Más artículos


Tras varios meses de estudio, la Euroliga ha anunciado hoy su nuevo Fair Play Financiero que entrará en vigor la próxima temporada, y que abre una nueva etapa de responsabilidad fiscal en el baloncesto europeo para conseguir un mayor equilibrio en los presupuestos de los clubes.

El objetivo es claro, ayudarles y que la Euroliga crezca de una manera constante y sostenible cada temporada, como así ha explicado la organización en su comunicado: "Asegurar un mayor equilibrio en los presupuestos de los clubes, con el fin de ayudarles a que tengan un crecimiento sostenible y consistente a lo largo de los años".

Las principales normas son:

-Un presupuesto mínimo de cuatro millones de euros para cualquier club que desee participar en la competición.

-No se podrá participar con deudas pendientes o si el déficit en el presupuesto de un club es superior al 10% durante los tres años anteriores.

-No será motivo de prohibición, pero los clubes estarán sujetos a procedimientos disciplinarios si no se cumplen otros requisitos ligados al presupuesto, los salarios de los jugadores deben suponer menos del 65% del presupuesto total del equipo, así como la aportación de los socios, que tendrá que ser inferior al 75% del mismo.

Una comisión de control formada por miembros de la Euroliga y expertos independientes supervisará la aplicación de estas normas.

0 comentarios :

Publicar un comentario