Más artículos


Hoy tengo el inmenso placer de presentaros esta entrevista con Mike Hansen, un nómada del baloncesto que nunca le dio miedo afrontar las nuevas aventuras, tal como demuestra el hecho de ser un pionero al jugar en la NCAA con compañeros tan ilustres como Shaquille O´Neal, Stanley Roberts o Chris Jackson, o en dos etapas diferentes en Alemania. Un hombre que como comprobareis en esta charla destila honestidad, sinceridad y caballerosidad a raudales…

J. Pedro.- Una fácil para empezar. Después de tantísimos años ligados al baloncesto ¿Cuál es la pregunta que nunca te han hecho y que te gustaría que te hicieran?
Mike.- Posiblemente si en mi carrera he jugado mejor de uno o de dos jajaja

J. Pedro.- Sobre eso te preguntaré más adelante jajaja… Infinidad de equipos en tu curriculum profesional. Echando la vista atrás, ¿Por qué tu carrera podría definirse con la palabra ‘nómada’?
Mike.- He ido siempre a sitios donde me han querido. En EEUU estuve cuatro años en la Universidad, tres en el Fórum y tres años en el Bayer Leverkusen, en los otros equipos estuve menos tiempo por circunstancias de la liga y un poco de mi puesto, y nunca he tenido miedo a ir a un sitio nuevo. Con la Ley Bosman hice las maletas y me fui sin ningún tipo de miedo a Alemania.

J. Pedro.- Pionero al ser el primer español en jugar en la NCAA por el gusanillo que te metió tu padre. ¿Puedes hablarnos de aquella maravillosa experiencia?
Mike.- Me crie en Madrid. Mi padre era profesor de la base aérea de Torrejón de Ardoz y desde muy pequeñito me encantaba el futbol americano, y mi padre siempre me llevaba a las tantas de la madrugada a ver la Final Four en directo y empezó a gustarme mucho el baloncesto. Era un sueño que tenía de pequeño: “Papa algún día me gustaría jugar ahí en la Universidad, en el basket universitario”… Más que la NBA porque por aquel entonces me gustaba mucho más la NCAA, y comencé a jugar en el Canoe y en el Estudiantes. Empecé a destacar lo que me dio la posibilidad de ir a EEUU a realizar lo que aquí antes era el COU y tuve la suerte de seguir trabajando, de perseguir mi sueño y ser el primer español en jugar en la primera división.

"Es obligación de cada uno de nosotros intentar mejorar este deporte dentro de nuestras posibilidades" 
J. Pedro.- ¿Qué evolución como jugador y persona pudiste conseguir en EEUU que en Europa nunca hubieses alcanzado?
Mike.- Ahora se ha igualado bastante en muchas cosas a lo mejor no tanto en la organización. En lo que es fuera de la cancha estamos a años luz, en la cancha se ha acercado mucho más, pero los buenos, porque cualquier jugador americano mediocre es mucho mejor que un jugador europeo mediocre.
Creo que mejoré al irme allí al ver otra cultura de lleno, jugar a una edad muy joven con 17 o 18 años enfrente de mucha gente. Tienes que entender que entre los 18 y 22 años nosotros jugamos delante de 20.000 espectadores cada día e incluso delante de muchos más. Y cogí más físico, más rapidez, más agresividad, más anotación… y a lo mejor eso fue la causa de que perdiera el molde de ese base madrileño más director, más típico.

J. Pedro.- Shaquille O´Neal, Stanley Roberts y Abdul-Rauf, no todos tienen en su hoja de servicios el haber compartido vestuario con tal elenco de jugadores, ¿Qué te impresionó de cada uno de ellos?
Mike.- Stanley Roberts fue mi compañero de habitación durante un año entero y le tengo muchísimo cariño. Cuando llegó a Louisiana era bastante mejor que Shaquille O´Neal en ataque, pero años luz. Lo que no tenía era esa agresividad en defensa, ese amor propio. Él venía de una familia muy pobre, tenía problemas académicos y eso quizás no le permitió llegar a dónde podría haber llegado. Es una bellísima persona y me quedo con su compañerismo.
Shaquille O´Neal. A día de hoy y dentro de mis humildes conocimientos baloncestísticos el jugador más dominante que ha existido en el baloncesto jamás. No el mejor pívot, pero sí el más dominante de todos los tiempos

J. Pedro.- ¿Te refieres a la posición de pívot o a nivel general?
Mike.- No no, hay pívots que tienen más calidad como Kareem, Olajuwon… pero no hay ningún pívot en la historia tan dominador como él. En la era moderna él cambió las defensas, cambió muchas cosas. Es más si te acuerdas, en los Lakers sus cuatro o cinco años buenos parecía que jugaba contra niños. Eso no lo hacía ni Jordan.
Michael Jordan era un jugador aparte, muy especial, pero nadie ha dominado como lo hizo Shaquille. En la Universidad era un jugador muy callado, parece mentira, era muy tímido…

J. Pedro.- Parece difícil de creer bien su trayectoria…
Mike.- Si así es. Era tímido, sus respuestas eran sí o no. Luego empezó a coger más confianza con la prensa y nunca he visto un jugador con esa altura tan atleta como él… Saltaba, corría, era ágil y además de todo eso tenía un orgullo tremendo, no le gustaba perder a nada… Grandísimo compañero, bellísima persona y muy gracioso dentro del vestuario, muy payaso.
Y por último Chris Jackson, yo le llamo así, porque luego cuando se fue a la NBA se cambió el nombre. Es el mejor jugador que he visto jamás. Nunca he visto en la NBA a un jugador jugar de esa manera, me tocó defenderle un año entero porque en la universidad tuve que estar un año sin jugar e iba con él a realizar tiros y jugar unos contra uno, y nunca he visto hacer las cosas que hacía ese jugador con 1,83 pelados: un tiro espectacular, rapidez, manejo de balón, su saber estar que creo que también tenía que ver con el síndrome que tenía (Tourette) y que le hacía tener un poder de concentración mayor que el de cualquier otra persona normal y le he visto hacer cosas increíbles.

J. Pedro.- ¿Fueron los mejores años de tu vida profesional? ¿Por qué?
Mike.- Si, es más ahora con mis hijos y mi mujer es una etapa muy bonita… pero en mi vida profesional esos cuatro años universitarios fueron los mejores de mi vida. Jugar sin ningún tipo de presión porque tienes todo pagado, estas en una ciudad universitaria de 35.000 alumnos de tu edad, jugando a lo que te gusta, viajando por todos EEUU, las fiestas, la amistad con muchísimos compañeros. Fueron cuatro años magníficos, la verdad.

"Tenemos un problema muy gordo, que es volver a crear afición desde abajo" 
J. Pedro.- Al oírte hablar de la NCAA se me ocurre comentarte sobre si sería posible implantar ese modelo en España…
Mike.- No me canso de decirlo, creo que nos hemos equivocado en España en cómo se ha planteado el baloncesto. Hemos copiado el modelo del fútbol muy erróneamente porque el baloncesto no tiene nada que ver con el fútbol que es un deporte de masas y el baloncesto es un deporte universitario. Sería mejor que se fomentara el baloncesto escolar y universitario y que no se opte por canteras de clubes y jugar al baloncesto diez meses al año. Y nos hemos equivocado. Los americanos son los mejores y es por algo, sí que es verdad que tienen grandísimos atletas pero ellos tienen un sistema de competición y unas estructuras del baloncesto que habría que copiarlo y adaptarlo por supuesto a nuestra cultura, y nos estamos dando cuenta ahora de cómo está el baloncesto profesional, como está la ACB, como está la Leb, Leb Oro, Leb Plata…

J. Pedro.- Está todo patas arriba…
Mike.- Si a lo mejor habría que replantear todo un poco. El material lo tenemos. El jugador español es un grandísimo jugador, ha ido evolucionando, mejorando y ahora es la envidia de Europa, y ahora sería el momento de replantear todo un poco… Replantear el sistema de competición, fomentar mucho más el baloncesto desde minibasket hasta arriba, teniendo que ser las propias universidades las que dieran el paso de la mano de la Federación, porque creo que el deporte universitario es algo que se ha perdido en nuestro país.
"Hay mucha gente del basket que tendrían que estar en puestos que ocupan otros..."

J. Pedro.- ¿Cuál debería ser el paso intermedio para que los jóvenes no notarán tanto el salto a la ACB?
Mike.- Primero la ACB tiene que reestructurar todo, ya no se pueden pagar esos cánones. Si nadie puede subir que cierren la liga y hagan otro sistema de competición, o que los cánones esos que hay que pagar y que son desorbitados de la época en donde había mucho dinero hacen mucho daño a la LEB que nadie pueda subir. Este año a lo mejor puede subir alguno, pero hace mucho daño y eso también quita ilusión a los jugadores… creo que tantas ligas no es bueno: EBA, Leb oro, Leb plata… son tantas ligas que no se sigue ninguna al final.

J. Pedro.- Si yo creo que al final lo que hace es restar nuevos adeptos a este deporte con tantas divisiones o ligas…
Mike.- Por lo menos a  mí me lo parece. Habría que replantear todo como te decía. El baloncesto escolar habría que fomentarlo mucho más, es una competición que se ha ido perdiendo y al final cuando las cosas no van bien las canteras tampoco, y el damnificado es el deporte del baloncesto… Hay que replantearlo todo pero desde abajo.

J. Pedro.- Error común de algunos entrenadores de base, querer ganar a toda costa olvidando la parte más importante, la formación del jugador ¿Por qué ocurre tal hecho?
Mike.- Porque hemos copiado el fútbol así de claro. No tengo nada en contra del fútbol, pero es que ese deporte se lo puede permitir porque es de masas. Un chaval de cuatro años puede jugar al fútbol perfectamente, es solo correr y pegar patadas, lo puede hacer cualquier niño de cuatro años. Pero el baloncesto es un deporte que involucra mucha más coordinación, mucha más técnica, un chaval coge menos coordinación con los brazos antes que con las piernas… Hemos intentado competir con el fútbol y no es así.

"El Baloncesto está tiritando... La ACB está muy tocada, clubes muy tocados, no sale a la luz porque no se dice" 
J. Pedro.- Muy erróneamente…
Antes los mejores entrenadores estaban abajo. Yo recuerdo el tener grandísimos entrenadores de pequeño, pero grandísimos. Ahora los buenos entrenadores están arriba y nos hemos equivocado, los grandes formadores, los grandes entrenadores de fundamentos tendrían que estar entrenando a los chavales de abajo, de minibasket para arriba. Entonces estarían formando a la vez nuevos entrenadores jóvenes y tendríamos una buena base o estructura, y no estaría todo basado en ganar o perder y ese es el tema.
Está claro que cuando compites quieres ganar pero no es fin del mundo, si pierdes no pasa nada. Si estás haciendo un trabajo honrado, bueno, y un buen servicio para tu club, colegio o donde sea no debes estar esclavo de las victorias, me parece erróneo en el mundo amateur. En el profesional es otra cosa, se tiene poca paciencia.
En el amateur hay que transmitir uno valores para el día de mañana como en otros muchos deportes: enseñarles a ganar, perder, a levantarse tras una derrota para seguir trabajando, ver los resultados, coger confianza cuando ves que el equipo ha ganado… todo eso te forma para el día de mañana. Y si empezamos a echar a entrenadores o presionar a los chavales con ganar a toda costa y si encima los padres echan leña al fuego desde la banda llamando a los árbitros de todo pues nos estamos equivocando muchísimo del camino que hay que coger en este deporte.


J. Pedro.- Puede decirse que no asustaba las nuevas aventuras o abrir puertas a otros, y por ello emigraste a Alemania en dos épocas diferente cuando por aquel entonces lo normal era quedarse en España, ¿Por qué hiciste las maletas para jugar en Alemania?
Mike.- Esa primera aventura que me fui a EEUU… Mi padre era americano pero yo no había vivido nunca allí solo había ido de visita ya que tengo mucha familia americana. Entonces esa primera aventura me fue tan bien y vi mundo, y al abrirse las fronteras con la Ley Bosman veía que la ACB tenía los tres extranjeros, yo jugué casi toda carrera con esa normativa, no hablamos de dos sino de tres, con lo cual solo había dos nacionales jugando en los quintetos si recuerdas bien
"Cuando un club gasta más de lo que tiene, la culpa es tanto de la ACB como del propio club. Todo viene por pensar que esto es fútbol"

J. Pedro.- Si, lo recuerdo perfectamente…
Mike.- Con lo cual se dio la circunstancia de jugar fuera, de vivir otra etapa, de ser importante, de ganar dinero y el poder conocer otro baloncesto. Siempre me ha gustado la aventura y me fui al Bayer Leverkusen. Tenía la posibilidad de Francia y Grecia pero me decidí por Alemania en donde el entrenador era americano y confió en mí diciéndome que iba a jugar de dos y no de uno, y si no quería iba a ir al banquillo. Me gustó su proyecto, me convenció y me salieron tres años magníficos en Leverkusen: jugando dos Korac, una Suproliga y siendo Bosman del año llegando a la final y sobre todo sintiéndome importante otra vez no siendo un nacional de apoyo sino como te digo un jugador importante, donde se me exigía porque me iba como un jugador Bosman es decir, como extranjero, con lo cual tenía que producir y eso a veces un jugador lo necesita…

J. Pedro.- El sentirte importante de nuevo…
Mike.- Los tres extranjeros acaparaban casi todo el protagonismo y mi cuerpo me pedía el asumir responsabilidades, cambiar de aires, cambiar de forma de jugar, de mentalidad de baloncesto y no me arrepiento para nada.

J. Pedro.- Pablo Martínez, escribió un maravilloso artículo sobre tu persona exaltando tu grandísima muñeca entre otras muchas cualidades… ¿El tirador nace o se hace?
Mike.- Es una buena pregunta. Creo que un poco de las dos cosas, y algo de puntería tienes que tener. Eso es como los grandes tiradores de arco o de escopeta, pero estoy convencido de que las repeticiones te hacen meterlas. Está claro que tienes que tener la suerte de tener buenos entrenadores que te enseñen la técnica, y también que un tirador se hace a base de repetición y trabajo, trabajo y más trabajo.
En mi caso, de pequeño era más penetrador y no tenía mala puntería, con lo cual me puse a tirar, tirar y tirar, hora tras hora, tras hora, todos los veranos, y al final también se hace el tirador.

"...Tal como está el país creo que hay que ser más honrado y las cosas hay que hacerlas de otra manera" 
J. Pedro.- ¿Te gustaba jugar de base o de escolta?
Mike.- En las dos jajajaja… Me gusta tener el balón en mis manos. Quitando los tres años de Leverkusen en donde tenía un base magnifico, Chuck Evans, tipo Pablo que sabe dar el balón donde la quieres, perfecta tras el bloqueo para levantarte. Quitando esos tres años, me gustaba tener siempre el balón en mis manos, subirla yo y ser un base más anotador. Me ha gustado correr el contraataque, me ha gustado penetrar, tirármelas… es difícil, depende de cada etapa, depende de quién tienes de base y que sistema de juego tienes. Si el base no es de los que te la da, prefiero jugar de uno y buscarme la vida. Si tengo un base como Pablo, Chuck o algunos otros que he tenido en mi carrera que prefieren pasar antes que tirar, de escolta me lo he pasado divinamente.

J. Pedro.- Baloncestísticamente hablando, ¿Qué época de la temporada te apasiona más? ¿Por qué?
Mike.- Me encanta siempre cuando llega marzo. Me encanta a pesar de que haga un poco de frio porque se acaba el invierno, los días son más largos, se acerca la fase final de la NCAA, los playoffs de todo. Ese es el periodo que más me gusta.

J. Pedro.- Preguntas cortas…
J. Pedro.- ¿Te impacta?
Mike.- Los desastres naturales.
J. Pedro.- ¿Te ocupa?
Mike.- Mi trabajo.
J. Pedro.- ¿Te preocupa?
Mike.- Mi mujer y mis hijos, que estén siempre bien y sanos.
J. Pedro.- ¿Te apasiona?
Mike.- El baloncesto
J. Pedro.- ¿Te supera?
Mike.- La envidia y la gente que mete mano en las cajas, que mete mano donde no tiene que meterla
J. Pedro.- ¿Te inspira?
Mike.- Toda esa gente que se levanta temprano y lucha para sacar adelante este país
J. Pedro.- ¿Te pierde?
Mike.- El turrón de Suchard de chocolate
J. Pedro.- ¿Te mata?
Mike.- Ahora mismo el CB Valladolid, me está dando unos dolores de cabeza tremendos.
J. Pedro.- ¿Te falta?
Mike.- No me falta nada gracias a Dios. Tengo salud, mi familia y grandes amigos
J. Pedro.- ¿Y te sobra?
Mike.- Ser menos cabezota, siempre me doy cuenta después.

J. Pedro.- El pasado 19 de junio cogiste las riendas del CB Valladolid para dos meses después presentar tu dimisión ¿Cuál fue la situación en la que te encontraste el club? ¿Cuáles fueron las líneas a seguir para intentar hacer reflotar el barco pucelano?
Mike.- El Alcalde y la ciudad querían que cogiese las riendas, yo tenía mi proyecto y mis ideas que creo que este club necesita llevar a cabo pero los números eran mucho más negativos de los que en principio se me dijo. Desgraciadamente el CB Valladolid no tiene ningún tipo de autonomía puesto que pertenece totalmente a la Fundación del Club Baloncesto Valladolid. Si no tenía el apoyo de la Fundación con mi equipo era imposible el seguir trabajando y no la tuve, y por eso mismo me tuve que ir.
No me daba miedo el reto, sabía que el club estaba mal y por eso quise traerme un entrenador de la casa. Roberto no quiso continuar por el mal año y la mala experiencia que tuvo. Gustavo Aranzana me dijo que si y teníamos una plantilla, mayoritariamente de nacionales, y con dos extranjeros de mucha calidad para venir aquí… Un equipo humilde, pero trabajador. Pero al no tener el apoyo de la Fundación y rechazando un poco a mi equipo de trabajo, no a mí, sino a ellos, y el Alcalde no se volcó ni para un lado ni para otro… Así que para estar ahí sin poder hacer nada creo que tomé la decisión correcta.
Me duele por Gustavo y por los jugadores que querían venir y creían en el proyecto y por supuesto por la afición, pero por lo menos tengo que ser sincero con la forma con la que yo quiero trabajar, no podía hacer lo que yo quería hacer y así no pinto nada como presidente del club.

J. Pedro.- ¿Tiene estocada y media el CB Valladolid? ¿Podrá salir de la UCI?
Mike.- Va a ser complicado, la derrota de este pasado fin de semana fue muy dura porque si ganas tienes un poco de aire, y ahora tienes que ir a Barcelona, Tenerife… y son otras tres semanas de angustias, de malas noticias… los números son tan malos y tan drásticos que te van comiendo porque no ha llegado un sponsor, la deuda sigue igual, incluso cinco meses más tarde y sin haberla reducido nada. Es muy 
complicado el baloncesto especialmente en este club.

J. Pedro.- ¿Cómo es posible que haya trabajadores que no cobren y no se tengan problemas a la hora de fichar? ¿Cuáles son los argumentos aludidos para convencer a los jugadores para que vengan a Pucela?
Mike.- El Alcalde dijo que si no había patrocinador no se podía salir, los que están en el club han salido. Se fichan jugadores y no se ha pagado a la gente de atrás y no sé. Yo no puedo hacerlo y como va en contra de mis valores, me fui Juanpe…


J. Pedro.- Muy loable por tu parte…
Mike.- No sirvo para eso. Prefiero tener diez y gastar nueve, que todo el mundo cobre y trabajar dignamente con un proyecto para hacer las cosas bien, y no tirar para adelante rezando para que llegue un sponsor. Tal como está el país creo que hay que ser más honrado y las cosas hay que hacerlas de otra manera.

J. Pedro.- Cuando un club gasta más de lo que tiene ¿de quién es la culpa? ¿Por qué la ACB mira hacia otro lado con situaciones como esta?
Mike.- La culpa es tanto de la ACB como del propio club. Al final todo viene por la estructura de pensar que esto es el fútbol. Estuvo Canal+ que dio muchos millones, mucha gente ganó mucho dinero, hubo mucha gente trabajando en Barcelona en la sede de la ACB, tres árbitros, los árbitros ganando mucho dinero, “venga vamos hay que poner un presupuesto mínimo de tres millones y pico”… los equipos no generaban eso, pero como era lo que se tenía que hacer para la liga se hacía y se gastaba más, más, más, y cuando pasan cinco o seis años la deuda es insoportable y ahora está pasando lo que se está viendo, muchos equipos han desaparecido o han caído.

J. Pedro.- “El club ha querido ser algo que no es”, esa fue una de tus frases en tu despedida como presidente, ¿No es precisamente ese uno de los males de muchos clubes e incluso de nuestro baloncesto?
Mike.- En el caso nuestro sí. Hemos intentado ser algo que no somos. Tú ves las instalaciones que tiene el club, las oficinas, son dignas de un club de Euroliga. ¿Pero madre mía esto qué es? ¿Cuánto dineral se han gastado aquí?... que aún se debe.
Esto es mucho más fácil, hacer un equipo atractivo y contra más jugadores de la tierra mejor. Castilla y León es una tierra donde han salido muchos entrenadores muy buenos, con lo cual también puede ser de la tierra y con la filosofía de club y con ello ilusionar a la gente. Lo demás es cuento chino, castillos en el aire.
Hablo por mi experiencia aquí, pero sé que en otros clubes, porque tengo amistades, se ha hecho prácticamente lo mismo. En otros han pagado el pato y han desaparecido.

J. Pedro.- Te hacía la pregunta anterior porque el Consejo Superior de Deportes emitió un informe demoledor, desmentido posteriormente por la ACB, sobre la situación de nuestros clubes que podría acarrear la posible suspensión de pagos ¿Qué conclusiones sacas al respecto?¿No se debería haber encauzado antes esa situación?
Mike.- ¿Por qué hemos llegado a esta situación en España? Nadie va a inventar nada nuevo y nos hemos gastado lo que no hemos tenido, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Los bancos han dado unos prestamos con unas cantidades brutales sabiendo que esas nominas en algún momento no iban a llegar. Hemos intentado vivir rápido, ser ricos rápido, desde lo que es la vida real hasta el baloncesto y en el deporte general porque mira el balonmano como está, el fútbol tres cuartos de lo mismo, y el baloncesto está tiritando y es como consecuencia de que no hemos sido serios, repito no hemos sido serios en ningún aspecto.
Yo siempre pongo un ejemplo, mira como está la Bundelisga de baloncesto y de fútbol. En mi segunda etapa en Alemania estoy en Cáceres y ficho por el Brandt Hagen que empezó la liga sin sponsor, así que eso para un equipo alemán es lo nunca visto, pero bueno empezamos sin patrocinio. Llegaron los problemas económicos, nos debían un par de nominas y al volver de navidades entrenamos y al día siguiente nos reúnen en la sede del club con un representante del gobierno para comunicarnos que se cerraba el club. El Gobierno no veía viable al club, no tenía sponsor, no podía cubrir el presupuesto pactado… Así que nos pagaron las dos nominas, el billete de vuelta a casa y la carta de libertad, y así es como se trabaja en otros países.

J. Pedro.- Era una pregunta que te iba a realizar más adelante pero viendo lo que me comentas sin duda copiarías el modelo de la Bundesliga para la ACB…
Mike.- Claro que si, y la seriedad y ser tajante en las cuentas. Esto es lo que tú tienes, pues eso es lo que te gastas. Y si te gastas más tienes que presentar facturas de que has generado más dinero, has tenido un nuevo sponsor pero no puedes sobrepasar el límite, eso tiene que establecerlo la liga desde arriba abajo, y después el Gobierno por supuesto a las ligas.
La estructura tiene que hacerse de otra manera porque para un jugador no es nada agradable que este cinco o seis meses sin cobrar, una secretaría este diez meses sin cobrar, un proveedor siete meses sin cobrar… porque al final es todo un cadena que lo único que consigue es destruir familias, destruir ilusión y destruir un club.

J. Pedro.- Últimamente se está hablando mucho del sistema de competición de nuestra liga, aludiendo que está obsoleto y señalándolo como el principal problema para no atraer nuevos adeptos, ¿no crees que es solo la punta de iceberg y hay muchos más problemas que habría que atajar antes? ¿No sería empezar la casa por el tejado?
Mike.- La ACB está muy tocada, clubes muy tocados, no sale a la luz porque no se dice. Cuanto antes empiece a cambiar la estructura mejor. El Joventut está empezando a volver a su filosofía de antes, no sé porque la abandonaron. El Estudiantes también tiene que hacer lo mismo que está fatal. Cajasol ha fichado a mucha gente joven.
Nadie puede competir con el Madrid y el Barça, no son sociedades anónimas deportivas, tienen el dinero del futbol y están a otras cosas. Aparte de eso el resto de los clubes tienen que ver el modelo que mejor les va a ellos y a su ciudad, fomentar un poco más la cantera y vivir acorde a sus límites y no por encima.

J. Pedro.- Te hacía referencia al sistema de competición, ¿Cómo lo ves? ¿Hay que cambiarlo?
Mike.- Creo que se tendría que hacer una liga mucho más corta de meses, diez meses me parece una burrada, esto no es fútbol, la NBA no dura eso y juegan muchos más partidos. Eso de meter a Francia y Portugal no me gusta nada, me parece absurdo. Se podría hacer una liga con más partidos, más corta e incluso para acotar un poco los viajes dividir la liga en conferencias: norte y sur, este y oeste… no sé cómo podría hacerse, pero jugar más partidos en menos tiempo y abaratar un poco costes de viajes. Y luego algún sistema de playoffs donde generes un poco más de ilusión, pero claro eso hay que generarlo es fácil hablar.Lo que está claro es que el sistema está obsoleto, no funciona y hay que cambiarlo de alguna manera.


J. Pedro.- Desde tu experiencia  ¿por dónde se debería empezar a trabajar para sentar las bases de una liga sólida y consistente?
Mike.- Hay mucha gente de baloncesto que tendrían que estar en puestos que ocupan otros, no todos, pero sí que creo que hay gente muy válida y muy competente, gente del baloncesto de toda la vida con grandes ideas que en este país no sé porque no se utiliza la sabiduría del entrenador o jugador, de la gente que han mamado esto toda la vida. Empezaría más por ahí escuchando a los que han sido jugadores, entrenadores, aman este deporte y no tanto al empresario que se piensa que esto es una empresa y que muchas veces se equivoca. Hay muchos competentes pero otros que también han llevado a los clubes a la ruina.
Como esto no es fútbol habría que replantear un poco la estructura de los clubes, con unas directivas distintas. Y el principal problema viene desde abajo, tenemos que volver a generar ilusión desde abajo, desde minibasket, desde los colegios, desde el aficionado del mañana. ¿Quién ve el baloncesto en la tele? Tú, yo y poco más, las generaciones nuestras, pero los chavales no ven el baloncesto. Recuerdo perfectamente de pequeño, entre los diez y doce años, que cuando llegaba el domingo por la mañana el poner la tele a las doce de la mañana para ver el partido que echaban en la televisión española un Cacaolat contra el Estu por ejemplo ¡¡¡no me lo perdía!!! ¿Cuántos chavales de esa edad están pensando en ver el partido del fin de semana?

J. Pedro.- Muy pocos
Mike.- Así es. Y ahí tenemos un problema muy gordo que es el volver a crear afición desde abajo, rejuvenecer un poco la afición del baloncesto. Si eso lo tienes, gente volcada con el baloncesto, que quiere ver basket, ahí vienen los sponsor, la televisión… pero el trabajo no es tanto hacer una liga de una manera u otra o de una manera más atractiva…. Volvería a poner el partido de All-Star en Navidad, los mejores jugadores de la liga porque esto que hacen al principio de la liga es un rollo patatero y no lo sigue nadie.

J. Pedro.- Y encima dentro de un horario laboral…
Mike.- No tiene ni pies ni cabeza, yo volvería a intentar hacer un carrusel con todos los partidos a la misma hora, intentaría un partido All-Star a mitad de temporada en el que los aficionados voten a los jugadores, un concurso de mates y triples en condiciones y como te decía empezar desde abajo, crear un nuevo sentimiento entre los chavales, que digan “oye papa, mama, llévame a ver un partido del Cajasol o del Joventut”, ahí es donde ganas audiencias.

J. Pedro.- Test corto para ir finalizando y conocerte un poco mejor:

J. Pedro.-  Una película
Mike.- Rocky I
J. Pedro.-  Un libro
Mike.- Raíces de Alex Haley
J. Pedro.-  Un acontecimiento histórico:
Mike.- La caída el muro de Berlín
J. Pedro.-  Un jugador de siempre
Mike.- Julius Erving
J. Pedro.-  Un partido histórico
Mike.- Cuando por fin Julius Erving ganó la NBA en el 83 frente a los Lakers
J. Pedro.-  Un rival al que te hubiese gustado enfrentarte:
Mike.- Posiblemente a Michael Jordan
J. Pedro.-  Un jugador con el que te hubiese gustado compartir vestuario: 
Mike.- Nikos Galis
J. Pedro.-  Un compañero de equipo
Mike.- Oscar Schmidt
J. Pedro.-  Un entrenador
Mike.- Dale Brown
J. Pedro.-  Un equipo
Mike.- Atlético de Madrid
J. Pedro.-  Una ciudad
Mike.- Madrid
J. Pedro.-  El rival más duro al que te has enfrentado:
Mike.- Croacia con Drazen Petrovic
J. Pedro.-  Una manía
Mike.- No puedo irme de un pabellón sin meter la última canasta

 J. Pedro.- Algún mensaje que te gustaría transmitir a los lectores de esta casa y a los aficionados en general…
Mike.- Ya sé que ahora mismo todo es muy negativo, pero tenemos que intentar buscar lo positivo. Si todos podemos buscar porque nos enamoramos del baloncesto e intentar promocionar eso que nos hizo a nosotros engancharnos, pues a lo mejor podemos salir de esta nube negra en la que nos encontramos inmersos ahora mismo. Acordarnos que nos dio este deporte e intentar promocionarlo entre todos para crear un poquito de viento a favor, un poco de positivismo ya que yo soy una persona muy positiva y no me gusta ser negativo para nada, me gusta levantarme después de las derrotas. Este deporte nadie va a poder acabar con él porque es un magnifico deporte que nos ha dado grandes momentos al baloncesto español y los que nos quedan por dar, y es obligación de cada uno de nosotros intentar mejorarlo dentro de nuestras posibilidades.

Desde aquí agradecer a Mike su gran predisposición para charlar largo y tendido y sin paños calientes sobre todos los temas, y desear que muy pronto comande algún proyecto ACB. Si tuviésemos a más personas con tus ideales nuestro baloncesto reflotaría sin lugar a dudas… ¡¡¡Gracias crack!!! 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada