Más artículos


El Real Madrid dejó un gusto muy amargo a todos sus seguidores al término de la pasada temporada. El equipo durante las fases en que no se jugó nada era un fórmula uno, pero en los momentos de máxima aceleración y en las curvas se le gripó el motor, lo que se tradujo en dos grandes descalabros (Euroleague y ACB) que muy pocos llegaron a predecir al ver como se desarrollaba la temporada.

Los males del equipo han sido diseccionados por muchos compañeros/webs de forma brillante y no me detendré mucho en ello, puesto que todos los aficionados blancos se los saben de carretilla: agotamiento físico y mental, mala gestión de minutos, escasez de brillantez desde la dirección técnica en momentos decisivos, jugadores importantes desaparecidos en combates de vida o muerte…

Tras los descalabros se produjo el más puro silencio desde la sección y solo las filtraciones, a veces intencionadas y otras no tanto, dejaban entrever que el club era un barco sin rumbo aparente con el lema por bandera: “Donde dije digo, digo Diego”, sobre todo en lo referente al futuro de Pablo Laso. El técnico vasco tenía pie y medio fuera del club, pero un señor que lo puede todo llamado Don Dinero, es el culpable de su continuidad aunque su figura haya quedado muy deteriorada, siempre con la sombra muy alargada de Katsikaris acechando… No descarto su fichaje tras el Mundial, para no recibir críticas hasta mediados de septiembre por supuestamente no tener entrenador o despedir a Laso que a día de hoy tiene muchos defensores. Esta es otra historia sobre la cual se ha escrito muchísimo de forma un tanto parcial según quién haya estado detrás de la firma de un artículo.

Solo apuntaré tres coletazos más sobre Laso en forma de preguntas: Desde un principio se sabía lo que costaba su finiquito, ¿entonces para que negociar con Katsikaris sino se quería gastar parte del patrocinio de Teka? ¿Por qué dilatar en el tiempo una decisión que solo tenía una solución posible desde las altas esferas? ¿Pensaban que no renovando a sus ayudantes le forzarían a dimitir en un país en el que todos se agarran a sus puestos de trabajo desesperadamente?



De Laso a Mirotic. El hispano-montenegrino tuvo una salida del Madrid no deseada después de haber echado los dientes como quien dice en la casa blanca. Su salida no fue por la puerta grande ni tampoco por la de atrás, más bien por una intermedia, para un jugador muy querido y el único producto potable salido de la cantera después de tantos años sin recolectar nada. Sino abonas el campo es imposible que florezca nada en él.

Mirotic se despidió del club con una carta un tanto agridulce que también dio mucho ‘entertainment’. Y digo agridulce porque lo lógico hubiese sido que club y jugador hubiesen ido de la mano en este tema, pero la sección se desmarcó incomprensiblemente con un silencio sepulcral hacia un jugador que si en lo deportivo no les ha supuesto ni ‘chicha ni limoná’ (eso desprende su dejadez al no lanzar un comunicado de agradecimiento) en lo económico les ha salido más que rentable con los 2,5 millones de euros que les deja en caja, y solo por eso, por la importancia que para la sección tiene el señor euro, deberían haberse portado como señores con él y darle las gracias por todos estos años.

Por último, la forma en el que comunicaron Hugo López y Jota Cuspidera que no continuaban en sus cargos resultó poco elegante y diplomática, aunque resulte loable para lo que estila hoy en día. Nadie quiso mirar a la cara a los ‘despedidos’ para con una explicación y un estrechón de manos por los años de servicio desearles el mejor de los futuros fuera del club.

En resumidas cuentas, el Madrid dio para escribir una enciclopedia con estos temas (los fichajes darán para otro artículo) que no hacen sino azotar mi pensamiento sobre la diferencia entre un gran club en cuanto a gestión y señorío, y un gran club por nombre o tradición... elijan ustedes cual aplicarían al Real Madrid, yo lo tengo claro.

2 comentarios :

  1. Al club desde que finalizo la temporada, solo se le pueden criticar las formas y su ninguneo en oficializar las cosas. Me parece lamentable como se ha dirigido la sección en "esta nueva etapa". Laso estoy seguro que empieza el campeonatro, ¿qué igual le echan pronto? no te digo que no pero empezar lo empieza... A Niko le tenían que haber despedido como se merece un "canterano" que acaba en la NBA tras ser uno de los mejores en estos años... de hecho si en los ultimos meses se negoció y casi se concreto que siguiese un año más que menos que darle una despedida a esa altura. Y lo de los acompañantes de Laso tres cosas mal: 1) que se enteren de su no renovacion por burofax, 2) que Laso no atase a sus ayudantes en su renovacion y 3) que se les use para ver si con ello Laso se marchaba bajando ostensiblemente el finiquito a pagar... Me ha recordado a la mafia y no a un club señor....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que cueste mucho sacar comunicados en su debido momento, así como haber salido a la palestra para hablar sobre la temporada en lugar de no dar la cara.
      Me parece un error echar a Laso en cuanto vengan mal dadas, para eso lo despides antes y comienzas con nuevo entrenador.
      En cuanto a Mirotic, después de su 'gran' despedida no me extrañaría que no quisiese volver si dejase la NBA
      En cuanto a tus apuntes sobre los ayudantes, totalmente de acuerdo tio!!!

      Eliminar