Más artículos


El 25 de septiembre de 2001 el mejor jugador de todos los tiempos anunciaba su segundo return a las canchas para algarabía y felicidad de todos los amantes del basket.

Estaba clarísimo que rondando los cuarenta años no podíamos asistir al Michael Jordan de antaño, aquel que era todo explosividad y físicamente un portento. Pero si de algo pueden presumir los grandes cracks es del aspecto mental y ahí Jordan se situaba entre los más grandes sino el que más, y como este es un deporte de listos Michael supo desenvolverse a las mil maravillas en esa nueva NBA donde los Kobe Bryant, Tim Duncan, Latrell Sprewell, Shaquille O´Neal, Paul Pierce, Kevin Garnett, Iverson, McGrady, Vince Carter… Eran la nueva camada de jóvenes llamados a ser los nuevos estandartes de la liga y a los que Jordan querían enfrentarse para comprobar de qué madera estaban hechos, en una motivación más del ‘23’ de tantas como había buscado durante su carrera para continuar en la cima.

En esta nueva versión Jordan era más lento y pesado, pero no estaba ni muchísimo menos exento del talento y la depuradísima calidad que le acompañó durante toda su carrera, y aunque hubo voces que tildaron de ‘fracaso’ total y absoluto esta andadura de MJ, este nos dejó unos números que para un jugador de su edad y tras dos años retirados no eran nada desdeñables (22,9 puntos, 5,2 rebotes, 1,42 robos) y máxime cuando la NBA en la que había reinado poco tenía que ver con la que se encontró en su regreso, donde el talento ya no era la nota primordial sino más bien pasaba a un segundo plano para dar cabida a una liga mucho más física, donde el musculo iba pasito a pasito imponiéndose al talento y eso en un jugador de 40 años tenía que notarse.

Y aunque se notó en contadas ocasiones, continuó brindándonos su magia y aurea en multitud de ocasiones como por ejemplo el 29 de diciembre de 2001 cuando anotó 51 puntos ante los Hornets, o cuando a la edad de 40 años anotó 20 o más puntos en 42 partidos, 30 o más en nueve y 40 o más en tres choques… Otro record, uno de tantos que consiguió durante su carrera, lo firmó el 21 de febrero de 2003, cuando se convirtió en el primer jugador de la NBA en anotar más de 40 puntos con 40 años frente a los Nets, a los que les endosó 43 puntos.

Personalmente para este que escribe fue una autentica gozada volver a deleitarme o más bien disfrutar con este regalo que nos brindó el más grande durante esas dos temporadas, y solo hay que echar un vistazo a lo que sigue para ver que la magia a los 40 continuó de la mano del aquel mítico 23…
(Ver 2ª parte del artículo)

2 comentarios :

  1. OMAR FERNANDO MOLINARI25 de octubre de 2015, 2:56

    DE LOS MEJORES ATLETAS DEL SIGLO EN EL PLANETA.....EL MEJOR BASKEBOLISTA QUE VI EN MI VIDA Y CON UN CARISMA IMPRESIONANTE ...IDOLO DE MILLONES DE ARGENTINOS QUE LO VEIAMOS POR TV CON SU ESPECTACULAR EQUIPO LOS CHICAGO BULLS...ETERNAMENTE MICHEL JORDAN....NUNCA OTRO IGUAL........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me lo permites, de los mejores atletas de la historia

      Eliminar