Más artículos


Nuestra liga lenta e inexorablemente está languideciendo sin que nadie parezca que vaya a tomar cartas en el asunto, al menos desde los grandes estamentos. Sin una persona física que dirija el cotarro, Beto Agustí fue destituido o despedido, y con el barco ACB sin un capitán que dirija sus maniobras, nuestra liga está en un momento realmente delicado, quizás el que más de los últimos años, sin bien es cierto que esta bola de nieve tiempo atrás empezó a rodar cogiendo cada vez más tamaño y fuerza sin que nadie la viera venir o se hizo la vista gorda.

Tal situación ha generado un decrecimiento paulatino en las audiencias e interés, teniendo su punto más álgido en este curso con unas cifras paupérrimas que el Diario ‘As’ lanzaba días atrás. Cuando la televisión emite un partido de baloncesto de la Liga Endesa únicamente tres de cada cien personas lo ven… para mear y no echar gota, así de rotundo y sencillo a la vez.

¿Problemas que han acarreado esta situación? Muchísimos, y del que todos vosotros estáis hartos de debatir o leer en las redes sociales y que no enumeraré pues son del todo conocidos.

Hasta ahí todo más o menos bien, nosotros los aficionados o consumidores finales del ‘producto’ nos quejamos amargamente de una situación caótica para la que parece que nadie encuentra soluciones, y de la que nosotros si tenemos la varita mágica para ello… “Se podría hacer esto u otro aquello para hacer crecer nuestra liga, pero claro, yo como aficionado no puedo hacer nada, simplemente resignarme o quejarme”.

No es del todo cierta esa última afirmación o pensamiento que nos invade a todos y cada uno de nosotros. En estos tiempos en los que todo está globalizado, y en los que internet y/o redes sociales son el arma más poderosa, tenemos una buena, mejor dicho, una gran vía para hacer llegar nuestra liga, con sus grandísimos defectos, hasta el último rincón habido y por haber.

¿Qué cómo? Con unos simples botones para el cuales no se tarda más de dos segundos en pulsar: ‘Retwittear’ o ‘Me gusta’. Esa es nuestra gran arma, para vender nosotros mismos nuestro ‘producto’, insisto con sus defectos,  a todos aquellos que pasan o no están interesados en la Liga Endesa. No es lógico que por ejemplo se le haga infinidad de ‘retweets’, y cuando uso este calificativo me refiero a una cantidad indecente, al jugador X en twitter porque simplemente diga que va a desayunar las galletitas de los campeones o porque se va a afeitar la barba, y luego pasen inadvertidos innumerables artículos, entrevistas, crónicas, etc. de incontables webs/blogs que es lo que realmente expansionará nuestro deporte a límites insospechados, una vez más con sus grandes imperfecciones.

Por ello, no todas las piedras se pueden o deben tirar hacia el mismo tejado, y deberíamos empezar por nosotros mismos, dejando a un lado los intereses ‘bastardillos’ de cada uno, este que escribe el primero, para difundir cada buen artículo que se lea, independientemente del medio que sea, y para ello, insisto, tenemos dos botones que son dos poderosísimas armas y que no cuesta nada utilizar.

0 comentarios :

Publicar un comentario