Más artículos


Los fans de Raül López, entre los que me incluyo, estamos de enhorabuena... Raül López vuelve a la ACB de la mano del Bizkaia Bilbao Basket.

Líder, junto con Navarro, de los juniors de oro (por entonces Gasol, no era ni la sombra de lo que es hoy día), ganó el Mundial Júnior de 1999 celebrado en Lisboa.

Con tan solo 18 años debutó en la ACB, de la mano de una de las mejores canteras de la ACB: DKV Joventut!!!. Fue tal su impacto en la liga,  que en el año 2000 Sergio Scariolo lo fichó para el R. Madrid, para formar pareja de bases con Djordjevic.
Por aquel entonces fue el segundo fichaje más caro de la historia de la ACB, por detrás de Milán Gurovic. El Madrid tuvo que pagar en concepto de traspaso, 300 millones de las antiguas pesetas.

Su primera temporada de blanco, le sirvió para ir con convocado con la Selección Española al Europeo de 2001, donde se consiguió la medalla de bronce.

En su segunda temporada en el Madrid (2002), cuando empezaba a deslumbrarnos con su magia e incluso le había arrebatado la titularidad a Sasha Djordjevic, una inoportuna lesión de rodilla vio como truncaba su meteórica carrera. Una lesión que le tuvo apartado de las canchas durante seis meses.

En mayo de ese mismo año, volvió a reaparecer, pero sería por muy poco tiempo... puesto que el 17 de agosto, en un amistoso contra Rusia volvió a lesionarse la misma rodilla. A pesar de lesión y de que pasaría el año prácticamente en blanco, los Utah Jazz (un año antes lo habían elegido en 1ª ronda de draft con el número 24), decidieron apostar fuerte por él y se lo llevaron a la NBA.

Su primera temporada “activa” en la NBA puede denominarse de discreta. En su segundo año en la mejor liga de mundo, cuando parecían que las cosas empezaban a funcionar, una nueva lesión -esta vez en la rodilla izquierda- hacen que vuelva a perderse una temporada al completo.

En 2005 decide poner fin a su etapa NBA, y firma por el entonces “nuevo rico de la ACB”, el Akasvayu de Girona. Solo permanecería una temporada en el equipo de Girona, ya que decidió volver a fichar por el R. Madrid.

En su primer año de su segunda etapa como madridista, consiguió ganar la Uleb y la liga ACB. En las dos temporadas siguientes como “director” del R. Madrid no levantó ningún trofeo con sus compañeros.

La llegada de Ettore Messina en 2009 a la casa blanca, hace que el bueno de Raül tenga que hacer maletas rumbo a Rusia, para permanecer dos temporadas en el Khimki.

Ahora a sus 31 años, podremos disfrutar de nuevo de la magia de "Harry Potter", gracias a los dirigentes de Bizkaia. Mi felicitación también a la afición del equipo por el fichaje de este crack, crack en todos los sentidos (lo dice alguien que ha tenido el placer de conocerle).

P.D.: Gran proyecto deportivo el que están acometiendo los propietarios del Bizkaia Bilbao Basket para competir con garantías en la Euroliga. Grimau, Raül López, ¿Vidal?, ¿English?, la clave de ese equipo para alcanzar cotas altas será hacerse con los servicios de un pívot intimidador, llámese N´Dong o Fischer (sí es que finalmente el Madrid se desprende de él).
Entrada más reciente
Siguiente
This is the last post.

0 comentarios :

Publicar un comentario