Más artículos


Todo hacía indicar que K.C. Rivers continuaría en el Real Madrid al menos una temporada más, como apuntan diversas fuentes, e incluso alguna que otra llegaba a apuntar que la renovación del alero americano era por dos temporadas. Solo faltaba la confirmación oficial por parte del club y esta empezaba a demorarse más la cuenta debido a un problemón.

El CSD impuso hace tres meses un cambio en la normativa de los pasaportes express,  y todo jugador norteamericano que haya o intente comprar su pasaporte comunitario o cotonou no lo tendrá tan fácil a partir de ahora. Rivers, al igual que muchos otros jugadores en su misma situación, debe acreditar vínculos familiares o deportivos con el país del que obtiene el pasaporte, y en el caso del hasta ahora jugador blanco le ha sido imposible demostrarlos. Guinea Bissau no es un país de tradición baloncestística y por tanto la selección no existe.

Es por ello que los servicios jurídicos del Real Madrid han indicado que la renovación solo podía darse como jugador extracomunitario y el club blanco tiene cubierta las dos plazas con Ayón y Thompkins, así que Pablo Laso se ha quedado sin su ‘microondas’.

Pero ante tal contratiempo la dirección deportiva se ha movido con mucha rapidez para encontrar un sustituto y lo ha encontrado al parecer en el alero sueco Jeffery Taylor (26 años, 2.01metros), tal como informa Shams Charania.

Taylor natural de Norrköping, Suecia, formado en NCAA en la ciudad de Nashville jugando para Vanderbilt, y hasta la fecha, en la NBA en la disciplina de los Hornets ha decidido continuar su carrera en Europa. En 2012 fue de los mejores europeos en la NCAA con los Commodores cuando promedió 16,1 puntos, 5,6 rebotes, 1,7 asistencias y 1,2 robos de balón por encuentro. Ese mismo junio fue elegido en el NBA Draft por los Charlotte Bobcats, equipo en el que ha jugado las 3 últimas campañas promediando esta última 6,6 puntos y 2 rebotes en 14 minutos por encuentro.

Según aseguraban en Israel, Taylor había llegado a un principio de acuerdo con el Maccabi Tel Aviv para las dos próximas temporadas, pero las negociaciones se paralizaron al surgir el interés del Madrid, que no es el único equipo europeo que pretende al sueco.

Taylor es un jugador muy completo y de equipo que puede hacer de todo, destacando especialmente en el aspecto defensivo y que hace uso de su gran físico en el plano ofensivo, sin obviar su agilidad, potencia y rapidez. Como quedó demostrado en el Eurobasket de 2013 al promediar 21,2 puntos, 4,6 rebotes, 1,4 recuperaciones y 1,4 asistencias

Al margen de sus cualidades deportivas, Taylor se vio salpicado por la polémica al ser detenido en septiembre de 2014 por un supuesto caso de violencia doméstica contra su pareja en Michigan, que él mismo confirmó después: "Mis acciones estuvieron mal y no quiero recurrir una decisión basada en mi mala conducta. Respeto la decisión de la Liga al suspenderme y tomaré todos los pasos necesarios para asegurarme de que algo como esto me vuelva a ocurrir". Por aquella acción, la NBA le sancionó con 24 partidos de suspensión. 

0 comentarios :

Publicar un comentario