Más artículos


El deporte y la vida están llenos de obstáculos cotidianos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos o metas soñadas, que nos impiden vivir momentos increíbles de superación. Son muchas las distracciones que hoy en día nos rodean y que de una manera u otra nos apartan de lo esencial, de lo verdaderamente importante. Alcanzar nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestras metas para sentirnos realizados no solo profesionalmente sino emocionalmente.

Por consiguiente, tanto si juegas al baloncesto, prácticas cualquier otro deporte o desarrollas una actividad profesional, quizás este decálogo recogido en el libro "Con la fuerza de Jordan", te ayude a enfocar tu día a día de manera distinta a como venías haciéndolo habitualmente…

1.- Concentración. Entrena tu mente para que se concentre en las cosas esenciales y se deshaga de las frivolidades y las cosas superfluas.

2.- Pasión y energía. El entusiasmo es una de las emociones más grandes. Sin éste, no hay logros. Con él, una idea nueva puede ganarle a una anticuada.

3.- Perseverancia y esfuerzo. La perseverancia no es una carrera larga, se trata de muchas carreras cortas, una tras otra. Así dejarás tus huellas en la arena del tiempo.

4.- Responsabilidad. El éxito a cualquier escala importante requiere que aceptes la responsabilidad. En el análisis final, la única cualidad que tiene toda persona exitosa es la capacidad de tomar una responsabilidad.

5.- Influencia. El principio motivacional más importante es la gente que hace aquello que ve en los demás. Como adultos, todavía jugamos el juego de “sigue al líder”.

6.- Competir y ganar. Los ganadores esperan ganar desde un principio. La vida es una profecía donde se realizan los deseos propios.

7.- Trabajo en equipo. La gente apoya lo que ayuda a crear.

8.- Liderazgo. Un buen liderazgo debe ser más que atraer a los seguidores. Debe producir más líderes.

9.- Respeto, confianza y lealtad. Sólo hay algo mejor que un amigo en quien confiar, y es el que confía en ti.

10.- Carácter. Todos queremos tener carácter, pero no pasar por las pruebas para forjarlo. No puedes desarrollar tu carácter en un capullo.

0 comentarios :

Publicar un comentario