Más artículos


Durante la pasada temporada ya se suscitó el debate entre los aficionados y prensa entre cual de los dos jugadores, Mirotic o Ibaka, debería acudir con la Selección Española a las Olimpiadas de Londres. El debate generado fue variado y pintoresco, en el que cada uno defendía la presencia de alguno de ellos con razones en la mayoría de los casos bien argumentadas.

Ese debate fue apagándose a medida que Mirotic perdía protagonismo en el Madrid (no siendo el único responsable en esa pérdida) e Ibaka demostraba en la NBA que no hay mejor intimidador ahora mismo en el panorama baloncestístico. Hasta ahí era todo más o menos comprensible, ya que comparando el rendimiento de ambos la balanza se declinaba claramente a favor de Ibaka, estando muy presente la marca NBA.
Pero llegamos al mes de abril, donde Nikola Mirotic levanta bastante polvareda al declarar en la revista Gigantes que rechazaría ir con España como invitado, y que emplearía ese tiempo en descansar y mejorar aspectos de su juego. Lógicamente ante aquellas declaraciones el debate se reabrió nuevamente, aunque se continuaba en la misma tesitura, las prestaciones de Ibaka hacían impensable su descarte en la carrera final por estar en Londres. Sólo unos espectaculares playoffs de Mirotic, podían dar un vuelvo a la situación de 360º, pero desgraciadamente una inoportuna lesión dejo sin esa oportunidad al hispano-montenegrino.

Llegó el momento en que el seleccionador, Sergio Scariolo, dio a conocer la lista de los seleccionados para acudir a las Olimpiadas y como era presumible, el ala-pívot del Real Madrid no acudía como invitado (Mirotic 1 – FEB 0)…. España conseguía la medalla de plata frente a EEUU y hasta que no estuviese más próximo el Eurobasket 2013 el debate estaba más que zanjado o eso parecía.

Solo fue un parecía, puesto que Mirotic hacía que saltara la liebre días atrás con las siguientes declaraciones: “No sé si jugaré con España o Montenegro. Hay opciones de jugar con Montenegro, no lo rechazo, ni mucho menos. Entiendo que cause sorpresa, pero han pasado cosas que no me han gustado, habrá tiempo para hablar de eso. No tengo prisa de jugar con la selección, igual que otros tampoco la tienen. No quiero ir con España cuando ellos quieran, cuando falte alguien. Me gustaría ir para ser importante”.

Las declaraciones están ahí y cada cual las interpreta de una manera: "desde pataleta o no admitir que solo se puede escoger una opción a día de hoy, y que esa opción es más válida que la suya, hasta que es lógico y comprensible que se sienta como segundo plato y a nadie le gusta sentirse así"… A groso modo son las dos grandes vertientes generadas en las redes sociales. Lo que queda clarísimo es que Nikola ha jugado sus cartas en una medida de presión hacia la FEB y ahora son ellos los que tienen la pelota sobre su tejado. Asunto por otro lado que podría haber quedado despachado bastante tiempo atrás con la convocatoria y disputa de minutos de Mirotic en un partido con la absoluta. Lo que hace que me decante por un Mirotic 2 – FEB 0, aunque Nikola no sea parte directamente implicada en este último apunte.

Y ahora de cara al Eurobasket 2013, ¿Quién debería acudir, Ibaka o Mirotic?, ¿sería justo convocar a Mirotic para una selección un tanto ‘light’, para luego volver a repescar a Ibaka en el Mundial tal como se está insinuando?. Descafeinada, porque de cara al Europeo se apunta cada vez con más fuerza la no presencia de Pau, Navarro, Calderón e Ibaka, que tras su renovación con los Thunders estos podrían forzar o instar al congoleño a descansar el próximo verano.

Obviando por un momento el Eurobasket 2013, Mundial 2014 o como quiera llamarse el torneo en sí y sin eludir que de un día para otro pueden producirse mil situaciones, a día de hoy están son las credenciales que presentan ambos jugadores:

Serge Ibaka: Capacidad física, juego por encima del aro e intimidación. Son las tres bazas más fuertes en su juego, en el que poco a poco va mejorando otros aspectos. Su aportación es fundamental dentro del engranaje de los Thunders, siendo titularísimo del subcampeón de la NBA. Para muchos prescindir de todo un NBA en un baloncesto en el que cada vez se apuesta más por el musculo y la intimidación, sería sinónimo de locura. Aunque su utilización o rol dentro de la selección diseñada por Scariolo es un tanto secundario y ante ese panorama podría optarse por la otra cara de la moneda, Mirotic. El propio jugador ha manifestado ante tal infrautilización: "Si las cosas siguen así, yo no vuelvo".

Nikola Mirotic: Tiro de larga distancia, buena visión de juego, capacidad para correr y penetrar, juego de pies formidable aunque no se prodigue demasiado y unas condiciones que invitan a pensar en él como un jugador desequilibrante en una Final Four o partidos de la máxima importancia. Llamado a ser el cuatro abierto desatascador que desde la marcha de Garbajosa no tiene nuestra selección, y que facilitaría la obtención de espacios para uno de los ‘Gasols’ dentro de la zona. Su futuro es la NBA, pero a día de hoy todavía no es ni tan siquiera el jugador franquicia del Real Madrid –aunque tenga mimbres para ello-, y su rendimiento se muestra un tanto irregular por aquello de la edad, por tanto si solo nos quedamos con esto último el elegido sería Ibaka.

Muchos catalogan de baldía la controversia que está suscitando la elección a favor de uno u otro. Quizás lleven razón en que no es el momento idóneo para ello y que solo el futuro dictará sentencia, pero ese futuro llegará más pronto que tarde y para entonces debería tenerse clara la elección y el rol del 'agraciado' para evitar malos entendidos... Aunque para entonces podría ser demasiado tarde ya que ninguno de los protagonistas de toda esta historia parecen estar contentos con su situación.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada