Más artículos


El ‘trash talking’ se le conoce como dialogo basura y es utilizado por infinidad de jugadores de baloncesto para sacar de sus casillas a sus respectivos defensores y al equipo rival al completo. En ese arte Larry Bird, Dennis Rodman, Reggie Miller y Michael Jordan eran los reyes de su época, dicho cuarteto desquiciaba a sus rivales con una lengua más que viperina.  

Michael Jordan fue el rey de reyes de ese ‘trash talking’ durante sus dos dinastías en la NBA (dos three-peat) en la década de los 90, y Magic Johnson ha dado buena fe de ello. Amén de resaltar el espíritu competitivo y gen ganador innato de Jordan, al cual no le gustaba perder a nada y solo hacía falta picarle un poco para sacar al lobo competitivo que llevaba dentro.

En el show de Jimmy Kimmel, el ex jugador de los Lakers y mítica figura del baloncesto mundial, confesó que una vez osó desafiar a Jordan y que salió bastante escaldado de esa situación. A Magic no se le ocurrió otra idea que sacar a relucir el ‘trash talking’ contra Michael cuando coincidieron en el fabuloso e irrepetible Dream Team’92.

La escena tuvo lugar en Barcelona cuando Chuck Daly organizó un entrenamiento durante las Olimpiadas con equipo formado por: Jordan, Barkley, Bird, Pippen, Laettner y Ewing. Y en el otro bando estaban: Magic, Stockton, Mullin, Drexler, Malone y Robinson. Equipos que siempre estaban formado por los mismos jugadores y que durante varios días ya se habían enfrentado sin salir hasta entonces un ganador claro.

Ese día en el que Magic retó a Jordan, el marcador reflejaba un 12-2 para Johnson y los suyos, y se le ocurrió la gran idea de susurrarle a Jordan tras tocarle el hombro: “¡Oye, si no te transformas en Air Jordan, os seguiremos pateando el culo todo el día'. Sus ojos se pusieron enormes y su lengua salió más de lo habitual (imita el gesto). Anotó de tres puntos (y se quedó mirándome con la lengua fuera), luego otra (imita de nuevo el movimiento de la lengua). Los dos triples consecutivos los convirtió en mi cara”.

No contento con ello, Michael Jordan descargó toda su adrenalina sobre David Robinson, que fue quien acabó los platos rotos con el mate más increíble que Magic, según declaró, había visto: “(MJ) se fue hacia la derecha y saltó, como Robinson. Y dijo 'voy a sentarme en el aire porque sé que él va a caer'. Y Robinson se fue al suelo. Y luego hizo una mate de 360º. ¡Un 360º en un entrenamiento! Yo me quede como ¡Oh, dios mío! Lógicamente nos acabó pateando el culo

Poco más añadir sobre Michael Jordan y su leyenda… Habló otro mito del baloncesto, Magic Johnson.

0 comentarios :

Publicar un comentario