Más artículos


Una vez finalizado el suplicio del Eurobasket, si suplicio, por el juego desplegado por la mayoría de selecciones que si acaso nos han dejado unos cuantos partidos buenos, no puedo sino tener cada día más ansias de que la Liga Endesa 2013/14 de su pistoletazo de salida, pues a pesar de que muchos apuntan a la dichosa crisis como el acabose de nuestra liga, no puedo estar más en contra de esa afirmación al ver como muchos clubes se han reforzado y los que quedan aún por hacerlo, pocos, que a buen seguro nos depararán alguna que otra sorpresa agradable.

Es cierto que el mercado se ha movido más lento de lo normal con respecto a otros años y que los clubes no han tirado la casa por ventana, mirando cada euro de su/s inversión/es como un preciado tesoro y esperando que se produzcan algún que otro movimiento de los grandes para encajar sus piezas. Pero viendo los fichajes de Pere Tomàs, Shermadini, Nacho Martín, Oliver, Hodge, Sato, Lafayette, Germán Gabriel, Toolson, Caner-Medley, Cabezas, Panko, Rabaseda, Bourousis, Nachbar… no puedo sino ilusionarme y mucho ante los equipos tan competitivos que han montado la mayoría de clubes de nuestra liga.


Hablo de ilusión y no puedo dejar de pensar en muchos equipos, como por ejemplo el ‘Fuenla’. Ferrán López ha vuelto a demostrar, ¿cuántas van ya?, que es un magnifico secretario técnico y se ha sacado de la chistera un equipo que a buen seguro volverá a ser aquel Fuenlabrada que hace un par de temporadas enamoraba a casi todos. A la chita callando, el ‘Fuenla’ ha adquirido a Cabezas y Panko, que unido a Feldeine no hace sino pensar en grandes ‘logros’ para el equipo fuenlabreño. Pero ojo que ese tridente podría ser un cuarteto de autentico lujo a nada que Javi Vega, Mejeris, Paunic o Arnold sorprendan gratamente con su rendimiento.


Otra palabra que azota mi mente es la reinvención y hace que piense en un equipo maño, el CAI de José Luis Abós. Un club que año tras año da un pasito más para reencontrarse con aquel majestuoso e histórico equipo de los 80 y 90 que hizo las delicias de todos nosotros, demostrando que no hay nada mejor que tener un gran equipo de trabajo en la secretaría técnica para acometer la desmembración parcial que sufre cada curso el equipo. Sanikidze, Shermadini y Tomàs son los nombres ilusionantes de este nuevo proyecto, sobre todo los dos últimos. Los maños han reunido a la pareja interior titular de Georgia, y a nada que se adapten a nuestra liga prometen dar mucha consistencia al equipo. Luego tenemos a Pere Tomàs que huele a gran alero de aquí a no mucho y Shermadini que podría formar un dueto interior, ¿torres gemelas?, con Norel una vez que este se recupere de su lesión.


Ilusión, reinvención… y no sé porqué pero pensar en el ‘Granca’ y en Pedro Martínez para mi es sinónimo de tallar gemas como Nacho Martín, cuyo salto exponencial la última temporada en Valladolid ha sido brutal (no descubro nada nuevo con esa afirmación) y al que tengo muchísimas ganas de ver en acción una vez que pase por el ‘taller’ de Pedro… ¿Hasta dónde llegará Nacho tras la ‘ITV’ de Pedro? ¿Cuál será su techo? Tampoco habrá que perder de vista a Oliver tras su magnífica temporada en la Penya y a O´Leary, que puede alternar la posición de ‘3’ y ‘4’, y que por tanto formará una pareja terrorífica con Newley o el propio Nacho Martín según coincida con algunos de ellos en pista.

Y de tallar gemas a pulir diamantes en bruto de la mano de Don Aíto García Reneses con su Cajasol imberbe. Nadie mejor que Aíto para exprimir el máximo jugo a esa plantilla tan inexperta, como ya hizo en el pasado con los Navarro, Gasol, Rudy, Ricky… y ahora lo hará a buen seguro con Satoransky, quien ya dio un gran salto exponencial en su juego el pasado ejercicio, Josep Franch, el técnico madrileño le hará retornar a la senda del estrellato al que apuntaba no hace mucho, o Willy Hernangómez que bajo su halo construirá los cimientos de una carrera muy prometedora.


De la inexperiencia al polo opuesto, la experiencia de la mano del Bilbao Basket lleno de boinas verdes, ‘soldados’ curtidos en mil batallas, y como suele decirse la experiencia es un grado, tal como quedó demostrado la pasada temporada con los problemas económicos que asolaron al club bilbaíno y que en ningún momento hizo perder el rumbo a la plantilla. Una  plantilla que vuelve a ilusionar con nombres como Germán Gabriel, que dará un plus de anotación al equipo tanto al poste bajo como desde la línea del 6,75, o como por ejemplo las renovaciones de Mumbrú, Hervelle, Grimau y Raül López que eran los mejores fichajes a realizar para mantener las bases de este proyecto.


Alegría y sobre todo diversión es la que ofrecerá el nuevo ‘Estu’ con tres jugadores que especialmente me ponen y mucho: Rabaseda, Banic y Nogueira. Pero sin obviar al gran artífice y comandante en jefe de este proyecto colegial, Txus Vidorreta, entrenador que sin hacer ruido y sin grandes alharacas haya donde va crea proyectos sólidos y contrastados... No puedo reprimir mis ansias de ver sobre la pista al trío mencionado más las bombas de sus dos artificieros, English y Kuric.


De la diversión pasamos a dos pasos al frente. Esos pasos son los que está obligado a dar el Valencia Basket y más aún viendo como se han reforzado los taronjas. Los dirigentes valencianos han sabido exprimir cada euro de sus arcas para armar un equipo que bajo la dirección del teniente Perasovic sembrarán el terror en sus rivales. Sato, todoterreno y espíritu animal donde los haya, Lafayette, experiencia y puntos desde la posición de base, Triguero y su trabajo oscuro bajo los aros, Aguilar y su crecimiento continuo año tras año, más los Doellman, Dubjlevic, Martínez… no hacen sino pensar en un serio aspirante a destronar a los grandes cocos de nuestro basket.

Destronar o arrebatar es lo que querrá para sí el nuevo Unicaja de Joan Plaza, el mejor fichaje sin duda alguna que podrían haber realizado desde club malagueño. Nadie mejor que Plaza para dar estabilidad y tranquilidad a un proyecto que lleva muchos años dando tumbos, y prueba de ello fue lo que hizo con el Cajasol en una situación similar a la malagueña, siempre guardando las distancias claro está. Unicaja ha conseguido reclutar a un hombre que vivió sus mejores años en nuestra liga, Caner-Medley, y todo hace indicar que con el protagonismo adecuado volverá por sus fueros dentro de su hábitat natural, la ACB. Toolson aportará la anotación que siempre le faltó al club desde el exterior, es el referente con mayúsculas en esas posiciones. Luego está un base que el pasado año dejó a un lado la irregularidad para convertirse en toda una realidad, Jayson Granger y que en Málaga debe asentarse definitivamente. Para finalizar tres nombres que en buena medida deberán ser el termómetro de este equipo y que bajo sus hombres harán que Unicaja este arriba o no: Dragic (la sorpresa agradable del Eurobasket), Kuzminskas (veremos cómo se adapta a nuestra liga, por falta de condiciones no será) y Suárez, que tiene ante sí el reto de dar un golpe sobre la mesa y demostrar que no se le ha olvidado esto de jugar al basket.


Destronar, arrebatar, despojar… Palabras que querrán muchos pero en el caso del Baskonia su término es mantener lo conseguido, seguir siendo la tercera opción a Barça o Madrid. El Laboral Kutxa tirará más que nunca del Espíritu Baskonia para seguir en la cúspide, ese espíritu que le hace competir en cualquier situación y ante cualquier rival. Y para ello Querejeta ha tirado de un viejo conocido que precisamente tuvo su primera experiencia en los banquillos ACB en Vitoria, Sergio Scariolo. El conjunto baskonista le sirvió al italiano para catapultar su carrera y sin lugar a dudas su fuerte carácter le vendrá de perlas a un vestuario un tanto perdido en los últimos tiempos. Luego está el fichaje más ilusionante hasta la fecha para la afición, Hodge, un base anotador que de su rendimiento y adaptación estará en buena medida las opciones del Baskonia. Lamont Hamilton, pívot rocoso, que viene a dar consistencia a un juego interior un tanto irregular en la última campaña. Y Adam Hanga, que bajo la tutela de Andrés Nocioni tendrá la difícil misión de dar solidez a la posición de tres.


Y de mantener a seguir siendo el rey de la colina, a continuar custodiando la bandera de esa cima a la que tanto ha costado retornar. Habló del Real Madrid de Pablo Laso 3.0. En una tercera temporada en donde los aficionados esperan que tanto el equipo como Laso, sobre todo este último, evolucionen para paliar las carencias que se mostraron el pasado curso. Una de esas carencias, el juego interior y su anotación, parecen estar resueltas de un plumazo con el fichaje de Bourousis. Y solo eso, con la llegada del griego, el Madrid fortalecerá un aspecto del que adoleció el equipo en el pasado, carácter. Junto al internacional griego, ha llegado Mejri un pívot con escasa experiencia en la élite, una sola temporada en el Obradoiro, pero con mucho margen de mejora y que precisamente también ha mostrado carácter en Santiago de Compostela. Si eso le sumamos los Rudy, Rodríguez, Mirotic, Carroll, Llull… solo podemos pensar en un Madrid que de nuevo luchará por todo.


Hablaba del rey y pasamos a otro rey, el Barça, que querrá ‘robar’ el trono en el que se aposentó el Madrid el pasado ejercicio. Y para ello, una vez más,  Joan Creus ha conformado una plantilla temible armada hasta los dientes con el todoterreno Papanikolau, un alero a la vieja usanza que aportara el equilibrio necesario en todo equipo no exento de calidad. Maciej Lampe, que abandonó Vitoria, para dar más anotación al juego interior blaugrana y de paso algo más de consistencia, lunar que el polaco intentará tapar en su juego de una vez por todas. Y Bostjan Nachbar, jugador de una calidad exquisita, que dará clases magistrales de talento tanto en la posición de tres como de cuatro. Pero ojo que no solo de ellos vivirá este nuevo Barça, ya que no podemos olvidarnos de Don Juan Carlos Navarro, Ante Tomic o Lorbek, que buscará volver por sus fueros demostrando que un mal año lo puede tener cualquiera.


Pero si hubo un equipo que enamoró de verdad durante la pasada campaña ese fue el Obradoiro. Un conjunto gallego que bajo la dirección del Alquimista Moncho Fernández nos hizo vibrar, palpitar, emocionarnos, exaltarnos… y todos los calificativos habidos y por haber. Y en esta campaña todas esas emociones a buen seguro que volverán a respirarse en el Multiusos Fontes do Sar con los nuevos fichajes: Delas, Scott, Xanthopoulos, Muscala… ¿Por qué alguien duda de la rentabilidad de las nuevas incorporaciones del Obra? ¿Alguien duda del buen hacer, contrastado año tras año, de la secretaría técnica gallega?


A buen seguro que los aficionados canarios, los del CB Canarias, me acusaran de no acuñarles la palabra enamoramiento, ya que su equipo les llevó a un enamoramiento de locura al vencer a todo un Real Madrid en el Palacio o al Baskonia, por poner dos ejemplos muy gráficos. Pero para el conjunto amarillo la palabra relacionada sería atractividad por la propuesta de juego dispuesta por Alejandro Martínez, el que para muchos debió ser el entrenador del año. Una propuesta decidida por el juego vistoso y rápido que condujeron a altas anotaciones, y que Martínez querrá mantener a toda costa al conservar a casi todo el plantel con los fichajes de Juanpi Gutiérrez, que ya conoce la ACB de sobra, y Luke Sikma, que en la LEB ha dejado muy buenas sensaciones.

Volver a empezar podría ser la terminología apropiada para el UCAM Murcia después de acabar en la decimotercera posición la pasada temporada y que ha hecho que sus dirigentes den un cambio radical en su plantilla con siete jugadores nuevos. Jugadores, que como es lógico y normal, ilusionan a la afición rojilla. Rodrigo San Miguel es una incorporación muy ilusionante y máxime si recupera el nivel mostrado en Manresa. Davis es la ametralladora que necesita todo equipo para no pasar apuros. Wood será el francotirador, el jugador que donde ponga el ojo ponga la bala, y Orupke debería ser un muro infranqueable. Pero quienes deberán tirar del carro serán Berni Rodríguez, Tillie y Antelo, un José Ángel que buscará en esta temporada terminar de asentarse como uno de los mejores ‘4’ de la competición.

Y por último cuatro equipos que en mayor o medida tienen sus historias unidas entre sí, bien sea por problemas económicos o porque un día fueron grandes animadores de la competición con las plantillas de las que disponían. Hablo del Joventut, que necesita primero ir recuperándose económicamente para volver a ser la PENYA con mayúsculas, el CB Valladolid, que a pesar de toda la vorágine en la que se ha visto y se vio inmerso soñará con repetir temporada, y la Bruixa D´or y Gipuzkoa Basket que para nada querrán revivir los fantasmas del descenso del pasado ejercicio…

Por todo ello solo puedo tener unas ansias infinitas de que el balón sea lanzado para el salto inicial de la temporada 2013-14 y desear a cada una de las aficiones… ¡¡¡QUE VUESTRO EQUIPO CUMPLA CADA UNO DE VUESTROS SUEÑOS!!! 

0 comentarios :

Publicar un comentario