Más artículos


A partir de ahora podréis disfrutar de una sección olvidada en este humilde rincón de basket, “El Debate”. Será una sección, como su propio nombre indica, en la cual Edu Martínez y servidor, debatiremos los distintos temas de actualidad que vayan surgiendo, que hayan sido candentes durante la temporada o que vosotros mismos demandéis. Será un careo en el que cada uno defenderá una postura con argumentos algunas veces tácticos y otras veces no tanto, tomando en este último caso un cariz más coloquial y a veces un poco forofo sin llegar al radicalismo. 
La mejor forma de reabrir el telón de esta sección es con Magic Johnson y Michael Jordan, con el eterno debate de quién es el mejor de todos los tiempos.  Mi amigo es un poco Magicmaníaco, por no decir bastante, así que es lógico y normal que tome el papel de defender a Magic. Y a decir verdad parte con un poco de desventaja, puesto que juega fuera de casa, ya que este rincón es un poco/bastante de Jordan. .. Pero para nada debe sentirse en cancha hostil, ya que aquí tienen cabida todos los amantes del basket y él lo es, y máxime cuando todos los que os concentráis en esta casa os distinguís por la educación y el respeto, y es por ello que participéis mediante vuestros comentarios aquí o en twitter mediante el hashtag '#debatejypcom'.


Edu Martínez: ¡MAGIC JOHNSON! 

Nombre de la web, avatar de la misma, grandes artículos dedicados a él y encima ponerme a discutir con “el jefe”,  tomad como locura mi opinión pero vamos a hablar del “mejor jugador de baloncesto” y no del ícono de este deporte, del personaje que mejor enmarca el espíritu de ganador del mismo o del porqué una marca como Nike pasó de ser “corrientucha” a uno de los mejores negocios deportivos del mundo.
No le quito nada a tu MJ, Juanpe, pero yo me quedo con el mío. Y el porqué es muy sencillo, con Jordan puedes disfrutar, de sus fintas, de sus vuelos, de su tiro o de lo que quieras, pero intuyes lo que va a ocurrir… y con Magic (pocos saben que se llama Earvin y dudo si aún lo pone en su DNI) no… El factor sorpresa del mejor base de todos los tiempos es que hacia levantarse de sus asientos a los de la grada incluso antes de que la pelota acabara en canasta. Y bueno, nos acusas a los fans del 32, que en el fondo sabemos que Jordan nos pone más… Uhmm, en mi caso no es así, porque la conciencia de uno sólo era la de ganar, sin importar en que, y la conciencia del otro era disfrutar y que disfrutasen los que le vieran jugar a su deporte, por eso uno me embaucó de verdad y del otro sólo me quito el sombrero por su actitud y aptitud para el basket y como diría el difunto Aragonés: “Ganar, ganar y ganar”.
Haciendo memoria creo recordar que la NBA fue relanzada en los 80 gracias en gran parte a dos jugadores referencia un tal Larry Bird y Magic Johnson y por supuesto a sus respectivos equipos. Ver jugar a aquellos Lakers de Kareem, Worthy, Cooper, A.C Green, Byron Scott… al ritmo de su base siempre será recordado como el “showtime” ya que además de ganar, divertían al personal… Pero este “termino” fue acuñado años atrás, más concretamente en la temporada 79-80. Un rookie Magic Johnson firmaba el debut soñado al llegar su equipo a la final contra los 76ers del “Dr J”. La final soñada que se vendió como un Kareem Abdul-Jabbar vs Julius Erving, si no llega a ser porque Kareem en el quinto partido con un 2-2  en la eliminatoria se lesionó el tobillo y por tanto sin su pívot estrella la final “estaba perdida”, pese a ganar el partido con un Kareem roto que metió 40 puntos. Los jugadores desmoralizados al ver que la final iba rumbo a Philadelphia, no creyeron que sin su máxima referencia y sin un jugador interior pudieran ganar. Se cuenta que en el avión le dijo Magic a su entrenador, póngame a mí de pívot y le dio la oportunidad de realizar el salto entre dos del inicio de partido… 42 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias, 3 robos de balón y un tapón y el Dr J diciendo “es impresionante, simplemente impresionante”.
Creo que es el único jugador que conozco que ha jugado en las 5 posiciones rindiendo por encima de la media en todas y pasando a la historia como un tipo de 2,06 que se convirtió en el mejor en su puesto de todos los tiempos. ¿Polivalencia y ser completo no son sinónimos? Pues si anotas porque tienes un gran tiro, asiste como nadie y recoges rebotes con facilidad… yo creo que en este caso: SI.

5 anillos, 3 MVP, 12 veces All-Star, 9 veces elegido en el mejor quinteto de la liga, líder en asistencias en 4 ocasiones, 138 triples dobles en regular season (solo superado por Oscar Robertson) y 2 veces líder de robos de balón (aunque le achaques el no saber defender), es como decir que Jordan no era un buen triplista porque tiene el peor record en un concurso de triples de todos los tiempos en un All-Star, ya sabes, tonterías que se dicen, pero no te la tengo en cuenta… También realizó partidos que dieron títulos, incluso ganándolos en la última jugada como el decisivo cuarto partido de las finales del 87 contra Celtics, metiendo una canasta de ensueño para remontar en el último segundo el triple de Bird o la última jugada de la final del 88 contra los “Bad Boys” de Detroit donde robó el balón a Isiah Thomas y le dijo se acabo. El hacía mejor a sus compañeros, no simplemente les hacía mejores porque jugaban con él, prefería que un Kurt Rambis machacara una asistencia suya, que tirarse él el tiro, porque para eso es Magic y era más fiable…
Entretenimiento, magia, locura… defínelo como quieras pero consiguió que mucha gente a la que no le gustaba el baloncesto se enganchara a él para ver qué demonios se le iba a ocurrir cada vez que tenía el balón. Asistencias inverosímiles, triple tumbado desde el suelo para conseguir un 3+1, mirar a un lado y mandar el balón a otro… Todo lo que era capaz de hacer era innato, espontaneo e inigualable porque eso no se entrena, ni tiene que ver con tu portentoso físico para este deporte… Y cuando más me metí en este deporte, cuando más le disfrutaba, se me retiró por culpa del sida tras hacernos gozar con el “Dream Team” (no nos engañemos, el verdadero equipo soñado sólo fue ese). Cuatro años después volvió, con 36, sólo una temporada para dar clase a unos mediocres Lakers  que consiguieron “brillar” con un 29-11 desde su entrada, clasificándolos para los playoffs aunque cayeran en primera ronda y dando anticipo a la era de Kobe y Shaquille.
Siempre me ha dicho un amigo, a Jordan le copian los tiros, las jugadas, los gestos… pero a Magic es imposible, porque como el no verás jamás a otro, es inimitable… A Jordan le tocó superarse día sí y día también para ser una leyenda, Magic nació con el balón de basket pegado a su mano. Yo nunca le quitaré nada al gran Jordan, pero en los 80 no había tanto marketing a nivel mundial como hubo en los 90, ni tantos videos que grabar, ni tantas imágenes que compilar, ni Magic&Bird salían hasta en la sopa por spots publicitarios y sponsors que ayudaban a resaltar exclusivamente sus virtudes y olvidar, modificar o borrar sus defectos y muchos de los que nos leen han absorbido todo eso en su vida, porque no han vivido los 80 y de la NBA lo primero que asociaban era a Jordan… Ahí también hago hincapié sin que me lo tomen los lectores como una crítica y lo tengan en cuenta, y ya no te digo si preguntamos por el qué saben/sabemos de Kareem o el Dr. J, que he mencionado en el artículo… Juegas con una era de ventaja en este artículo, la que nos ha tocado disfrutar...
                          J .Pedro Núñez: ¡MICHAEL JORDAN! 

Amigo Edu, Jordan es y será el mejor jugador de todos los tiempos pesé a quién pese, pues hasta los ‘Magicmaniacos’ más acérrimos como tú en su fuero interno reconocen que el ‘23’ al final superó a Magic en toda y cada una de las facetas en las que se comparan, y pocos argumentos tangibles de los que echar mano para poner al ‘32’ de los Lakers por el encima del Dios del Baloncesto, palabras que se le acuñan a mi gran ídolo y que son sinónimo del más grande. Y es que más bien se intenta poner un escalón por encima a Magic con argumentos intangibles o sentimentales, como por ejemplo el hecho de que  Earvin podía jugar en todas las posiciones, y a eso se le llama polivalencia y no mejor, no confundas los términos.
Hablas del factor sorpresa con Magic, ¿acaso con Jordan no lo había? ¿No reinventaba el baloncesto en cada uno de sus inverosímiles movimientos o jugadas? ¿Acaso Jordan no levantaba también de sus asientos a los amantes del basket? Podría nombrarte jugadas, jugadas y más jugadas de Michael que solo un elegido como él podía realizar, y no una asistencia que cualquier jugador podría firmar… Así que si tiramos por ahí, también podría decirse que con Magic se sabía dónde iba acabar la bola, en manos de un compañero. Además echa un ojo al número de asistencias que Michael firmó durante su carrera, 5,6 por partido, número que pasa por alto en este tipo de debates como si Michael no pudiese y/o supiese asistir.
También tiras por derrotero de ganar, ¿acaso se recuerda a los segundos? ¿Qué hay más satisfactorio que ganar? Muchos expertos y los más cercanos a Jordan decían que su obsesión era salir a la pista y dar lo mejor de sí mismo en cada partido porque siempre habría alguien que solo le vería jugar una vez, y querían que disfrutasen con él y su juego, así que ahí tienes la respuesta a si Jordan disfrutaba o no sobre la pista, su diversión era que la gente se deleitara con él.  

En los 80 es cierto que la NBA fue relanzada por Magic y Bird, cosa de dos, pero en los 90 la mejor liga del mundo alcanzó las cotas de veneración y lujuria que conocemos hoy en día por ese Señor que portaba el 23 y que noche tras noche mostraba que era el mejor con diferencia. Si mal no recuerdo mis Bulls de aquellos seis anillos también divirtieron muchísimo al personal como por ejemplo en la temporada 1995/96 con récord casi insuperable de 72-10 en temporada regular, y de 87-13 sí sumamos los playoffs.
Si tiramos de gestas o grandes partidos, podría mencionarte muchos, muchísimos. Como ejemplo aquel en el Boston Garden de los 63 puntos en el que Larry Bird dijo: “Hoy Dios se ha disfrazado de jugador de basket”. El Flu Game (partido de la gripe), en el que Utah ya se frotaba las manos pensando que Michael no saltaría a la pista con la eliminatoria empatada a dos, y luego todos sabemos la demostración que Jordan realizó en ese partido totalmente deshidratado. Por no hablar del sexto anillo y el sexto partido, el final perfecto para el mejor de todos: robo a Malone y luego la canasta soñada… Podría nombrarte muchísimos más, pero no quiero aburrir al personal.
“El mejor en su puesto de todos los tiempos”, ahí si estoy de acuerdo contigo en que Magic es el mejor base de todos los tiempos, pero como te decía al principio no tires de polivalencia como coartada. Polivalencia y completo no son sinónimos, no lo confundas, Magic no era un buen defensor y Jordan si, Jordan era la perfección personificada, el jugador total, el jugador más completo tanto en ataque como en defensa. Como dijo Grant Hill en una ocasión: “Si la palabra ‘jugador de baloncesto’ existiese, la foto de Michael Jordan aparecería a su lado en todos los diccionarios y enciclopedias”.

Y ya que mencionas los logros de Magic vamos con los de Michael: 6 anillos, 2 oros olímpicos, un título de la NCAA, mejor rookie del año,  mejor defensor del año en una ocasión, 5 veces MVP de la liga, 6 MVP de las Finales, 10 veces en el mejor quinteto de la liga, 9 veces en el mejor quinteto defensivo, 14 veces All-Star, 3 MVP del All-Star…
Otro aspecto que no quiero dejar pasar es el tema de “hacer mejor a sus compañeros”, aspecto que no se le reconoce tanto a Jordan y si Magic. ¿Crees que Pippen, Kukoc, Horace Grant, Paxson etc etc etc hubiesen alcanzado el nivel y reconocimiento que tuvieron sin Michael? En la pregunta tienes la respuesta, Jordan también hizo mejor a sus compañeros. Sin obviar que el Sr. Jordan consiguió todos los anillos sin un center determinante o medio decente bajo tableros, y Magic siempre tuvo el apoyo de un tal Kareem.
¡¡¡Por favor!!! Decir que Michael tuvo mejor marketing es una aberración. Si fuese por ese tema cualquier estrella de hoy en día sería el mejor jugador de todos los tiempos, ya que en la época de los 80 o 90 no existía la globalización de hoy en día, y en cuanto a tapar los defectos de Jordan ¿Qué defectos? Si era el jugador perfecto tanto en defensa como en ataque.
Michael Jordan fue, es y será el mejor jugador de todos los tiempos y como tal todos quieren copiarlo o imitarlo, todos quieren ‘ser como Mike’ porque saben que es el mejor, el jugador más determinante, y en esta sociedad se intenta plagiar siempre al mejor y no al segundo o tercero, y de ahí que no se intente copiar a Magic porque sería no intentar ser el mejor. Y recordarte que el primer anillo de Michael fue ante tu Magic.

2 comentarios :

  1. Si el argumento de Edu Martinez es que Magic no tuvo el marketing que si tuvo Jordan podríamos decir lo mismo de jugadores anteriores a Magic como Oscar Robertson (único jugador en la historia capaz de firmar una media de triple doble a lo largo de una temporada completa), Wilt Chamberlain (tiene records que jamas serán superados como la media de puntos por partido, más de 50, o los minutos jugados de media en una temporada, más de 48 minutos que es lo que duran los partidos... Bill Russell el auténtico señor de los anillos, George Mikan el Lakers por antonomasia capaz por si solo de obligar a modificar el reglamento del baloncesto... ¿y cuantos más nos dejaremos en el olvido por esa falta de marketing en aquellos años?
    Cierto que Jordan dispuso de más marketing que Magic, pero recordar que Jordan llego en el 84 a la NBA y Magic estuvo activo hasta el 92... y en esos años de coincidencia era Jordan el que llegaba a todos los rincones del mundo ¿por que Jordan y no Magic? ¿por que Jordan y no Bird? ¿por que Jordan y no Olajowon, Malone, Isiah Thomas, Ewing, Jabbar...?
    Si, es cierto que Magic tenía magia... pero Jordan no se quedaba atrás y además tenía una plasticidad no vista antes, un magnetismo que no se había sentido antes... Jordan ya era considerado uno de los mejores de siempre incluso antes de ganar un anillo...
    Para mí aquí no hay debate, Jordan es el mejor de toda la Historia sin lugar a dudas... el debate debería ser por quien es el 2º mejor... que tampoco creo que sea Magic, aunque para muchos si que lo sean... para mi un debate serio sería ¿Larry Bird o Magic?
    http://oscarjugon.blogspot.com.es/2012/07/michael-jordan-el-mas-grande-de-todos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le falta ni una coma a tu comentario Oscar, ¡¡¡chapeau!!!

      Eliminar