‘fraude’ que supone el tema de los pasaportes y los cupos. Yo como aficionado hay veces que no me siento identificado con los equipos, al ver tanto jugador extranjero que en realidad aporta menos que cualquier jugador nacional, salido de la cantera.

Como mencioné al principio, TVE no sabe cómo vender y explotar el producto. En los telediarios son mínimas las informaciones sobre básquet e incluso a veces no llegan ni a mínimas, puesto que no se habla del baloncesto.

Coincidencia con el deporte rey, el fútbol, los horarios implantados por TVE y la ACB, se basan en no coincidir con el fútbol, porque sino simplemente sería aún peores las audiencias. ¿Por qué no se cambia de día el partido de la jornada?, Por ejemplo los lunes a las 21:00 horas, todo el mundo está en sus casas o volviendo de sus trabajos. El viernes sería también buena opción, pero hay que tener en cuenta el tema de la Euroliga, con lo cual nuestros representantes en la máxima competición no podrían disputar el partido de la jornada ese día, no tendría tiempo material de recuperación. En cambio el lunes, jugando Euroliga si podrían.

La calidad de los comentaristas, merece mención aparte. Si la persona o personas que están detrás del micro, no enganchan al telespectador, mal negocio. Y si además de eso, no son imparciales, como debería de serlo todo aquel que se sienta tras un micrófono, pues peor aún, puesto que el telespectador no es tonto y se siente engañado e incluso en ocasiones teledirigido a crearle una opinión errónea.

Y finalmente, porque TVE no cree en el producto que está ofreciendo, es doloroso escribirlo, pero es la pura realidad.

Si esto afortunadamente, no da un giro de 360º, creo que desgraciadamente nos veremos abogados a ver el deporte que tanto amamos por la red. Un baloncesto a la carta, eligiendo el partido que quieres ver, tal como se hace ahora con el 80% de los partidos, pero que personalmente no me gustaría tener que disfrutar del 100% por la red. Lo suyo, es poder disfrutar del básquet delante de tu televisor y en tu sofá cómodamente…

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada