Más artículos


El tema de los pasaportes express ha llegado a un punto en el que a todos y cada uno de los involucrados, directa o indirectamente, se las ido de las manos de todas todas. Y el último enredo e historia pintoresca la encontramos en dos jugadores que comparten representante (Mizko Raztanovic y su agencia Beobasket): Slaughter (Real Madrid) y Panko (Fuenlabrada), cuyos pasaportes de Guinea Ecuatorial tienen el mismo número. Así pudo constatarlo la FEB cuando semanas atrás el club fuenlabreño presentó la documentación para acreditar la nueva nacionalidad de Panko.

Tal como informa ‘El Mundo Deportivo’, la gestión de las licencias de los jugadores es una responsabilidad compartida por la FEB y la Asociación de Clubes, pero la ACB no reparó en la irregularidad y si la Federación Española de Baloncesto. Fue entonces cuando la ACB solicitó al ‘Fuenla’ un certificado de inscripción consular de Panko, obteniendo como respuesta la renuncia del club fuenlabreño a cambiar la nacionalidad de su estrella días más tarde.

Ese mismo trámite fue requerido al Real Madrid y el club blanco sí que presentó la documentación requerida para acreditar la inscripción consular de Slaughter como ciudadano de Guinea Ecuatorial.

Ante tal despropósito el Consejo Superior de Deportes puso el caso en manos de la policía por si se daba el caso de falsificación de documento público. Además, se da la circunstancia que el CSD decidió hace algo más de una semana poner más dificultades a los clubes a la hora de conseguir tan alegremente los pasaportes Cotonou, y a través de una resolución en el BOE obliga a los jugadores a acreditar una vinculación personal, deportiva o familiar con el país que le concede la nacionalidad.

El CSD no ha querido airear el tema públicamente para no perjudicar al Real Madrid en una fecha tan delicada para los blancos como es la disputa de la Final Four, puesto que para Panko y su club no comporta responsabilidad alguna al no llegar a inscribirse como guineano en ACB, pero si para Slaughter y el Madrid. En caso de que las investigaciones policiales demuestren irregularidades podría suponer un maremoto en la Liga Endesa, ya que todos los rivales del club madridista podrían impugnar los partidos por alineación indebida, si bien es cierto que mientras no se demuestre lo contrario todo el trámite realizado en el caso de Slaughter, que debutó como comunitario en la Copa del Rey, es legal. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada